4 Contratistas

Área de servicio

¿Qué hace un contratista general?

El contratista general es aquel que supervisa el control general de toda la obra ya sea de una residencia o bien de un comercio. Este profesional puede trabajar individualmente o mediante una compañía. En su deber se encuentra la calculación del coste estimado del trabajo a llevar a cabo, los productos y equipos requeridos para el mismo y la planificación del proyecto en cada una de sus fases. Generalmente visita el lugar donde la obra se llevará a cabo para analizarla con determinación antes de que el trabajo se ponga en marcha. A continuación te presentamos los servicios fundamentales de un contratista general:

Trabaja conjuntamente con el arquitecto para que la planificación de tu edificación se lleve a cabo al pie de la letra y de la mejor manera posible. En caso de surgir un inconveniente en el transcurso de la obra, estos dos profesionales juntarán sus ideas para llegar juntos a una solución satisfactoria. El contratista general es comúnmente asociado con los subcontratistas que se encargan de trabajos específicos, entre los cuales se encuentran: la instalación eléctrica, las tuberías de agua, la pavimentación, la carpintería y la pintura del hogar. Este experto pone en conjunto los trabajos de cada uno de los profesionales especializados. Coordina y se comunica de manera eficiente, asegurándose así de que los costes se mantienen dentro del presupuesto pactado y de que el trabajo se lleva a cabo a término y de la mejor manera posible. El contratista trazará una línea de tiempo del proyecto y presentará a su cliente la fecha de finalización una vez gestionadas las apretadas agendas de los distintos subcontratistas. Además se asegurará de que no haya retrasos innecesarios ni cargos adicionales incurridos en el proceso. Este experto también proveerá a los propietarios de un coste estimado que incluye el material requerido, el pago de cada uno de los subcontratistas y su costo laboral o su margen de beneficio. Una vez el proyecto se ponga manos a la obra, el contratista realizará visitas regulares al lugar para resolver cualquier tipo de duda o cuestión que pueda surgir de un subcontratista o del propietario. De esta manera se evitarán posibles retrasos, problemas comunicativos y errores por falta de información. Muchas veces se requiere un permiso especial antes de llevar a cabo una obra, una demolición, etc. Los contratistas generales llevarán a cabo las reuniones pertinentes con los inspectores, arreglando y coordinando horarios para completar toda la documentación necesaria. Otra de las responsabilidades de un contratista general es la seguridad de la propiedad en cuestión, al igual que el aprovisionamiento de los materiales y el reciclaje de los desechos de la obra.

¿Por qué debería contratar a un contratista?

Si no tenés experiencia dirigiendo un proyecto de construcción, entonces es prácticamente obligatorio que consideres la contratación de un contratista general que tenga los conocimientos requeridos que se llevarán a cabo en cada etapa de tu proyecto. Con lo cual te asegurarás de que todo el trabajo se mantenga bajo control. Esto es extremadamente importante en los grandes proyectos. A continuación te presentamos algunas de las mayores ventajas que conlleva la contratación de un contratista general:

Los contratistas te sacarán ese estrés y ansiedad que se genera al llevar a cabo un proyecto de construcción por uno mismo.  Ellos tienen los conocimientos necesarios respecto a todo lo relacionado con edificaciones y los materiales ideales para las mismas. No tendrás que hablar con todos los subcontratados para coordinar su trabajo. Para un propietario inexperto, esto puede llevarte mucho tiempo ya que es complicado decidir cuál subcontratista es el más idóneo para tu proyecto, el cual se deberá llevar a cabo a término y con acabados espléndidos. El coste estimado de un proyecto puede provocarte un enorme dolor de cabeza sin un profesional. Si un subcontratista realiza un cambio, lo comunicará al resto y será necesaria una reconstrucción. En ausencia de un contratista general, vos tendrás que hacerte cargo de todo lo relacionado con las aplicaciones y servicios para tu proyecto en el ayuntamiento. Un contratista te dará mucha paz mental. Por ejemplo, si se ocasionara un desperfecto en el transcurso del proyecto, el profesional se encargará de solucionarlo y vos no tendrás que asumir ningún tipo de responsabilidad. Los costes de reparación por algún error se descontarán del presupuesto predestinado al pago del contratista general, con lo cual no tendrás que añadir más dinero del que ya esté pactado.

El contratista no solo está a cargo de la dirección del proyecto, sino que también se encarga de la gestión de riesgos y gestión de las operaciones. Este experto estará a tu lado desde el principio hasta el final de la obra, cuidando cada uno de los pequeños y grandes aspectos de la misma.

¿Cómo puedo encontrar a un contratista en Lima ?

Podés buscar un contratista en varias páginas de Internet, donde también encontrarás mucha información sobre ellos. Para cualquier contratista profesional o compañía, te sugerimos que investigués primero en su página web para saber exactamente el tipo de trabajo en el que tienen experiencia. Quizás sería conveniente que comparés precios entre contratistas antes de llegar a un pacto final. Si alguno de tus amigos o familiares ha tenido un proyecto de obra hace relativamente poco tiempo y está satisfecho con el trabajo que se llevó a cabo en su hogar, preguntale quién fue su contratista. Un contratista local de Lima puede ser una buena opción, siempre y cuando preguntés a tus conocidos sobre su credibilidad y reputación en la zona.

¿En qué cosas debo poner atención cuando contrato a un contratista enLima ?

Contratar a un contratista general que sea eficiente y productivo no es una tarea fácil. Definitivamente querrás a alguien que sea fiable, organizado, resolutivo y comunicativo, para que puede llevar a cabo el trabajo de manera conveniente. Te presentamos los aspectos más destacables en los que deberás poner mayor atención antes de contratar a un contratista:

Mirá si el contratista es licenciado o si tiene las cualificaciones necesarias para tu trabajo. Es muy positivo el hecho de que el contratista esté trabajando para una asociación de profesionales con buena reputación. Preguntá cuáles son sus políticas respecto a la compensación salarial de los trabajadores, los daños de propiedad y si ofrece un seguro de responsabilidad. Informate sobre sus años de experiencia en el campo de trabajo y el lugar físico donde tiene situada su oficina. Indagá respecto sus proyectos finalizados y su reputación con sus antiguos clientes, de esta manera sabrás si tiene acciones legales o si está declarado en bancarrota. Pregúntale al contratista sobre su metodología de trabajo respecto a la supervisión y organización de los subcontratistas. Procurá que su explicación sea precisa y detallada. Asegurate de que el presupuesto en el contrato cubre los pagos de todos los profesionales relacionados con el proyecto y de que todas las transacciones quedan registradas con exactitud. Lo último que querrás será tener que lidiar con las quejas de un subcontratista porque tu contratista no le pagó sus honorarios. El contratista deberá presentarte un cronograma con las fechas de inicio y fin de proyecto, una lista de los materiales requeridos y las tareas de limpieza. Preguntale cómo planea acomodar en el calendario los posibles cambios y contratiempos que pudieran llegar a surgir sin que estos cambien demasiado el cronograma. Sería conveniente que visitaras el lugar de trabajo durante el transcurso de la obra para verificar que todo el proceso se está llevando a cabo de la manera correcta. El contratista debe ser capaz de proporcionar algún tipo de garantía en donde se refleje que se ocupa de todas tus necesidades. Esto puede evitarte cualquier disputa o problemas legales en el futuro. Preguntá por un precio estimado a, al menos, dos o tres contratistas generales para comparar los costes antes de elegir a uno de ellos. Si te ofrecen un presupuesto muy bajo, podría ser equivalente a un trabajo deplorable. Si el precio es demasiado alto, deberás indagar bien el porqué de dicho coste. También te aconsejamos que negocies los términos y condiciones de pago, al igual que aclares que sólo harás el último pago una vez estés satisfecho con el resultado final.

¿Cuánto me puede llegar a costar un contratista y cómo puedo mantener sus precios bajos?

Los costes variarán dependiendo del tamaño, la complejidad y la ubicación del proyecto. También verás diferencias dependiendo de la reputación y la experiencia del contratista, la cantidad de subcontratistas que serán requeridos en tu obra, los materiales elegidos para la misma, etc. Para recortar un poco los precios, podrías optar por unos materiales más baratos pero que tengan una buena calidad y sean de tu gusto. Solicitá un contrato en el cual figure el precio exacto estimado de antemano, con lo cual te evitarás tener que invertir más dinero durante el transcurso de la obra.

Si el proyecto que tenés en mente es pequeño, o bien si tenés experiencia previa en un proyecto similar, podés prescindir de la contratación de un contratista general. Pero te sugerimos que te reúnas con algunos contratistas para hablar sobre tu proyecto y así determinar exactamente su complejidad y tamaño. Tené en cuenta que sin un contratista te ahorrarás mucho dinero pero a su vez te despojarás de todos sus conocimientos y experiencia.

¿Qué otros profesionales y servicios necesito para mi proyecto enLima?

Además de los contratistas generales, necesitarás los servicios de otros profesionales para tu proyecto de construcción de vivienda, o la renovación de la misma. homify es el lugar ideal para encontrarlos a todos.

Otras empresas y servicios en Lima 

Te encontrarás con un gran número de compañías de ingenieros, proveedores de materiales de construcción, expertos en restauración y renovación, servicios de retirada de escombros y servicios de pavimentación en Lima. Estos pueden ser muy importantes para la planificación, construcción y finalización de tu obra. Los subcontratistas como los electricistas, carpinteros, pintores, plomeros, etc. son fundamentales.Los diseñadores paisajistas y de interiores pueden beneficiar mucho la estética de tu proyecto.

Arquitectos en Lima 

Son indispensables para la planificación, el diseño y la supervisión en el proceso de construcción. Los arquitectos son requeridos tanto en los proyectos desde cero, como también para las extensiones o alteraciones en una propiedad existente. Como hemos mencionado anteriormente, el contratista general colabora con el arquitecto para el proyecto se ejecute perfectamente.

Constructores en Lima 

Sus responsabilidades son muy similares a las de un contratista general. Los constructores de viviendas pueden planificar la construcción de manera eficiente a unos precios económicos, con buenos materiales, buena mano de obra y dentro del plazo de tiempo deseado.