Casas de estilo clásico por CMG Costruzioni Metalliche Grassi

Los portones corredizos y la seguridad

Los portones corredizos y la seguridad

Existen varios tipos de portones para garajes y todos tienen sus ventajas y sus desventajas. Descubrí más a continuación…
Existen varios tipos de portones para garajes y todos tienen sus ventajas y sus desventajas. Descubrí más a continuación…

Existen varios tipos de portones para garajes y todos tienen sus ventajas y sus desventajas. En primer, la existencia en sí misma del portón ya sea manual, eléctrico o automático, es la confirmación de que los tiempos cambian y que las épocas en las que simplemente podíamos estacionar el auto al lado de casa y despreocuparnos hasta el día siguiente han quedado muy, pero muy atrás. Ya sea que estemos en la duda de instalar un portón en casa y evaluamos todas las opciones, en mucho dependerá de la forma y el espacio del garaje la elección final. Las puertas y los portones corredizos son muy usados en contextos industriales, pero también se ven con frecuencia en casas particulares o en edificios residenciales. Los portones corredizos se hacen en muchos materiales diferentes y aquellos que se decidan a instalar uno en casa encontrarán una buena cantidad de opciones para lograr un conjunto armónico entre el portón corredizo y la fachada, si podemos combinar la seguridad con la estética, entonces el conjunto será un gran logro que haga de nuestra casa un lugar no solamente más atractivo, sino también más seguro. Optar por un portón corredizo puede ser un cambio que genere un poco de resistencia inicial, más cuando hemos estado acostumbrados a vivir en zonas relativamente tranquilas, pero lo cierto es que el mundo en general es cada vez más inseguro y si un portón corredizo va a mantener nuestros autos intactos es una inversión o gasto que bien vale la pena. Recordemos que el portón no solamente protegerá el auto de robos o daños, sino que cumple otra función importante y es que no se sepa si estamos o no estamos en casa. Un garaje vacío por lo general indica que la casa también lo está.

Portones corredizos para dos o más autos

Los portones corredizos son especialmente recomendables en garajes que tengan el espacio lateral para albergar la puerta que se desliza y la guía que necesita estar instalada en una superficie horizontal lo suficientemente larga para que la puertas corran de izquierda a derecha. Cuando nuestro garaje está pensado para albergar un auto al lado del otro o tres y dos autos o dos y dos, el portón corredizo nos hará aprovechar mejor el espacio, ya que abriremos la puerta del lado del que queremos salir mientras el otro lado permanece cerrado. A estos portones corredizos que utilizan dos puertas o panales se les conoce como portones corredizos dobles, porque pueden abrirse de un lado o del otro.

Portones corredizos manuales

Los portones corredizos manuales son infinitamente más económicos, pero tienen la desventaja de dejarnos vulnerables en los instantes en los que tenemos que bajar del auto a abrir la puerta corrediza. Esto puede ser más que un momento un poco fastidioso, ya que dejar un auto en marcha mientras abrimos el portón corredizo nos hace correr el riesgo de ser asaltados o despojados de nuestro vehículo en ese breve espacio de tiempo. Otra práctica nada recomendable es dejar el portón corredizo abierto al salir de casa, para no tener que bajarnos a la vuelta a abrirlo. Esto resulta peligroso porque los ladrones pueden esconderse dentro del garaje y esperar a nuestro regreso, favoreciendo de esta forma entraderas y secuestros. Por otro lado los portones corredizos manuales son mejores que no tener ninguno y si no contamos con un presupuesto demasiado holgado, podemos instalar en primera instancia el portón corredizo y el motor eléctrico o automático en una fecha posterior. Recordemos que el problema de dejar los autos expuestos no solamente puede significar en el robo del coche, sino también en el robo de equipos de música, rotura de vidrios muy comunes cuando los ladrones esperan encontrar objetos de valor dentro del auto, robo de autopartes y pare usted de contar.

Portones corredizos automáticos o eléctricos

Los portones corredizos automáticos o eléctricos significan pasar al siguiente nivel. Y es que es muy cómodo no tener que bajarse del auto para abrir y cerrar la puerta del portón cada vez que entramos o salimos del garaje. Los portones corredizos eléctricos o automáticos pueden abrirse con la ayuda de un control remoto, sensores o llaves y tarjetas electrónicas. En el caso de los controles remotos, que suelen utilizar baterías, es recomendable siempre tener pilas de repuesto dentro del auto para no pasar el mal rato de vernos obligados a dejar el auto afuera cuando se gastaron las baterías. Es importante que este tipo de controles remotos, llaves y tarjetas electrónicas se mantengan en lugares secos y que no se expongan al agua o simplemente a la humedad, o su funcionamiento no será muy eficiente.

Portones corredizos con aperturas

Los portones corredizos abiertos son aquellos construidos con rejas de metales o con materiales que incorporen algún tipo de ventana o visor que nos permita ver al exterior. Si bien no es la mejor idea que se puede ver el interior de nuestro garaje desde afuera, lo cual le daría información que no nos interesa que esté expuesta como si estamos o no en casa, la marca y modelo del auto, si en instante determinado estamos subiéndonos o bajándonos del auto, el hecho de poder ver al exterior y asegurarnos de que esté el campo despejado para salir con tranquilidad, es a veces muy necesario. Por otro lado es fácil instalar rejas en la cual la orientación de las varillas permita tener una visual del exterior sin que quede expuesto el interior del garaje. En el caso de portones de chapa y madera, pueden incorporar algún tipo de ventana o visor, con vidrios que no permitan que se vea desde afuera.

Portones corredizos completamente cerrados

Los portones corredizos sin aperturas, si bien pueden parecer más seguros en realidad no lo son. Es importante no salir a ciegas de casa, mucho más mientras se abre el portón, ya que en ese momento estamos expuestos. Si no hay forma de proporcionar algún tipo de visión exterior dentro del garaje, siempre es prudente asomarse a la calle antes de sacar el auto, para descartar que haya ladrones o personajes dudosos apostados en las cercanías.

Portones corredizos y cámaras de seguridad

Las cámaras de seguridad, así como los portones para proteger el garaje son cada vez más necesarios. Al hacernos con un portón corredizo, siempre es una buena idea en términos de seguridad complementarlo con un circuito cerrado o simplemente con un par de cámaras de seguridad ubicadas en lugares estratégicos. Así estas cámaras deberían cubrir el espacio exterior del portón corredizo y la puerta principal para descartar así dos puntos clave a la hora de entraderas. Recordemos que es menos común que los delincuentes entren en una casa cerrada, si esta cuenta con rejas en las ventanas y puertas seguras. Los delitos ocurren más comúnmente cuando los habitantes de una vivienda entran o salen, ya que los ladrones aprovechan esos breves momentos de vulnerabilidad para irrumpir en las casas y no tener que preocuparse así por alarmas y notificaciones a la policía. Complementar los portones corredizos o de otro tipo, con otras medidas de seguridad nos ayudará  hacer de nuestra casa un espacio inexpugnable al cual nadie más que nosotros tendrá acceso.

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!