Pasillos y recibidores de estilo  por Jean-Paul Magy architecte d'intérieur

Quinchos: un área social en el jardín

Quinchos: un área social en el jardín

Los quinchos son las áreas sociales de los exteriores que nos dan la posibilidad de disfrutar del aire libre y del calor en los días veraniegos e incluso en las épocas lluviosas o invernales…
Los quinchos son las áreas sociales de los exteriores que nos dan la posibilidad de disfrutar del aire libre y del calor en los días veraniegos e incluso en las épocas lluviosas o invernales…

Los quinchos no son precisamente parte indispensable de una construcción como lo puede ser una cocina, por ejemplo, pero esto no mengua en lo más mínimo su popularidad. Y es que los quinchos son las áreas sociales de los exteriores que nos dan la posibilidad de disfrutar del aire libre y del calor en los días veraniegos e incluso en las épocas lluviosas o invernales. Sin importar el clima, todos sentimos la necesidad de salir un poco, el encierro no solamente es muy perjudicial para la salud física y psicológica, sino también resulta sumamente aburridos estar encerrados. De por sí en centros urbanos muy grandes, un pequeño espacio exterior como un patio, jardín, terraza o balcón siempre representan un alivio y la posibilidad de cultivar nuestras plantas y flores favoritas, así como tener un espacio que nuestros hijos disfruten o que nos dé la posibilidad de adoptar una mascota que de otra forma nos daría lástima tener encerrada en un departamento. Es de estas ansias de libertad, de comunión con la naturaleza, el sol y el aire libre, unida a la naturaleza profundamente gregaria del ser humano que surge esta necesidad de crear ese espacio especial, donde podremos juntar todos estos placeres. Nacen los quinchos y con ellos un montón de diferentes tipos y ramificaciones, todas ellas pensadas para hacer más placenteras nuestras horas transcurridas en exteriores.

Al tratarse de espacios eminentemente familiares o sociales, fue surgiendo la necesidad de incorporar comida o medios para prepararla en estos espacios. De ahí vienen las parrillas, hornos de leña o cocinas exteriores. El caso es que los quinchos continúan reinventándose e incorporando cada vez más elementos que los convierten en ambientes secundarios que a menudo nos brindan casi tantas comodidades y atracciones como nuestra propia casa.

Tipos de quinchos 

Los quinchos pueden ser calificados en 3 tipos de acuerdo con la existencia o no de paredes en ellos. Pueden ser quinchos abiertos, que son aquellos que no poseen cerramiento vertical y que resultan ideales para climas más benignos ya que permiten que corra el viento; los quinchos cerrados que tienen la ventaja de poder usarse todo el año, ya que crean un microclima en su interior, los quinchos independientes, que son estructuras que no se encuentran conectadas en forma alguna a la casa principal o quinchos parcialmente conectados, que aprovechan la estructura existente de la casa para que su construcción parta de la vivienda principal. 

Quinchos abiertos 

Muy populares en climas tropicales o mediterráneos, los quinchos abiertos tienen la ventaja de hacer que la experiencia al aire libre sea mucho más completa. No están climatizados, así que la temperatura que experimentaremos dentro de ellos no variará más que por la sombra que nos regalan de la del exterior. La ventilación nos permite percibir los aromas de la naturaleza o de la región en la que se encuentren, como pasa en locaciones playeras por ejemplo, en las cuales el disfrute del aire marino hace la experiencia más completa. También nos permiten tener un amplio rango de vegetación dentro de ellos con lo cual el contacto con la naturaleza es aún más sensorial.

Otra ventaja es que la incorporación de parrillas, cocinas exteriores u hornos de leña en sus predios no resultará en una enorme cantidad de humo atrapada en este ambiente, ya que la falta de paredes favorece la ventilación. De todos los tipos, estos quinchos nos permiten una comunión con la naturaleza mucho más completa. Estos quinchos también se llaman gazebos. 

Quincho cerrados 

Los quinchos cerrados se construyen con cerramientos verticales para poder utilizarlos todo el año. Si bien cuando están cerrados a cal y canto la experiencia no es muy distinta de la de reunirse en el living de casa, suelen tener puertas corredizas de vidrio que hacen que el espacio se integre con el exterior en un santiamén. Muy comunes en lugares con climas sumamente fríos e inhóspitos, donde vientos fuertes pueden hacer difícil disfrutar de los exteriores, al menos logran transmitir esa sensación de vacaciones más fielmente que las áreas sociales que se encuentran dentro de la casa. También es frecuente encontrarlos en climas demasiado calientes, donde en las horas de más altas temperaturas el aire acondicionado puede hacer una diferencia significativa. Si los quinchos cerrados incluyen cocinas exteriores, parrilla u hornos de leña, es importante contar con un extractor de humo o campana, o el ambiente se volverá viciado en cuestión de minutos. Estas estructuras suelen ser muy completas incluyendo hasta baños en ocasiones. A estos quinchos también se les conoce como “jardines de invierno”. 

Quinchos independientes 

Los quinchos independientes pueden localizarse en cualquier parte del patio o jardín y los encontramos a menudo en lotes con una extensión de terreno muy amplia. Se construyen por ejemplo, para estar más cerca de una pileta y para contar con ciertas comodidades propias de una casa sin tener que caminar hasta la cocina o el living. Algunos de estos quinchos albergan incluso un dormitorio o al menos un sofá cama que se pueda utilizar como cuarto de huéspedes. En E.U.A. se les conocer a veces como “pool house”. 

Quinchos unidos a la casa 

Estos quinchos constituyen una especie de extensión, que a veces se denomina galería. Su finalidad es la de brindar esa posibilidad de contacto exterior, sin estar completamente expuestos a los elementos. Este tipo de quinchos suele mantener elementos de diseño similares a los de la casa principal, ya que de lo contrario desentonaría y mucho. Se construye con los mismos materiales y se puede acceder a ellos tanto por el jardín como desde el interior de la casa. 

Elementos que completan los quinchos 

Como comentábamos más arriba, los quinchos tienen las mismas necesidades que otras áreas sociales en nuestra casa, esto quiere decir que eventualmente necesitaremos incorporar elementos propios de la cocina, el living y el comedor, como una toma de agua con grifo y bacha, conexiones de gas y electricidad y de plomería si estos espacios cuentan con baños. Lo mismo ocurre con el amoblamiento. Mesas ratonas con sillones o sofás, mesas de comedor con sus respectivas sillas, hornallas, horno o parrilla y hasta heladera y un espacio para guardar los utensilios necesarios para una comida, incluyendo vajilla y cubertería. Idealmente en el quincho podemos hacer una versión más rústica de las áreas sociales de casa, que combinen mejor con los eventos más informales que se llevan a cabo al aire libre. No tenemos que olvidar una barra o bar, donde se puedan hacer cocktails u ofrecerle a nuestros invitados una cerveza bien fría en uno de esos días calurosos o un licor más fuerte cuando refresque o una copa de vino que maride bien con la comida que planeamos servir. 

Los quinchos como salas de juego 

Muchos quinchos incorporan elementos de entretenimiento que pueden ir desde mesas de pool, billar, ping pong o metegol, hasta objetos más sofisticados como televisiones y juegos de video. Esto convierte a los quinchos en una especie de centro de entretenimiento donde sobretodo los más chicos, pasarán horas de horas disfrutando con amigos. Para que el quincho se convierta en una sala de juego no hace falta más que una buena mesa y sillas y cartas o distintos juegos de mesa.

Casas de estilo  por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!