Livings de estilo minimalista por CABRÉ I DÍAZ ARQUITECTES

La casa más minimalista del mundo

Juan Martín Caranza Juan Martín Caranza
Loading admin actions …

El proyecto que analizaremos en esta ocasión fue realizado por el estudio catalán Cabré i Díaz Arquitectes en la localidad barcelonesa de Sant Cugat del Vallés, España.

Si bien fue destinada para una sóla persona, la flexibilidad de ésta vivienda permite albergar hasta a seis huéspedes, y se caracteriza por poseer espacios de generosas dimensiones en relación a la parcela que ocupa. Según palabras textuales de los autores: ’el objetivo prioritario del proyecto ha sido la búsqueda de la privacidad en relación al fuerte impacto visual y acústico de las edificaciones vecinas de la carretera adyacente de Vallvidriera”.

Una fachada brutalista

La fachada del frente se destaca por su austeridad: Un volumen ciego con apariencia de un búnker con cubierta a un agua, y cerramientos correderos realizados con una plancha metálica perforada, que permiten la flexibilidad de uso del porche, aquel semicubierto que se encuentra por debajo.

El metal expandido proporciona un agradable y suave contraste con el resto de los paramentos exteriores blancos.

Flexibilidad

Podemos apreciar en esta imagen lo que veníamos diciendo previamente: En primer lugar, el volumen principal como protagonista de la escena, el cual se apoya sobre dos volúmenes de menor jerarquía, generando una sucesión de llenos y vacíos, donde se destaca el espacio semicubierto que alberga el automóvil del comitente. 

Se destaca la flexibilidad de usos que permiten los cerramientos metálicos. Al abrirse, la vivienda se comunica con el exterior. Al cerrarse, se genera la privacidad y seguridad deseada.

Materialidad

Es interesante la personalidad que le aporta a la fachada la materialidad del metal perforado, como así también lo es el recurso de destacar mediante la luz el número de la vivienda, que resalta mientras la transitamos de noche.

Semicubierto de transición

El interior del porche se destaca por ser un espacio de carácter privado, que funciona, conviviendo con el jardín interior, como antesala o transición antes de ingresar a la vivienda. 

Observamos en este ambiente la homogeneidad que brinda el color gris tanto en los cerramientos metálicos como el solado. 

Un estar diáfano

Los espacios interiores se caracterizan por la pureza que otorga el color blanco tanto en cerramientos, como en solados, cielorrasos e incluso la escalera. 

La madera de la mesa genera un contraste de materialidad respecto del resto de los elementos.

A diferencia de la fachada, el estar se abre hacia el jardín posterior mediante un gran ventanal.

Una habitación de lujo

Al igual que en el estar, la habitación principal cuenta con el color blanco como protagonista, con pequeños detalles que lo contrastean y que hacen de éste un espacio íntimo y de privacidad: La madera, tanto en la cama como en la mesa de luz, y fundamentalmente el color negro de la modernísima chimenea de hierro negro.

Espacios difusos y en contraste

Como sucede en muchas de las casas modernas que hemos estado analizando como la casa Outrial de KWK Arquitectos, en ésta también prima el minimalismo: la cantidad de elementos que observamos es limitada, siempre ponderando el espacio arquitectónico por sobre los detalles. Si prestamos atención , vemos que los límites del espacio son difusos debido al marcado color blanco, las aristas son difícilmente visibles con el objetivo de generar una atmósfera de contraste con elementos de distinta materialidad y color como los que componen el comedor, donde destaca la moderna luminaria.

Otra perspectiva

En esta imagen podemos observar otra perspectiva desde el estar, mirando hacia la circulación vertical. Se repite el mismo lenguaje que venimos destacando: el color blanco como regulador, y escasos pero precisos elementos. Si a modo de  croquis rápido tuviéramos que representar este espacio lo primero que haríamos es dibujar los seis planos del espacio y en primer lugar la escalera, la protagonista de la imagen. Luego vamos identificando como elementos secundarios la carpintería y el entrepiso.

Síntesis

Finalizamos el recorrido por donde comenzamos. Es muy marcada la tectonicidad del volumen superior, que a su vez llama la atención por cubierta a un agua con inusual pendiente. La diferencia de colores y texturas, tanto en el propio edificio, como respecto de los edificios aledaños generan un interesante contraste.

Una casa diferente, verdad? Ojalá la hayan disfrutado!
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!