¿Me conviene invertir en una casa demasiado vieja?

Gabriela  García Gabriela García
Google+
Loading admin actions …

Tener una casa antigua siempre es una idea tentadora, ya que al visitarlas es imposible no enamorarse de sus pisos de madera, sus aberturas de calidad, sus ambientes amplios y luminosos y el cuidado detalle de las terminaciones. Pero tanta perfección viene acompañada de caños viejos, desagües que no funcionan o sistemas de calefacción que ya pasaron a mejor vida, y todo esto indica que sí o sí es necesaria una remodelación. 

¿Vale la pena embarcarse en semejante empresa? ¿Los resultados realmente serán equivalentes al esfuerzo en energía, tiempo y dinero? Este libro te da algunas ideas de los detalles que hay que tener en cuenta si tenés en mente comprar una casa antigua.

1. Verificar la calidad constructiva

El encanto de las casas antiguas está dado por el carácter que les da la solidez constructiva de otros tiempos, la calidad de los materiales y el cuidado de cada terminación. Esto es algo muy difícil de hallar en casas modernas, ya que hoy la mano de obra es mucho más cara y ya no hay tantos oficios especializados como antes. 

Al encarar el proyecto de comprar una casa antigua para reciclar, hay que verificar que efectivamente estos detalles estén presentes. Esto es lo que la diferencia de otra que habría que demoler.

2. Averiguar si es una propiedad històrica

Hay casas viejas que forman parte del patrimonio histórico de una ciudad, y como tales están protegidas y tienen algunas restricciones edilicias que hay que respetar al hacer alguna refacción. Muchas de ellas deben conservar su fachada intacta y es poco lo que se puede renovar. 

Para no tener sorpresas, es mejor consultar con alguna sociedad histórica o con el agente inmobiliario encargado de hacer la venta. 

3. Consultar a un arquitecto

Reforma de vivienda antigua ¨GARDELLA¨: Cocinas de estilo ecléctico por ARQ. María Florencia Fernández
ARQ. María Florencia Fernández

Reforma de vivienda antigua ¨GARDELLA¨

ARQ. María Florencia Fernández

Lo más probable es que la casa vaya a ser remodelada. Los baños y la cocina sin duda serán los primeros candidatos en el proceso, aunque también se pueden hacer otras reformas. Por ejemplo demoler algunas paredes para hacer ambientes más amplios, modernos y funcionales. 

Antes de decidir la compra de la casa sería ideal conseguir los planos originales y consultar a un arquitecto sobre las posibilidades de refacción. 

4. Combinar lo nuevo y lo viejo

Ventanas y puertas de estilo  por Anticuable.com
Anticuable.com

Antigua puerta recuperada

Anticuable.com

Al iniciar las obras de remodelaciòn de la casa conviene aprovechar ese contraste tan interesante de combinar lo antiguo con lo moderno. En la propuesta de Anticuable se puede ver claramente qué bien contrasta la puerta antigua de vidrios coloreados con la mesada de acero inoxidable y los electrodomésticos de última generación. 

5. Aprovechar los materiales nobles

Oficinas y Tiendas de estilo  por La Proyectual
La Proyectual

Herraje antiguo

La Proyectual

Las casas viejas tienen las cañerías acorde a su edad, en general de plomo, que conviene reemplazar ya que con el tiempo aparecen pérdidas y filtraciones. Todo lo que está detrás de las paredes es probable que deba ser descartado. Pero lo que está a la vista, puertas, bañeras, lavatorios, muchas veces están hechos de materiales de gran calidad que conviene rescatar. 

6. No entrar en pánico: hay presupuestos para todo

Remodelar una casa de muchos años a veces puede resultar desalentador ya que hay mucho por hacer. Pero no siempre hay que dinamitar la casa. En los baños, por ejemplo, no hace falta cambiar los pisos si no nos gustan: hoy hay pinturas muy resistentes que permiten darles un nuevo aspecto sin gastar demasiado. 

7. Cuidado con las aberturas

Jardines de invierno de estilo clásico por Hampton Windows
Hampton Windows

Hardwood Conservatories

Hampton Windows

Las aberturas de las casas antiguas tienen un diseño elegante y único, pero no cuentan con la tecnología moderna que incluye vidrios dobles para optimizar la aislación térmica y acústica. Es un detalle a tener en cuenta al decidir si se las va a conservar o si es posible modificarlas. Todo lo que se pueda conseguir en aislación eficiente se ahorra luego en sistemas de calefacción y refrigeración.

8. Considerar el mantenimiento

Jardines de invierno de estilo clásico por Hampton Windows
Hampton Windows

Hardwood Conservatories

Hampton Windows

Una casa antigua requiere más mantenimiento ya que suele tener aberturas de hierro o madera, que hay que pintar periódicamente. Lo mismo ocurre con los pisos de madera y las escaleras del mismo material. Al planificar los gastos de mantenimiento de esta propiedad hay que considerarlos ya que una vez que se invierte en remodelarla seguramente se intentará que esté impecable tanto por dentro como por fuera. 

9. Comprobar si sirve lo que ya tenemos

Cocinas de estilo moderno por homify
homify

Refurbished kitchen

homify

Al encarar una refacción conviene distribuir en un croquis todo el equipamiento que ya tenemos, observando sus medidas y necesidades. Al remodelar la cocina o el lavadero, comprobar que los electrodomésticos tengan su lugar, ya que actualmente suelen tener dimensiones más generosas. 

Lo mismo hay que tener en cuenta si se va a contar con una sala de tecnología con grandes pantallas para ve televisión o escuchar música, ya que necesitan una buena aislación y una adecuada instalación eléctrica. 

10. Amigarse con el pasado

My Vintage Kitchen: Hogar de estilo  por La Maison Boop!
La Maison Boop!

My Vintage Kitchen

La Maison Boop!

Tener una casa antigua puede tener algunos inconvenientes, por ejemplo algunas grietas y rajaduras, y más de una vez, algún que otro crujido en las tablas de madera de los pisos. Pero son detalles que le dan ese toque particular, a los que no es tan difícil acostumbrarse.

Como las personas mayores, las casas tienen su carácter y hay que aprender a respetarlas. Más allá de estas cuestiones, tienen un estilo encantador que cuando se lo aprende a querer, se disfruta enormemente ya que combinan la calidad del pasado con el confort del presente. 

En este libro de ideas tenés más ejemplos de casas antiguas remodeladas. 

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!