Solicitá cotización

Número incorrecto. Por favor, verifica el código de área, prefijo y número de teléfono.
Al hacer click en 'Enviar' confirmás que he leído los Política de protección de datos y aceptado que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Podrás cancelar tu consentimiento enviándonos un email a privacy@homify.com con efecto a futuro

Una casa moderna con techo de paja

María Alejandra Pucheta María Alejandra Pucheta
Loading admin actions …

Hoy conoceremos una casa diferente a todas, es sumamente amable y receptiva, tanto por su estética como por su disposición. Esta carismática pieza arquitectónica se encuentra ubicada en una zona rural del Borne, una localidad holandesa rica en historia, tradición y paisaje, y fue proyectada por el estudio holandés Building Design Architectuur.

Esta casa tiene dos particularidades que comparten protagonismo: por un lado sus muros con enormes aberturas, marcadamente modernos; y por el otro lado, su destacable techo de paja, fiel al estilo de las casas de granja típicas de los Países Bajos, así como de otros países del norte europeo. Suena interesante ¿no? Entonces ¡recorrámosla!

Tradición y modernidad

El contraste entre el blanco de los muros de mampostería y las carpinterías oscuras que se abren en esquina, le imprimen un aspecto moderno al conjunto, que se combina con la gran cubierta de paja, que tanto por su forma como por su materialidad, compensan lo moderno con un gran toque de rústico y tradicional.

Los techos de paja pueden parecer una novedad constructiva llegada de la mano de la arquitectura sostenible. Pero en realidad, son una cubierta tradicional y con mucha historia, además pueden ser tan económicos y tan duraderos como cualquier otro.

Y además de ser encantadores, proveen de un excelente aislamiento térmico y acústico.

Techos con historia

Los techos de paja se conocen desde los tiempos más remotos para el resguardo de las viviendas de la intemperie. Hoy, el Norte es el reducto tradicional de los techos de paja, sin embargo, la arquitectura popular nos ha dejado muestras de este tipo de techumbre en una amplia geografía, como Holanda, Irlanda, Dinamarca, Normandía (Francia) y Gran Bretaña. Hoy los techos de paja siguen siendo una opción para las viviendas unifamiliares en estas regiones. 

Cuando están bien instalados por mano de obra profesional y bien cualificada, como ocurre en el Noroeste de Europa, Japón y Sudáfrica, estamos hablando de techumbres completamente impermeables, aislantes y muy duraderas.

Cuestión de escala

Ahora nos ubicamos en la parte trasera de la casa, y lo que antes se veía completamente abierto con grandes paños vidriados y techos que se extienden en voladizo, aquí toma una escala menos grandiosa con un techo más homogéneo, recto y cerrado –salvo por un recorte en el techo donde se ubica una ventana que aporta luz cenital al área de la escalera-.

Las aberturas en la fachada también se redujeron a puertas y ventanas de medidas más estrechas, dejando los grandes ventanales en esquina para la fachada del parque; estas se corresponden más con la escala de una casa otro tiempo, con el costado rural y tradicional al que también aspira su arquitectura y sus techos.

Esta casa, de un delicado equilibrio entre la concepción moderna y su impronta rural,  empieza a mostrar el nivel de detalle y diseño en favor del confort y la elegancia, empezando por su exquisito living exterior.

Un deck de madera se superpone transversalmente a la pileta, ocultando uno de sus bordes y  así logrando el efecto de desborde infinito, tan buscado en las viviendas de categoría como esta. El resultado es de una elegancia indiscutible, y a su vez de un comodidad y practicidad muy bien logradas, ya que este living exterior funciona como extensión del interior y de la pileta, haciendo una especie de nexo, o espacio conector, entre estas áreas.

A todas vistas

Una vez que ingresamos a la casa, la presencia del verde permanece intacta, dialogando con los interiores gracias a la desmaterialización de la esquina, con enormes carpinterías de piso a techo y marcos livianos en color negro, que hacen que el parque se cuele en el interior, dándole total protagonismo al paisaje como uno de los pocos elementos decorativos.

A resaltar la imponencia del exterior también apunta la estética simple y despojada del diseño interior. La precisión en la elección de los muebles definen la impronta claramente moderna de la casa. De líneas finas y geométricas, todo el mobiliario, junto al trazado del piso cerámico y de las carpinterías metálicas, se dispone en el espacio con una sutil elegancia.

Blanco sobre blanco

Sin duda el blanco es uno de los favoritos a la hora de crear ambientes bien modernos, es el color de los futuristas, así como el de todo aquel que quien crear un espacio minimalista.

Aquí vemos el efecto que se produce  contrastar las lisas e impolutas superficies del sofá de cuero y las mesas ratonas laqueadas, con el piso en color gris grafito. Las paredes, el techo y el mueble que cubre por completo una de las paredes, garantizan la continuidad del mismo tono de blanco en todo el ambiente, sin la interrupción de ningún tipo de borde, moldura o artefactos. El mueble-pared recién mencionado, apenas es interrumpido por una franja de madera clara -tipo paraíso-, que contiene biblioteca, chimenea y sector de televisión.

​Espacios integrados

Los sectores de la cocina, comedor y estar, se suceden uno a continuación del otro con total fluidez, y se abren generosamente hacía un lateral para incorporar la terraza.

Todo el interior de esta vivienda luce una estética despojada, casi minimalista, pero con una impronta sumamente personal y ciertos aires clásicos.

Aquí nos despedimos de esta casa y apuesto a que esta combinación de lo tradicional y lo moderno te encantó, y por eso preparamos el libro Guía al Rusticismo que no te podes perder.

¿Qué opinás de esta combinación?
Casas de estilo  por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!