287 Arquitectos en Buenos Aires

Área de servicio

Arquitectos en Buenos Aires

Buenos Aires, denominada Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) es la capital de Argentina y el principal núcleo urbano del país. Es una ciudad cosmopolita con una infraestructura compleja que la convierte en una de las principales metrópolis de Sudamérica. Oficialmente la ciudad está dividida en 48 barrios. Su perfil urbano es marcadamente ecléctico donde se mezclan varios estilos arquitectónicos con un desarrollo edilicio espectacular y de marcada influencia europea.

En Buenos Aires existen el Consejo Profesional de Arquitectura y Urbanismo (CPAU) y el Colegio de Arquitectos, que son los organismos creados para regular la práctica profesional. Allí se nuclean, habilitan  y matriculan a los profesionales recibidos para que puedan ejercer la profesión legalmente. Allí también se dictaminan las leyes de aranceles. Un arquitecto para poder ejercer en Buenos Aires debe estar matriculado.

Ventajas de contratar un arquitecto de Buenos Aires

En homify creemos que cuando uno se decide a construir, renovar o remodelar una casa, lo mejor es asesorarse y contratar a un arquitecto local. Esto es: si uno vive en Buenos Aires, lo mejor será contratar un estudio de arquitectura porteño. Las principales ventajas son el conocimiento del lugar, el saber de los mejores proveedores de la zona para trabajar en conjunto, como decoradores y diseñadores de interiores, carpinteros o albañiles, por nombrar algunos, así como también de la normativa vigente.

El carácter cosmopolita de Buenos Aires y su conexión con otras grandes urbes del mundo hace que también en el área de arquitectura se reciban permanentemente las últimas tendencias en diseño y tecnologías lo que deviene en que sus profesionales estén, también, siempre a la vanguardia.

Normativas legales para la arquitectura y construcción

Para realizar cualquier construcción, renovación o ampliación se deberá cumplir con los requisitos y normas estipuladas en el Código de Planeamiento Urbano y el de Edificación de Buenos Aires. Se trata del conjunto de directrices que regula los aspectos relativos a la organización del tejido urbano y la distribución de usos del suelo, entre otras temáticas.

También debe conocerse el Plan Urbano Ambiental que sirve como base y orienta los lineamientos del código en cuestión.

Arquitectura de Buenos Aires

Como dijimos, Buenos Aires es una ciudad ecléctica ya que en ella conviven distintos estilos arquitectónicos, consecuencia de las corrientes inmigratorias. Se fundó en 1536, originada a partir de un proceso de expansión europeo en el continente americano. Fue creciendo con el desarrollo de la sociedad y el avance del paisaje urbano a través de los años y con la entrada de los inmigrantes y sus diferentes culturas en distintas épocas.

Paseando por las calles de la ciudad uno  se encuentra con una mezcla interesante y variopinta de estilos y diseños. Por nombrar algunos:

Estilo colonial: arquitectura simple y sin muchos adornos, surgió en el siglo XVIII y si bien queda poco de este estilo en la ciudad, aún se encuentran grandes exponentes como el Cabildo, la Basílica de Nuestra Señora del Pilar, La manzana de las Luces y el Museo de Arte Hispanoamericano Fernández Blanco.

Estilo neoclásico: remite a los templos griegos con sus columnas, cúpulas, ventanas y puertas con arcos. Edificios con escaleras y grandes entradas ampulosas. En el barrio de la Recoleta, coqueto y referente de la ciudad, abunda especialmente este estilo donde se encuentran hermosos palacetes y petit hotels. Otros edificios importantes son:  el Congreso Nacional con su cúpula verde; la Casa Rosada, el Teatro Colón, y la Catedral de Buenos Aires.

Estilo art noveau: definió el inicio del siglo XX en la mayor parte de las ciudades del mundo y también en Buenos Aires. Con una asimetría particular y  líneas curvas, algunos edificios referentes de la ciudad y representantes de este estilo son: el Palacio Barolo, inspirado en la cosmología de la “Divina Comedia” de Dante, y la confitería El Molino, una confitería de varios pisos cerca del Congreso Nacional.

Estilo art deco: con formas y líneas duras y geométricas este estilo nacido en Francia en los años 20 fue furor durante las décadas del 30 y el 40. Ejemplos notables de este estilo en Buenos Aires son el edificio Kavanagh, el rascacielos más alto de América del Sur en sus días, y el Mercado de Abasto, antiguo mercado de frutas y verduras, hoy devenido en un importante centro comercial.  

Estilo moderno y futuro sustentable: el planetario Galileo Galilei, el Teatro San Martín y la Biblioteca Nacional son muestras del proceso de modernización. La ciudad fue tomando forma y altura: nuevas autopistas, torres de oficinas y shoppings pasaron a tener un rol protagónico en la vida diaria.Con el gran crecimiento de población surgió la iniciativa y necesidad de recuperar el espacio público, sumado a la preocupación por el medio-ambiente y la ecología. La idea de una ciudad más verde empezó a reflejarse en la arquitectura actual con un desarrollo sustentable que se percibe en la utilización de nuevos materiales, techos verdes y jardines verticales que brotan de las nuevas construcciones.