Terrazas de estilo  por Taller Estilo Arquitectura

7 Pasos para hacer tu propio banco de cemento

Gabriela  García Gabriela García
Google+
Loading admin actions …

Si te parece que en tu jardín o en el patio te falta algo importante, poner un banco de cemento puede ser un buen recurso. Es ideal para sentarse a disfrutar del aire libre en un mueble nuevo, lindo y resistente que no necesita mantenimiento.

Solo hace falta elegir el diseño y qué tipo de almohadones va a llevar, y conseguir los materiales que son muy económicos. Una vez terminado, se les puede dar un toque de color o dejarlos con el color natural del cemento, que queda igualmente bien. homify te propone algunas ideas para poder construir algunos modelos, uno más lindo que el otro. 

1. Elegir el lugar donde ubicar el banco

Si ya te decidiste a hacer ese banco en el jardín que siempre quisiste, lo primero que tenés que hacer es elegir el diseño, tomar medidas y decidir cuál es el mejor lugar donde ubicarlo. Esto último es muy importante porque una vez ubicado no hay vuelta atrás. 

Todo banco de cemento debe tener una base resistente sobre la cual se ubican los almohadones, y puede tener respaldo o no, según dependa de tu diseño y del lugar donde lo vayas a ubicar. Lo más conveniente es que esté a la sombra, si es abajo de un árbol mejor todavía ya que será mucho más placentero sentarse ahí para ver el jardín. 

2. Diseñar la forma y el tamaño

Un banco de cemento puede ser de líneas simples y rectas, o bien con curvas siguiendo el modelo de los canteros del jardín. Para un diseño con curvas hay que buscar un material flexible que se pueda usar de molde. donde volcar el cemento y formar el asiento y el respaldo. 

La ubicación de este banco conviene plantearla con estacas o varlllas y piolín o algún hilo grueso y resistente. Después hay que limpiar la zona delimitada, eliminando el pasto o las plantas que hubiera, nivelando bien el terreno. Esto ayudará a que la base del banco quede bien plana y de como resultado un asiento absolutamente horizontal. 

3. Conseguir los materiales y las herramientas

Una vez que tengas las medidas para tu banco tenés que conseguir los materiales. Por ejemplo tablones para construir el encofrado, que es una especie de cajón donde vaciar el cemento fresco. También vas a necesitar varilla de 3/8, arena, piedra partida, cemento y agua, serrucho, clavos, martillo, nivel, escuadra y una pala recta para hacer la mezcla y también para limpiar y nivelar el terreno donde va a ir ubicado el banco.  

Para hacer la base del banco tenés dos alternativas: las podés construir con ladrillos o bloques de cemento, o vaciando cemento en otro encofrado. 

4. Preparar el asiento

Para hacer un asiento de un metro de largo por 40 centímetros de ancho y 8 de espesor, hay que armar un encofrado un poco más grande. Para ello tenés que clavar los listones de madera en escuadra, formando una especie de cajón de 8 centímetros de alto. La varilla de 3/8 se curva para ir formando una especie de serpentina de 10 centímetros de distancia entre cada doblez. Debe tener 36 centímetros de altura y 90 de largo y estar bien limpia para que se adhiera bien al cemento. 

Una vez listo el molde, se mezclan 3 partes de arena con una de cemento y se va agregando agua hasta que adquiera la consistencia adecuada. Se rellena el encofrado con el cemento fresco y luego se introduce la varilla para reforzar el banco. Después se prepara una mezcla con una parte de cemento, 8 de arena y 5 de piedra partida y cantidad necesaria de agua. La misma se vierte en el molde hasta completar los 8 centímetros de altura que tendrá el asiento. 

5. Armar la base

Para hacer una base de cemento se puede lograr con bloques superpuestos y unidos con mortero hasta lograr una altura de 45 centímetros. Si decidiste hacerlo vaciado en cemento como el asiento, hay que hacer un molde de 10 centímetros de espesor, 35 de ancho y 45 de alto todo bien medido y en perfecta escuadra.  A estas bases hay que agregarle unas estacas de 15 centímetros en las cuatro caras de la caja, que irán enterradas en el suelo. El lugar donde va a estar ka base debe estar bien apisonado y con un poco de arena y piedra partida para lograr que quede bien nivelado. Se prepara la misma mezcla que la del asiento y se vacía en el molde. 

6. Retirar el encofrado

A los 5 días ya podés sacar los encofrados y retocar si hay algún desperfecto como por ejemplo algún desnivel en el asiento. No debe quedar inclinado. 

Con ayuda de alguien ubicá el asiento sobre la base, rectificando en ese momento cualquier detalle de terminación. La altura que dimos como referencia no contempla el uso de almohadones altos como el de la imagen hecho por Farquitectos. Si vas a elegir este modelo, hay que recalcular la altura total que tendrá una vez terminado el banco. 

7. Darle el toque final

Una vez que esté tu banco terminado es el momento de decidir si lo vas a pintar con algún tono que combine con los almohadones, o si le vas a agregar algún revestimiento formando guardas. En este último caso hay que buscar cerámicas, azulejos o venecitas que tengan un módulo para completar el ancho y el largo del asiento, con piezas de media caña para los remates de los bordes. 

Para adherir el revestimiento se utiliza una mezcla de 3 partes de cal hidráulica por una de arena muy fina. Se va colocando bien alineadas, dejando un borde en los cuatro lados del banco para completar con la media caña.  Las juntas se rellenan con pastina o cemento blanco o coloreado con pigmentos. Una vez secas se limpian con un trapo apenas húmedo, y ya está hecho el banco hecho con tus propias manos para disfrutar con orgullo. 

Si estás buscando otras alternativas, en este libro hay otros tipos de banco para tu jardín. 

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!