¿Arreglar o renovar? Esa es la cuestión…

Celeste Celeste
Google+
Loading admin actions …

Si somos propietarios de alguna casa o departamento seguramente hemos pasado, o estamos en este momento, la situación de tener algún problema que requiera un arreglo no tan pequeño y es allí cuando nos planteamos: ¿arreglo o renuevo? Ahí es cuando empiezan las miles de dudas y preguntas y, también, pocas decisiones tomadas. Sin dudas un arreglo o una renovación de un ambiente es una inversión, y cuando hay un problema en casa, hay que solucionarlo, pero lo que más cuesta es distinguir qué es más convenientes en términos de dinero.

En homify creamos una pequeña guía con puntos que indiscutiblemente se deben evaluar antes de tomar la decisión, si estás en este dilema no te preocupes, después de leer estos consejos seguramente tendrás el rumbo un poco más claro.

¿Necesidad o capricho?

El primer paso para tomar la decisión es empezar evaluando qué clase de problema tenemos: es evidente, pero nunca está de más recordar que los problemas que necesitan ser resueltos de manera inmediata no pueden esperar a una remodelación, un caño de agua roto necesita ser reparado de manera inmediata, sobre todo si es la casa que habitamos actualmente.

Ahora bien, si el problema en cuestión es algo que puede esperar un tiempo hasta ser arreglado, esto nos da la oportunidad de pensar en una gran reforma o renovación, de todos modos es una buena idea agarrar lápiz y papel y anotar los pros y los contras de la reforma que nos gustaría ¿Por qué? Porque muchas veces es difícil distinguir entre necesidad y capricho y, si bien cualquier arreglo en casa es una gran inversión, hay momentos en que, por cuestiones económicas, realmente debemos diferenciar si es necesario o no. Tiempo para reformas siempre habrá, pero el presupuesto muchas veces se encuentra más ajustado y es allí donde se marca la diferencia.

Analizar la habitación

Quintana 4598: Dormitorios de estilo moderno por IR arquitectura
IR arquitectura

Quintana 4598

IR arquitectura

El segundo punto a analizar son las debilidades de la habitación en cuestión, muchas veces queremos renovar la habitación y nos imaginamos techos nuevos, paredes derribadas o nuevas, en fin, cambios drásticos y no nos damos cuenta que tal vez con una pintura renovada y el cambio de muebles es suficiente para crearle una nueva cara a nuestro hogar. Si bien el cambio de muebles no es un presupuesto super pequeño, lo cierto es que será menor a una renovación total.

Debemos tener en cuenta todas las opciones, desde cambiar el color de las paredes, el techo o el piso, cambiar los muebles, no debemos olvidarnos de la iluminación que juega un papel importante en toda habitación, incluso podemos tener en cuenta que una manera de hacer una reforma express y a bajo costo, son las paredes de madera o vidrio que podemos colocar nosotros mismos. Éstas si bien son más finas que una de ladrillo, sirve perfectamente para dividir ambientes y generarán un gran cambio. Podemos ver ejemplos en el proyecto de: IR Arquitectura.

¿Cuánto quiero gastar?

 Por supuesto que si hablamos de arreglo o reforma implica gastos, el presupuesto hay que pensarlo con detenimiento ya que es esencial saber de cuánto disponemos, y de qué forma, antes de encarar el arreglo.

Hay que tener en cuenta que una reforma , si bien se desarrolla durante cierto tiempo, implica un presupuesto más alto y muchas veces el pago por adelantado. Ahora bien, si no estamos en condiciones de realizar un gran pago de una vez tengamos en cuenta que otra opción es generar un gran cambio de a poco, generando pequeños cambios en un mismo ambiente éste puede renovarse totalmente sin necesidad de hacerlo completo de la noche a la mañana.

El tiempo es oro

CASA HARAS: Casas de estilo moderno por ESTUDIO GEYA
ESTUDIO GEYA

CASA HARAS

ESTUDIO GEYA

El próximo punto a tener en cuenta es tan importante como el dinero que tenemos para invertir: el tiempo. Seamos realistas, la mayoría de las veces las reformas tardan más de lo planeado, por imprevistos en el trabajo o en los trabajadores, lo cierto es que debemos tener en cuenta que una reforma nos implica tiempo: tiempo en el que podemos prescindir del área que va a estar en obra,  tiempo que debemos disponer para estar presentes cuando se hace la reforma y sobre todo poder soportar mentalmente todo lo que ello implica, es decir, no tener grandes cuestiones paralelas que nos quiten energías como tener la casa en plena refacción, así evitamos estresarnos de más.

Pensar el cómo

CASA RC: Jardines de estilo moderno por ESTUDIO GEYA

En base a los dos puntos anteriores (tiempo y presupuesto) debemos analizar cómo queremos encarar la refacción: si preferimos ir invirtiendo de a poco, tal vez comprando muebles primero, pintando después o construir una pared y luego decidir cómo renovar los muebles. Lo mismo si elegimos una gran renovación, evaluar si se puede hacer por partes y si nos conviene, o preferimos poner en stand by esa parte de nuestra casa y que esté en refacción durante un mes o más.

Todo esto por supuesto dependerá de qué área de la casa hablamos, no es lo mismo refaccionar un living o un garage que el único dormitorio que tenemos o la cocina, o un baño.

Pedir consejos

Clásicos Detalles: Jardines de invierno de estilo clásico por LLACAY arquitectos
LLACAY arquitectos

Clásicos Detalles

LLACAY arquitectos

Y ultimo, pero no menos importante, es hablar y pedir consejos, escuchar las experiencias de amigos suele ser una gran ayuda a la hora de decidir, todos pasamos por problemas en casa y tuvimos que enfrentar éste dilema, lo mejor será escuchar sus experiencias, evaluar sus pro y sus contras y, en base a eso, ya encarar una decisión más definida.

Si tenes en mente una reforma no dejes de leer: ¡A calcular bien! Así nos garantizamos reformas baratas.

Contanos, ¿te tocó alguna vez renovar?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!