7 Decoradores y Diseñadores de interiores en Mendoza

Área de servicio

¿Cuándo necesito un arquitecto de interiores?

Cuando llega el momento de hacer una reforma en casa, el profesional adecuado para contratar es el arquitecto de interiores. El mismo tendrá a su cargo la modificación de la estructura de la vivienda o departamento, muchas veces reciclando o dando una nueva vida al espacio preexistente. Pero muchas veces, el rol de este especialista se confunde con el decorador  de interiores o diseñador. 

Diferencia entre un arquitecto y un diseñador de interiores

La arquitectura de interiores se ocupa del diseño del espacio de una construcción existente. Se lo conoce también como interiorismo, y tienen en consideración el uso humano del espacio, abarcando no solo el aspecto estético sino también el funcional. Otros aspectos que integran la labor del interiorista son la la iluminación, la acústica, y la climatización del interior de la vivienda. La organización espacial original de un edificio siempre está a cargo del primer arquitecto; las intervenciones posteriores en el interior es probable que no mantengan el mismo esquema. En las estructuras antiguas suelen demolerse paredes para unificar espacios.

Un edificio reformado puede parecer el mismo de siempre en el exterior, pero el interior puede ser totalmente renovado. En estos casos el arquitecto de interiores debe ser respetuoso de la impronta del lugar y también de las  necesidades cambio de los usuarios. A la hora de hacer una reforma, si el edificio tiene una buena estructura, es ideal para dar el puntapié inicial en el proceso de reciclado.

Una de las prácticas más comunes de la arquitectura de interiores es la llamada “adaptive reuse” o reutilización adaptativa, que es lo que comúnmente llamamos reciclado. Forma parte de la arquitectura sustentable tan de moda en la actualidad, donde se busca conservar los recursos existentes buscándole una nueva función.

De todos modos, muchas veces las funciones del arquitecto de interiores y el diseñador o decorador se superponen y confunden. Muchas veces el arquitecto puede decorar, pero los decoradores no tienen la formación académica para llevar a cabo una refacción o una obra de remodelación.

Diseño de Interiores

El diseño de interiores se encarga de la decoración y la ambientación de un espacio. Esta disciplina está completamente ligada al concepto estético, pero tiene que tener en cuenta la funcionalidad del mismo. De nada sirve una decoración sofisticada y bella que sea poco práctica o que se convierta únicamente en un recinto para mirar, si poder usar por miedo a arruinar lo logrado por el profesional. Los diseñadores de interiores no tienen una formación exhaustivamente dedicada a la construcción como el el caso de los arquitectos de interiores, pero tienen que dominar esta disciplina ya que pueden trabajar en conjunto. 

Pero la especialidad que dominan y cumple un rol fundamental en su profesión es la empatía con los clientes y la psicología, como para poder sumar carácter a cada espacio tocando la fibra que cada dueño de casa necesita para sentirse a gusto en su propio hogar. El diseño de interiores se centra en que el espacio sea funcional, estético y adaptado al estilo de vida de las personas que viven allí. 

La actividad incluye el tratamiento del espacio interior e incluso la elección o sugerencia de objetos decorativos, mobiliario y equipamiento. También puede gestionar compras de suministros a precios convenientes, aprovechando los descuentos que se le suelen dar a profesionales. Algunos de los temas que tienen a su cargo los diseñadores son la elección de las cortinas, papel tapiz, alfombras, tapizados, y también la combinación de colores, la disposición de los muebles y la elección de los artefactos de iluminación.

Y por último, pero no por eso menos importante, la organización de objetos decorativos como obras de arte y ornamentos. La elección de las obras de arte muchas veces corre por cuenta del comitente, pero el decorador puede orientar sobre la forma de exhibirlos para que se luzcan mejor y estén seguras y bien acondicionadas en el espacio que les sea destinado.

Costo de un arquitecto de interiores en Mendoza

Los honorarios promedio de un arquitecto de interiores en Mendoza rondan los AR$24.500, aunque en ocasiones pueden llegar a alcanzar los AR$180.000. Estas variables dependen de la duración de la obra y de la calidad de materiales elegidos en la misma.

¿Cómo encontrar un arquitecto de interiores adecuado? 

El equipo de homify cuenta con una nutrida y completa lista de profesionales entre los  que se pueden encontrar varios arquitectos de interiores. Muchos están especializados en rubros como la acústica o la iluminación del espacio. Para quien quiera hacer especial hincapié en estos aspectos, lo mejor es inclinarse por un especialista en el tema. A la hora de elegir lo ideal es analizar concienzudamente sus antecedentes y trabajos previos. 

En nuestro site podrás encontrar a varios de ellos para que puedas comenzar el proceso de investigación. Lo ideal es poder visitar algunas obras realizada por el profesional que se haya elegido, ya que es mucho más certero e impactante. Si estás buscando un arquitecto de interiores en la ciudad de Mendoza, no dejes de hacer click en este enlace.