Los 7 secretos para que tu casa esté siempre limpia y ordenada

LM homify LM homify
Google+
Loading admin actions …

Si existe algo importante en el día a día de tu casa, es sin duda la limpieza y el orden. Sin importar el diseño de la casa, o el estilo de los muebles, una casa limpia es ese lugar al que siempre provoca volver. Por otro lado, no nos hace bien al cuerpo ni a la mente, habitar un espacio lleno de suciedad, o completamente caótico, aunque muchas veces, la velocidad de la rutina no nos permita tener siempre la casa como nos gustaría.

Por eso, te brindamos en esta oportunidad un número de tareas rutinarias muy simples y fáciles, que impedirán que tu casa sea un desastre, sin crearte una enfermiza obsesión por la limpieza. Solamente te tomará de 5 a 10 minutos por día, e incluso menos si contamos con un poco de ayuda en el camino.

¿Nos acompañas a descubrir estos secretos?

Secreto #1: Limitar la cantidad de objetos sueltos en cada espacio

Revistas, zapatos, llaves, diarios, cargadores de celular o de computadoras, e incluso los cables del televisor. Todos son elementos que usamos a diario, pero que pueden causar que tu espacio se vea mucho más descuidado de lo que en realidad está. Afortunadamente, es muy fácil esconder o mantener estos elementos ocultos en cajones, debajo de algún mueble, o dentro de una cesta. De esta forma, mantendrás un aspecto mucho mas prolijo, y evitarás tener que mover tantas cosas a la hora de limpiar.

Secreto #2: No dejes para mañana lo que podrías hacer hoy

Normalmente pasamos la mayor parte del tiempo en las áreas comunes de nuestra casa, sobre todo si vivimos en familia o acompañados. Asegurate de que, al momento de irte a dormir, tengas todo bajo control y como corresponde. Guardar libros o diarios luego de leerlos, limpiar las mesitas, guardar envases y botellas al terminar de utilizarlos, y reordenar cojines y almohadones, son trucos simples que siempre mantendrán tu living en un mejor nivel de limpieza.

Nada como despertarte al día siguiente, con la satisfacción de encontrarte con un espacio pulcro y cuidado, y  que seguramente te hará sentir mucho mejor durante el resto del día. 

Secreto #3: Limpieza express en el baño

Baños de estilo asiático por choc studio interieur
choc studio interieur

Badderen in Oriëntaalse sfeer

choc studio interieur

La limpieza del baño y el inodoro puede ser una tarea que nos quita muchísimo tiempo. Normalmente dejamos esta tarea para los fines de semana, y le dedicamos una buena cantidad de la mañana para hacer una limpieza profunda. Sin embargo, si te ocupas de darle  a tu baño una limpieza más rápida, te darás cuenta de que la gran limpieza semanal es también mucho más rápida, e incluso deja de ser necesaria.

Pasar un trapo seco por las paredes de la ducha, o por la bañadera, luego de haberlas utilizado, ayuda a prevenir la humedad, y la formación de moho en tu baño. Además, si contás con una ducha de vidrio, conviene secar el vidrio para evitar manchas de agua más difíciles de sacar. 

Otro truquito infalible, es pasar una bolsita de té usada por la grifería, luego de haberla utilizado, para mantenerla siempre brillante y libre de manchas. ¡Ah! Y recordá siempre tirar la ropa sucia en el cesto, y colgar las toallas humedas de la manera correcta, especialmente en sitios con poca circulación de aire. 

Secreto #4: Lo básico, hacer la cama y abrir la ventana

A primera hora del día, hacer la cama es una tarea simple que puede realizarse rápidamente. Sin embargo, no todo el mundo tiene tantas ganas de hacer mucho por el orden a primera hora de la mañana. La clave está en intentarlo los primeros días, y crear un hábito constante, que luego terminarás haciendo de manera automática. Comenzá de a poco: simplemente extendiendo el acolchado y reubicando las almohadas.

Siempre es necesario abrir una ventana de la habitación, incluso en invierno. Esto, además de beneficiarte en la salud al renovar el aire del espacio, ayuda a prevenir olores y humedad dentro de la habitación, sobre todo a primera hora de la mañana, luego de una larga noche de sueño. No te llevará más de un minuto crear este hábito, y generar un gran cambio en tu dormitorio, ¡Sin excusas!

Secreto #5: La tediosa tarea de lavar los platos

Si hay algún punto de la limpieza diaria que todos odiamos, el primer lugar se lo ganan los platos, sin duda alguna. El truco está en no dejarlos acumularse demasiado tiempo, especialmente durante las noches.  ¿Es demasiado tarde o realmente no tenes tiempo ese día? Enjuaga todo en la bacha de la cocina y amontonalos uno sobre otro. Así te asegurás de que los residuos de comida y la suciedad más fuerte, se mucho más facil de lavarl al día siguiente. 

Importante para aquellos días donde tenés un par de minutos extra: Pasar rápidamente un pañito sobre la estufa para eliminar todas las salpicaduras y restos de comida. 

Secreto #6: Nunca suficientes cestos de ropa

Dormitorios de estilo moderno por De Jager Interieur
De Jager Interieur

De Jager Interieur | Heemstede

De Jager Interieur

Colocar un cesto para la ropa sucia en cada habitación, y cerca de la cama, es ideal para evitar la común manía de acumular ropa en la silla, sobre el sofá, o en el piso del dormitorio. Otro truco muy importante es crear el hábito de hacer el laundry como mínimo, una vez a la semana (recomendamos especialmente hacerlo durante la mañana del sábado, así te sacas eso de encima y podés disfrutar del resto del fin de semana sin preocuparte por la ropa).

Secreto #7: Arma un calendario realista de tus tareas de limpieza

Por último, y como ya dijimos anteriormente, es muy común que te tomes un día para hacerle frente a toda la limpieza de la casa, como si se tratara de una maratón que necesitas mentalizar y prepararte con antelación. Esto funciona perfectamente y es muy efectivo para tu casa, pero también hay otra posibilidad. En lugar de dedicarle todo un día, dividí este trabajo extenso y tedioso, en múltiples tareas de algunos minutos durante toda la semana, y no tendrás que preocuparte más por perder un día de tu fin de semana en ordenar el desastre y acabar con la suciedad de la casa. Hacer una barrida los lunes al llegar a casa, limpiar la ducha los miércoles al bañarte, y limpiar la estufa de la cocina los viernes en la mañana, son ejemplos de como podés incorporar la prolijidad de tu casa, en tu rutina semanal, de una forma efectiva. 

¿Quieres más consejos sobre la limpieza? No te pierdas también este libro de ideas: Consejos para uan casa impecable

Si tenes algún otro consejo, ¡Compartilo con nosotros!
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!