Livings de estilo clásico por Barra&Barra SRL

Una casa prefabricada construída en menos de 6 meses

Rocío E Rocío E
Loading admin actions …

¿Adivinarías que esta casa fue construida en tan sólo 5 meses gracias a lo último en construcción prefabricada? Probablemente tendrías que mirarla más de dos veces para darte cuenta de su estructura de madera fue abarcada con placas de fibra de yeso rellena de lana de roca; o que el techo está compuesto por paneles de fibra de madera.

Se trata de técnicas de construcción rápida que permiten un excelente aislamiento térmico tanto ante bajas como altas temperaturas.

Los autores de la vivienda son los profesionales de la empresa italiana Bar & Bar, especializada en el diseño y construcción de edificios basados en conceptos sustentables de alta eficiencia energética. Según la empresa, estas casas pueden estar listas entre 20 semanas y 5 meses, descontando el hormigón de base.

La apuesta por la fibra de yeso radica en la confianza en un material que aseguran es estéticamente similar al yeso pero con mayores ventajas estructurales. El ángulo de yeso, por ejemplo, puede soportar hasta 10 kg., en tanto la fibra de yeso resiste 6 veces más.

Pasemos, pues, a conocer en detalle esta vivienda de cuidadísimo diseño y estructura sustentable.

Fachada tradicional

Transportados a un pequeño pueblo italiano llamado Centallo, en el Piamonte, nos encontramos con esta hermosa residencia. En este lugar, reina la arquitectura tradicional con sus raíces profundamente establecidas en las antiguas tradiciones etruscas.  Así, los arquitectos optaron por adaptar las características locales a la estructura prediseñada de la vivienda

La mimetización con el entorno resultó perfecta. Esta casa de modernos tratamientos térmicos y acústicos, de sólida estructura prefabricada y con un aprovechamiento verdaderamente sustentable de la energía renovable y no renovable, parece haber estado allí desde siempre.

Ingreso lateral

Los detalles de la estructura de madera son interesantísimos. La arquitectura tradicional del pequeño poblado piamontés quedo calcada en una vivienda construida en tan sólo 5 meses. Una residencia familiar impecable que refleja en sus ventanales todo el sol y los paisajes de una región soñada.

La casa consta de tres plantas: dos sobre el rasante y un subsuelo en hormigón armado que alberga la bodega, el garaje y una zona de lavandería. Su superficie total es de 240 m2.

Interior excepcional

En la planta baja se desarrollan tanto las habitaciones destinadas al uso común como al íntimo. La superficie ocupada por esta planta es de 180 m2 y consta de living, comedor y cocina integrada. A su vez, este sector dispone de dos dormitorios, un vestidos, baño y lavadero.

Cada instancia común fue ideada pensando en la multifuncionalidad de los ambientes. La luz que ingresa de manera equitativa en todo el espacio donde, por cierto, el calor proveniente de la calefacción central se distribuye con eficacia. Por si fuera poco, un sistema electrónico regulado a distancia permite graduar la temperatura del ambiente en toda la casa.

Amor al detalle

El proyecto cuenta con un estudio exhaustivo con respecto a la inclusión de puertas y ventanas, las cuales son de PVC con un acabado en madera. Es decir, nada, ningún detalle, quedó librado al azar. Los cristales también cuentan con tecnología de baja emisión o cristales térmicos.

Vemos que toda la casa está pensada y puesta en obra para formar una suerte de cápsula de aislamiento continuo entre las paredes exteriores y el techo, evitando cualquier pérdida de calor. Sin dudas, una verdadera joya de la construcción verde.

El entrepiso

Aquí estamos en el nivel superior o segundo piso que, con 60 m2, da lugar a un gran loft y una segunda parte de privada que consta de un dormitorio, un baño y una oficina. En este caso, la cobertura es aún más evidente que en la imagen anterior. Las vigas de madera sólida que soporta un techo inclinado de 22 cm de fibras de madera gruesa. La planta alta, al igual que la baja, se revistió con un parquet de roble aceitado delicioso.

La cocina y desayunador

En el caso de la cocina, la opción de darle entidad y ambiente propios posibilitó la oportunidad de generar un clima íntimo ideal para desayunos distendidos. Finalizamos, pues, el recorrido por esta maravillosa casa, espiando el área donde los moradores disfrutan de mañanas bien luminosas.

Podemos concluir diciendo que, en general, el estilo interior de esta casa es sobrio y moderno, equipado con un diseño sencillo y acogedor, alternando elementos modernos y piezas tradicionales. Una combinación muy exitosa a un efecto final muy convincente. Te dejamos el enlace para ver el resto de la obra.

¿Qué te pareció esta súper-casa prefabricada?

¿Querés ver más? Clikeá: Una prefabricada de exquisito diseño.

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!