Terrazas para disfrutar de todos los climas

Jerónimo Moretti Jerónimo Moretti
Loading admin actions …

Las terrazas no sólo nacieron para ser disfrutadas bajo un intenso sol primaveral o al reparo del calor de una fresca agua de pileta. No, no y más no: cada clima tiene sus ventajas y sus desventajas, aspectos más agradables y más desagradables, lo único que debemos hacer es adaptar nuestro espacio a las condiciones y disfrutarlo.

Que el frío, la lluvia, la sequedad o el excesivo sol no nos impidan de tener un espacio exterior agradable y apto para los encuentros más variopintos. Para desmentir y vivificar a las terrazas, en homify armamos esta nota espectacular sobre los climas y las terrazas, con todos los tips y consejos para disfrutar este maravilloso espacio.

El calor, clima de pileta

Livings de estilo moderno por Régua Arquitetura
Régua Arquitetura

Living Tropical

Régua Arquitetura

El calor: ¿qué decir de la agradable sensación de no necesitar reparo de las condiciones externas? ¿Qué destacar de ese clima que invita a estar en contacto con nuestra piel, con nuestro costado más natural? Pues, ¡mucho! En especial porque este clima es ideal para los fanáticos de las piletas refrescantes y las divertidas tardes de reunión con familias y amigos. 

En el caso de nuestra terraza, como bien se puede ver en la foto, la parte techada (porque ¿quién dijo que no llueve cuando hace calor?) está mirando hacia la pileta, como un cine listo para proyectar la mejor película: la de nuestra diversión.

Además, los colores claros, en intensa comunión con el verde, y los materiales frescos y livianos le dan el toque distintivo y realzan, de manera estética, el clima. ¡Maravilloso!

¿Terraza y lluvia? ¡Sí!

SI vivimos en una zona muy lluviosa, en donde cae agua del cielo constantemente, entonces debemos pensar en un espacio protegido. Para empezar, debemos resguardar todos los elementos que van a conformar nuestro espacio, con el objetivo de garantizarles su vida útil.

Además, debemos ser muy cuidadosos con los materiales que elijamos: a mayor grosor de los techos y las paredes, mayor protección. Como en este caso: además de tener un espacio exterior especialmente preparado para la lluvia -con los muebles bien en el centro, alejados de los costados desde donde puede entrar lluvia y con un grueso techo-, la madera sobre la que están apoyados está prolijamente impermeabilizado y listo para resistir los embates del agua.

Terrazas de estilo  por FG ARQUITECTES

Si vivimos en un lugar seco, en el que llueve menos de 400 milimetros al año, entonces debemos pensar en un espacio sin tanta necesidad de reparo.

Los espacios ideales son lugares abiertos, que nos permitan disfrutar de la vista, y con una grandiosa decoración que invite a disfrutar los días sin agua. Pero, ¡cuidado! En estas zonas suele haber mucho viento, por lo que todo lo que coloquemos en nuestra terraza debe tener el piso y la firmeza necesaria para que no se dañe.

En este caso, las plantas ayudan a dar un toque especal a una grandiosa decoración e invitan a refugiarse en su sombra en los días de mucho calor.

Clima tropical, ideal para disfrutar

El clima tropical se caracteriza por ser un clima en el que nada es extremo: la temperatura, la intensidad del viento y la variabilidad en el agua son constantes. Gracias a la estabilidad de su condición, nuna hay más de 40° y nunca menos de 0°. Todo esto no quiere decir que no esté fresco o caluroso, por lo que tenemos que tener un espacio preparado.

Gracias a las condiciones imperantes, la vegetación es variada e intensa: las plantas aman las condiciones estables, por lo que este es un espacio ideal para llenarnos de verde. Como en el caso de esta imagen en los colores, la convivencia con la vegetación y el detalle de la hamaca paraguaya al lado de la pileta invitan a descansar y relajarse.

Zona mediterránea, zona maravillosa

Jardines de estilo colonial por El Jardín de Ana
El Jardín de Ana

Columbio de jardín Uovo

El Jardín de Ana

Las zonas mediterráneas tienen un clima templado, pero deben estar preparadas para soportar todo tipo de eventualidades, aunque ninguna extrema: a veces lluvia, a veces calor, a veces sequía y muchas otras, frío.

Por ello, para estar preparados, tenemos que tener un espacio apto para cualquier desafío de la Madre Naturaleza. En este caso, todos los elementos y accesorios están fijados al suelo o son pesados y, lo que no, como la hamaca, es fácilmente transportable hacia una zona más resguardada.

Esta bella terraza ofrece una vista hacia el mar que es completamente deslumbrante. El diálogo entre la vegetación y las montañas de fondo le da un toque tan impresionante que es difícil no quedarse mirando con atención esta foto.

Así como hay terrazas y terrazas, también hay fríos y fríos. No es lo mismo el frío de Canadá, muy intenso pero seco, que el de Buenos Aires, húmedo y pegote. Por eso, si queremos tener un espacio exterior que nos permita disfrutarlo pero que, a la vez nos proteja, debemos tener una terraza que esté adaptada a nuestro clima.

Hay pensar en sólidas ventanas que nos permitan tener una bella vista y que nos permita mantener el calor. Un jardín de invierno es un sueño difícil de alcanzar para los que no tienen espacio o dinero, pero colocar una abertura hacia el afuera es algo mucho más simple de hacer. Por eso, las estructuras como la de la foto son ideales.

¿Qué terraza te gustó más?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!