Descubrí los seis secretos de un jardín zen

silvia silvia
Loading admin actions …

La cultura japonesa siempre ha sido una fuente de sabiduría para los occidentales. Nos hemos interesado en ella por ofrecernos grandes aportes para el conocimiento personal y al equilibrio con la naturaleza.

Los jardines zen son un ejemplo de esta riqueza oriental. Originados en los templos budistas como un camino para lograr la meditación y la concentración, se han ido expandiendo en otras ámbitos, siendo sinónimos de simpleza y austeridad.

A diferencia de otros jardines que conocemos en Occidente, los espacios zen se caracterizan por ser secos y por contar con una cantidad de elementos imprescindibles para su composición.

Hoy, te acercamos los secretos de este edén para que te inspiren a vivir más armónicamente.

Las plantas

Otro componente que nunca puede faltar en un jardín en base a esta filosofía ancestral son las plantas. Es importante que su presencia sea para poner de manifiesto la tranquilidad de la composición. 

Por esta razón, debería respetar la gama de los verdes en sus variadas tonalidades, más intensas o más suaves. La idea es que predomine una armonía sencilla y sin mucho brillo porque desentonaría en el conjunto.

El concepto

 de estilo  por Zen Ambient
Zen Ambient

Fuente, bonsai, piedras y lamparita

Zen Ambient

Uno de los elementos fundamentales de un jardín zen es la presencia de un sendero. En esta composición, es muy importante que el visitante se sienta guiado con mucho cuidado a través del resto de los componentes del espacio. 

Su confección puede ser de madera o de piedras y a lo largo de este camino, la persona puede gozar de diferentes puntos del vista de la arquitectura y de la atmósfera que lo rodea.

Generalmente, no son rectos sino que presentan curvas para que el paso de quien lo visita se relajado y apaciguado.

El concepto

Cada jardín zen puede ser diferente aunque conserve los elementos típicos que le dan forma. La idea primordial de quienes dieron vida a estos jardines era que la confección del espacio despejara la mente de todo lo que la perturba y se enfoque en un punto.

En su conformación pueden convivir elementos vivos como plantas y musgos como así también, componentes no vivos. La riqueza está en la perfecta combinación.

Las piedras

En este tipo de jardines se apela mucho al simbolismo, es una herramienta fundamental que no se puede dejar afuera.

En el caso de las piedras tienen como papel representar todo lo que nos obstaculiza en la vida y no nos permite avanzar en nuestro camino. Sin embargo, puede tener otro significado relacionado a la eternidad.

Su colocación deberá considerar tamaños, formas y texturas para crear un equilibrio espacial adecuado.

Jardines de Baires Green Muebles.

La arena

Otro simbolismo cargado de relevancia en la creación de un jardín de este tipo, es que incorpora el elemento arena al representar el agua. 

EL flujo o movimiento característico de este medio líquido se produce en el rastrillaje típico de la arena para marcar ondulaciones. 

Este elemento nos refiere a la pureza y nos ayuda a eliminar todo aquello que perturba nuestra serenidad.

La arquitectura

Como dijimos anteriormente, en los jardines zen prevalece como concepto vital la armonía. Y esto también hace referencia a la arquitectura que lo circunda.

Originalmente, estos espacios verdes eran creados para ser observados desde un templo o monasterio budista, pero siempre respetando ese equilibrio entre los elementos.

Desde el jardín es importante poder apreciar vistas de las construcciones que lo rodean, como  portones de madera o de piedra.

¿Seguís con nosotros?  Seis básicos en decoración de jardines.

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!