Solicitá cotización

Número incorrecto. Por favor, verifica el código de área, prefijo y número de teléfono.
Al hacer click en 'Enviar' confirmás que he leído los Política de protección de datos y aceptado que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Podrás cancelar tu consentimiento enviándonos un email a privacy@homify.com con efecto a futuro

¡Un gran diseño en 33 metros cuadrados!

Jerónimo Moretti Jerónimo Moretti
Loading admin actions …

Ya lo dice Rubén Blades: la vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida. No se nos ocurre una frase más apropiada para empezar este sorprendente libro de ideas. A primera vista, es un edificio normal, tradicional, simple, pero en su interior guarda una joya arquitectónica. 

Son casitas de 33 metros cuadrados ubicadas en Milán, Italia, que dejan boquiabiertos hasta al más versado. La historia es así: el empresario dueño de este edificio recurrió a arquitectos talentosos para lograr comodidad en poco espacio, con todo lo que tiene que tener un departamento moderno. 

No perdamos más tiempo: veamos cómo se ve esta maravilla realmente sorprendente.

Una primera vista

En esta foto vemos un plano general del edificio. No parece gran cosa. Es pintoresco, con las habitaciones juntitas, pasillos largos… Nada fuera de lo normal. Pero observemos bien: la habitación muy iluminada, casi en primer plano, es la que guarda la sorpresa arquitectónica que prometimos. ¡A verla!

Una entrada sorprendente

¿Es el mismo edificio? Sí, ni bien abrimos la puerta del departamento tan maravilloso que presentamos en este libro de ideas. Es un diseño moderno, minimalista, que nos invita a pasar. Vemos cemento pulido, mucho blanco y gris, tonos que convierten a este departamento en una sorpresa deslumbrante. 

Todo junto y hermoso

Al ser un departamento tan pequeño, los arquitectos fueron inteligente y pusieron junto todo lo que podían. La clave es combinar los espacios en una sola zona: cocina, comedor y living integrados con el solo límite de los muebles separándolos. Por otro lado, la iluminación juega un rol importantísimo al darle una sensación de comodidad y amabilidad al departamento. 

De esta manera, en apenas 33 metros cuadrados tenemos todo lo necesario para vivir cómodamente. Incluso hay lujos como un aire acondicionado retráctil y el horno empotrado en la pared. Una auténtica lección de austeridad y estilo. 

Un dormitorio original

Pegado al living, nos encontramos con el dormitorio. Es austero para aprovechar al máximo el espacio, sin ninguna pared que lo divida de los otros espacios. Eso sí: los muebles juegan con el espacio disponible y dan una sensación de privacidad. 

Muebles a medida

Seguimos maravillándonos con la magia que lograron estos arquitectos. De hecho, los muebles fueron diseñados especialmente por un carpintero. Así, se logró ubicar ese llamativo mueble tan alto que separa al dormitorio del resto del departamento, y que también sirve para ubicar el televisor, los libros y algunas plantas. 

La vista desde el baño

En esta foto vemos de nuevo el dormitorio pero desde el baño. El truco está en la puerta: son especiales y se deslizan dentro de las paredes para aprovechar el espacio. Desde esta vista podemos apreciar el ambiente completo. Sinceramente, ¿no dan ganas de vivir ahí pese al poco espacio disponible? A nosotros sí. 

¿Qué opinás de este maravilloso y pequeño departamento?
Casas de estilo  por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!