Una casa moderna y sublime

Pablo Briguez Pablo Briguez
Loading admin actions …

A modo de una especie de introducción al tema, diremos que la Bauhaus fue una escuela superior de diseño Alemana que funciono desde 1919 y 1933 con directores como Walter Gropius o Mies van der Rohe y que dentro de las expresiones artísticas la arquitectura también fue una de ellas, llegando a ser el emblema de la misma la propia sede de las escuela construida entre 1925 y 1926 (ampliamente recomendable ver imágenes del mismo), un edificio totalmente atemporal, adelantado para su época tanto como su creador. También se desarrollaron viviendas dentro del complejo que al igual que la sede escolar tenían una actitud de despojo y una lenguaje avanzadísimo para la época. Esa escuela dejo legados y formo parte de los avances que la modernidad trajo al espacio domestico. La casa Jose Prata de Barbosa Guimaraes parece rendir un homenaje a este lenguaje tan particular de los primeros años de la modernidad industrial, legado y avances que perduran hasta nuestros días casi un siglo después.

El lenguaje del mar

Gran parte de la forma de expresión moderna se toma de otros lenguajes que nada tenían que ver con lo doméstico, pero que representaban mejor el espíritu moderno que se buscaba. Una fuente de referencias es sin duda la arquitectura náutica. No estaríamos divagando si viéramos a esta casa como una metáfora de la proa de un barco, anclado de frente al mar. No solo se trata de una idea sino que las barandas que rodean las terrazas son propias de esa referencia a la arquitectura naval.

Lenguaje blanco

La vivienda se posa sobre un terreno en declive en un terreno en esquina y enfrentada al agua. Las condiciones del terreno le dan una particularidad de emplazamiento que luego es aprovechado en el diseño de la idea de la vivienda. Como si de una torre de mando de un barco se tratara, la casa sobresale por los quiebres y parece sostener la mirada hacia el mar.

Imperfecta simetría

No solo se trata de repetir el lenguaje de la vivienda para parecer de un estilo determinado, no alcanza con eso. No vasta con pintar de blanco los muros ni con copiar las aberturas al estilo de. Esta vivienda no solo sigue el lenguaje sino que interpreta el legado de Gropius que pensaba: “la típica construcción del renacimiento o del barroco ostenta una fachada simétrica, a cuyo eje central llega el camino de acceso… un edificio realizado con el espíritu de nuestros tiempos ha de alejarse de las formas representativas de la fachada simétrica. Hay que dar una vuelta alrededor de este edificio para comprender su corporeidad… ”

Las condiciones del suelo

El propio desnivel de la calle y del terreno y como la vivienda se va apropiando de el genera una serie de patios y terrazas que iluminan los espacios interiores en el caso de las primeras y que generan espacios verdes por encima del nivel del terreno natural, acercando las plantas superiores al nivel del suelo.

Despojo absoluto

La idea de despojo no es solo exterior, sino que se replica a los interiores que se arman apenas con dos o tres elementos y expresan esa sencillez apoyándose en la técnica y en el detalle para poder verse de esa manera.

La modernidad en estado puro

Como podemos ver no se trata de una mera copia de un estilo determinado sino de una actitud a la hora de entender un proyecto o si se quiere como decíamos al principio de un homenaje a una manera de entender la arquitectura de un tiempo determinado. Y se nota que no se trata de un mero traslado porque cuando el lenguaje interior necesita expresarse de manera actual no aparecen muebles al estilo de… sino que el equipamiento responde a la forma de vida actual lo cual no hace mas que realzar la propuesta y entender que hay miradas muy avanzadas a nuestro tiempo que perduran hasta un siglo después.

Si te intereso esta propuesta, te recomendamos leer el siguiente artículo: una casa en L

contános que te pareció esta obra...
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!