7 pecados capitales: dónde y cómo complacerlos

Celeste Celeste
Google+
Loading admin actions …

Los pecados capitales son un clásico tanto de la literatura, de la religión e incluso del cine, pero un pecado no es capital debido a su magnitud, sino porque de él se pueden desprender otros más. Los 7 pecados capitales son: la gula, la pereza, la avaricia, la ira, la envidia, el orgullo y la lujuria. Seguramente cuando pensamos en ellos lo hacemos en relación al modo de ser de las personas y siempre en su extremo más dañino, pero lo cierto es que, como afirma Aristóteles: todo extremo es malo, tanto el exceso como el defecto, por eso lo mejor es buscar el justo medio. Lo mismo creemos que sucede con los pecados capitales, tanto de la gula, la lujuria o pereza, podemos buscar un equilibrio que nos permita disfrutarlos con moderación, sin caer en privaciones descomunales o excesos ¿y qué mejor manera de complacer estos pecados que hacerlo en nuestra casa?

En homify te presentamos una habitación para cada pecado para que te saques las ganas de disfrutarlos de la mejor manera y, como siempre, con todo el estilo.

La gula

La gula: ¿quién no ama comer? La relación que tenemos con la comida dice mucho de nosotros, poder saborear y preparar una rica comida es parte de ese disfrutar, por supuesto que siempre de manera moderada. La cocina ideal para este primer pecado capital debe ser una cocina que nos agrade a todos los sentidos, tiene que ser bella pero también sumamente práctica, porque no hay nada más placentero que cocinar en un lugar que nos brinde comodidad y facilidades. Una gran cocina es una de opción genial, si tiene una isla, mejor, ya que nos permitirá movernos con más facilidad y seguramente esté integrada al resto de la casa. Esto hace que el momento de la cocina no se pierda el chef en soledad sino que interactúe e incluso que se cocine en grupo.

¿Y el descanso?

Es fácil reconocer por qué a veces es necesario tener nuestro momento de pereza o descanso, la vida moderna está llena de actividades, si vivís en una gran ciudad sabrás que se pierde mucho tiempo fuera de casa viajando, por eso, guardarnos un momento del día o de la semana para simplemente no hacer nada es muy importante. El lugar por excelencia para hacer pereza, sin dudas, es el living. Ese espacio grande, seguramente con una tele o una biblioteca al lado será nuestro templo para practicar la pereza. La clave para poder relajarnos sin pensar en nada es tener un buen sillón, sea grande o chico, lo importante es que nos dé comodidad y no un dolor de espalda. Por supuesto que mantas y almohadones son grandes aliados, especialmente en éste momento del año en que los días son más fríos, y sobre todo si solemos quedarnos dormidos cuando miramos una peli o leemos un libro, ¡son más que fundamentales! Te invitamos a ver los de Bharani Deco.

Noches de lujuria

A bedroom in winter times: Dormitorios de estilo moderno por ArqRender
ArqRender

A bedroom in winter times

ArqRender

La lujuria por supuesto que se ubica en nuestro dormitorio, una cama cómoda, si es grande mucho mejor, es fundamental. También las luces suman mucho a los momentos íntimos, luces tenues que apenas iluminen el dormitorio o incluso luces de colores pueden cambiar la imagen del cuarto cuando queremos dejar volar la imaginación y los sentidos. Si tenemos un baño en suit lo mejor será sumar un poco de mármol en sus muebles o paredes, éste material es imagen viva de la lujuria. También una de las opciones que suman mucho a la hora de disfrutar este pecado es el jacuzzi, tener uno puede hacer los momentos más divertidos y sensuales.

Que no se note…

La avaricia, en su versión moderada, es tener un buen respaldo económico lo cual suele ir de la mano con éxitos en la carrera profesional. Si bien es algo que muchos deseamos lo cierto es que no queremos tampoco alardear de eso, no buscamos gritar a los cuatro vientos cuántos digitos tenemos en nuestra cuenta bancaria y la mejor manera de mantener un bajo perfil es tener un hogar que, al menos por fuera, no llame la atención, un diseño minimalista suele ser una de las mejores opciones, porque tiene poco pero lo poco que tiene lo posee con estilo. Podemos tener una gran casa con todas las comodidades y que por fuera sólo parezca una casa típica.

La ira

La ira es algo que debemos evitar, pero lo cierto es que existen cosas que nos generan enojo, y otras que nos generan mucho enojo, guardarlo sabemos que no es bueno, entonces ¿qué hacemos? Disponer en casa de un sector para descargar energías es lo ideal, si no solemos ir al gimnasio o salir a correr, tener un saco de boxeo es la opción más inteligete, ya que no sólo nos ejercitamos, sino que golpear un saco puede liberarnos de la ira o del enojo que tenemos. Un saco de boxeo no requiere mucho lugar como una cinta para correr y puede ser instalado en casi cualquier espacio, ahora sí, no hay excusas para dejar el enojo de lado.

Ser conscientes de los logros

Inspired by  Brukman Chechik: Dormitorios de estilo moderno por LIVE IN
LIVE IN

Inspired by Brukman Chechik

LIVE IN

Estar orgulloso de nuestros logros y de lo que tenemos es sano, sentir orgullo por la familia y los logros que hemos cosechado a lo largo de nuestra vida es bueno para ser conscientes de lo que tenemos y de lo que valemos, tanto en cuestiones de relaciones como en la parte profesional. ¿Cómo te imaginás un rincón para sentise orgulloso de todo esto? Para nosotros un dormitorio con una gran cama, que sea cómoda, en donde todos los días te puedas ir a dormir y sentirte como en un palacio es la manera ideal, al fin y al cabo es donde descansamos.

La envidia

Y si la envidia dice presente, no hay major manera de evitarla que alejarse de aquellas personas a las que miramos y envidiamos, una casa de campo es la opción ideal, esas que son grandes y, cuando salís, no tenes vecinos al lado de tu casa. 

Bueno, tal vez es un poco extrema la idea de dejar todo y mudarte al medio del campo, sin embargo una casa de descanso nunca es una mala idea, es un buen recurso para parar con la vida agitada que llevamos, centrarnos en nosotros mismos o nuestras familias, disfrutar de la tranquilidad y reconectar con la naturaleza.

¿Qué pecado es el que te gusta complacer más?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!