9 hermosos estanques para tu jardín

silvia silvia
Loading admin actions …

Nada más soñado que poder tener nuestra vivienda lejos del trajín y el bullicio de la ciudad para recuperarnos del estrés y su ritmo intenso e internarnos en medio de la naturaleza. Gran parte de esta fantasía es permitirse gozar a pleno del  medio ambiente con sus sonidos, colores y texturas disímiles. La presencia del agua en el espacio exterior que dispongamos es una fuente de vida y movimiento que es posible aprovechar, sin importar las dimensiones o la sofisticación de la construcción. 

Ya desde la antigüedad, en Oriente eran muy preciados los estanques o saltos de agua  donde se preservaba la biodiversidad y el ciclo natural propio. Dejarse acariciar los oídos por ese suave murmullo mientras nos conectamos con nuestro interior es un regalo del que no deberíamos privarnos.

Hoy nos internaremos en la multiplicidad de posibilidades de diseños y formas de estos espejos de agua para brindarle a nuestro jardín la tranquilidad y el sosiego que se merecen.

Cristales de agua

Otra forma de disfrutar de la gracia y la armonía que provee un estanque de jardín a nuestra vida, es integrarlo a la disposición arquitectónica de la vivienda. En este jardín de invierno, con techo de innovadoras celosías de madera, esta balsa líquida forma parte del espacio habitable. A través de este maravilloso ventanal los arrulladores rumores del agua son la música perfecta para los oídos de quienes saben entender a la naturaleza.

Espejo, espejito

Los estanques  no son todos iguales. Y como dice el refrán, en el gusto está la variedad. Una plataforma de madera nos transporta a esta lámina de agua que parece confundirse con el manso e inmenso lago detrás. Una caída de agua continua es suficiente para que la tranquilidad se instaure en este jardín. Los profesionales de Parquearte Piscinas como íconos de diseño han creado este concepto simple y sin vegetación flotante para darle más calma a la vista para reposar plenamente.

De las fuentes florentinas

¿Quien no daría todo por sentarse unas horas a contemplar la caída del agua y desenchufarse de la contaminación sonora de la ciudad? Una fuente de mármol de claras reminiscencias renacentistas convierte a este adorable estanque octogonal en una obra de arte que embellece nuestro jardín. Su exquisitos  aguamaniles de bronce despiertan las memorias de otros escenarios donde corren sonoros los ríos y arroyos naturales. 

Río abajo

A veces el espacio que contamos para un estanque de agua no es exactamente un amplio jardín o una terraza. Es un pequeño patio que se puede divisar desde los cristales de las ventanas de la casa. Aquí el hormigón da vitalidad a este brote artificial  con su nacientes plantas trepadoras y le permite crear un mono ambiente lleno de luz y turgencia. Superficie que brilla brindando ensoñación al frío cemento. 

Palabras de la tierra

Las dimensiones no son tan importantes cuando la creatividad y la originalidad van de la mano. Es el caso de este exquisito estaque de agua de hormigón en el jardín trasero de la casa. Dos plataformas de palets nos interiorizan en este arroyo artificial,  creado para acompañar la presencia de la piedra y de la vegetación circundante. Un arrullo tranquilizador que habla otros idiomas originales y ancestrales.

Oasis propio

Jardines de estilo rural por suingiardino
suingiardino

Vista della biopiscina a giugno

suingiardino

Crear un rincón de armonía y equilibrio en el jardín no es algo que debemos descartar por considerarlo un lujo inaccesible. Ya es hora de poder descubrir este universo que proporciona un estanque de agua, donde la naturaleza habla por sí misma y nos enriquece con su presencia. La vegetación silvestre y autóctona se amalgama con el paisajismo y se hacen uno. Un regalo para los sentidos.

La naturaleza a tus pies

Jardines de estilo rural por suingiardino
suingiardino

La bipiscina e il legno

suingiardino

El sentido de  vista puede jugarnos una mala pasada y hacernos creer que estamos  en un muelle a orillas de un remanso de agua natural que fluye sobre las piedras. Pero no es así en este caso. Este estanque piscina de tipo ecológica es la combinación perfecta de vegetación silvestre y la intervención de la mano del hombre. Quien se sumerja en estas profundidades estará en armonía con la energía propia de un ecosistema puro.

Jardín japones propio

La tradición de atesorar peces de colores en los estanques de agua confeccionados con piedras viene de larga data. Ya los japoneses,  en su histórica y estrecha relación con la naturaleza y el paisajismo los habían incorporado por sus amplios beneficios a la salud. Hoy en día, es posible hacerse de uno con pocos materiales y gozar así, de las ventajas de la vivacidad y energía animal en nuestro jardín. 

Barril sin fondo

La renovación y reutilización de objetos antiguos, cargados de su propia historia y memoria,   para transformarlos en  elementos útiles que decoran y vitalizan otros ambientes, es una apuesta que no se puede dejar de lado. Es esta la idea detrás de poder recuperar un viejo barril de vino y hacerlo un maravilloso estanque de agua con plantas acuáticas que pueda acompañarnos en jardines, terrazas o patios. Sin lugar a dudas, el espacio no es un problema del que necesitamos preocuparnos.

Más inspiración para decorar tu jardín en - 10 ideas para armar un jardín delantero alucinante

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!