Solicitá cotización

Número incorrecto. Por favor, verifica el código de área, prefijo y número de teléfono.
Al hacer click en 'Enviar' confirmás que he leído los Política de protección de datos y aceptado que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Podrás cancelar tu consentimiento enviándonos un email a privacy@homify.com con efecto a futuro

Como ganarle la guerra a las polillas

Gabriela  García Gabriela García
Google+
Loading admin actions …

Hay sorpresas agradables y otras que te amargan el día, como por ejemplo descubrir que tu sweater preferido tiene un horrible agujero comido por las polillas. Pero esto se puede remediar de ahora en adelante, ya que hay productos y métodos que te van a ayudar a alejarlas para siempre, no solo de tu placard o vestidor sino también de toda tu casa. 

Las polillas más comunes son las de la ropa que comen tejidos de lana, pero hay otras que devoran alfombras, papeles, granos,  forrajes y cultivos. Seguí leyendo para enterarte de cómo hacer para que noten, definitivamente, que no son visitantes bienvenidos a tu casa. 

La ropa, limpia

Vestidores de estilo  por Elfa Deutschland GmbH
Elfa Deutschland GmbH

„Warme Farben unterstreichen meine Persönlichkeit. Das gilt auch in meinem Zuhause.“

Elfa Deutschland GmbH

Las polillas adoran comer lana, en especial si no está del todo limpia. Así que para declararles la guerra nunca hay que guardar sweaters o prendas de lana o paño que no estén impecables.  

Lo ideal sería lavar todo con agua caliente para destruir las larvas, pero esto haría que tus prendas se encojan y queden apelmazadas, así que es mejor ni intentarlo. Una alternativa es hacer un lavado en el lavarropas en el programa para ropa delicada, y secar todo extendido en una superficie planta antes de guardar en bolsas plásticas bien selladas. Otra solución es llevar todo a la tintorería para que se le haga una limpieza a seco. 

A falta de tiempo, precaución

Si no tenes demasiado tiempo de lavar toda la ropa antes de guardarla en cajas o fundas hasta la temporada que viene, no la dejes a merced de las polillas. Mantenela mientas tanto en bolsas bien selladas, hasta que te hagas un minuto de sacarla, lavarla o llevarla a la lavandería. 

Una vez por mes, ¡aire!

 de estilo  por Alfombras Toledo
Alfombras Toledo

Alfombra moderna

Alfombras Toledo

Una vez por mes conviene sacar la ropa de lana al sol y sacudirla vigorosamente para desprender las larvas. Estas futuras polillas tienen un ciclo vital de unas tres semanas, por eso cada 30 días hay que repetir el operativo anti-polilla. 

También es conveniente sacar al sol las alfombras o carpetas, y atizarlas con un palo o una madera plana para desprender el polvo, los huevos y las larvas que pudieran tener. La luz del sol te va a ayudar a ver bien el tejido, y por otra parte,  un poco de ventilación nunca le viene mal a los textiles. 

La mejor aliada, la aspiradora

Mantas tejidas artesanalmente:  de estilo  por Carolina biercamp
Carolina biercamp

Mantas tejidas artesanalmente

Carolina biercamp

Para eliminar los huevos de polilla que pueden estar escondidos entre las fibras,  se puede pasar la aspiradora sobre la ropa. mantas y throws.  Una vez hecho esto conviene descartar la bolsa o lavarla con agua bien caliente si son las reutilizables de tela. 

Periódicamente es importante aspirar periódicamente todos elementos textiles de fibras naturales que haya en la casa, y también debajo de la cama y detrás de las estufas, ya que a las polillas les encantan los rincones calentitos.

Flores de lavanda

Hogar de estilo  por Atelier Isy
Atelier Isy

cuori profumati alla lavanda

Atelier Isy

Otro secreto que ayuda a alejar las polillas es el agradable olor de la lavanda. Podés disponer bolsitas con sus flores o cartones impregnados en su aceite esencial en el vestidor o dentro de los cajones. En este último caso hay que cuidar que los mismos no entren en contacto directo con las prendas para no mancharlas. La lavanda es un buen repelente y aporta un aroma exquisito. 

Naranja y limón

Jardines de estilo  por Mono Studio
Mono Studio

Huerto urbano 45/90

Mono Studio

La piel de naranja o de limón también es un buen repelente para las polillas. Podés poner algunas cáscaras secas en bolsitas de tul en varios rincones del vestidor o de los cajones, teniendo la precaución de que  no to,en contacto directo con la ropa para no mancharla. De otro modo, la ropa no tendrá agujeros… pero si manchas amarillentas difíciles de eliminar. Otra alternativa es usar aceites esenciales de alguno de estos cítricos, que además de echar al enemigo llenarán tu casa de una rica fragancia. 

Ahora que sabés cómo protegerte delas polillas, seguí leyendo para encontrá ideas sobre los mejores diseños de vestidores.

Casas de estilo  por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!