Solicitá cotización

Número incorrecto. Por favor, verifica el código de área, prefijo y número de teléfono.
Al hacer click en 'Enviar' confirmás que he leído los Política de protección de datos y aceptado que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Podrás cancelar tu consentimiento enviándonos un email a privacy@homify.com con efecto a futuro

Y ahora… ¿Cómo diseñamos nuestro dormitorio matrimonial?

Celeste Celeste
Google+
Loading admin actions …

Cuando uno pasa de vivir solo a vivir en pareja la decoración es un tema especial, y si hablamos del diseño de algo tan personal como el dormitorio podemos estar frente a un gran problema ¿Cómo diseñar un dormitorio matrimonial que agrade a los dos?

En homify nos encantan estos desafíos, por eso, en esta ocasión, te damos algunas ideas para que éste gran cambio no genere caos en tu casa ni en tu relación. Sabemos que el dormitorio es uno de los lugares más íntimos dentro de nuestra casa, pero si lo compartimos puede seguir siendo nuestro lugar favorito y, a la vez, expresar nuestros gustos y preferencias sin que nadie salga perdiendo.

Nuestro templo

El dormitorio es nuestro templo, es el lugar que elegimos para recargar nuestras energías, donde dormimos, es decir, donde terminamos y empezamos nuestro día, pero también es el lugar donde seguramente pensamos las grandes decisiones. Como tal, el dormitorio tiene que ser un lugar al que recurrimos por elección, y esto ¿Cómo se logra? Sin dudas el primer paso es diseñar un cuarto en el que nos sintamos a gusto, que refleje nuestros gustos y preferencias, que sea acogedor y nos invite a querer pasar momentos allí.

El hecho de compartir el dormitorio con la pareja puede hacer el tema de la decoración y otras elecciones un poco más complicado pero de ésta conjunción de dos personas y dos gustos puede salir un estilo que vaya muy bien con la idea de un dormitorio donde amar y descansar.

¿Qué estilo elijo?

El estilo del dormitorio es una de las cosas que más discusiones puede generar pero si logramos llegar a un buen acuerdo podemos crear una combinación de gustos bastante neutra pero con estilo, que haga de nuestro cuarto el mejor rincón de nuestra casa.

Un dormitorio, sea de una o más personas, hombre o mujer, debe ser un lugar que nos permita y nos invite a un buen descanso, existen muchos colores y estilos que pueden ser nuestros favoritos pero si no los adaptamos a la habitación puede generarnos malestar cuando queramos descansar, por eso un estilo en donde la base sean colores neutros o serenos es la mejor opción. Por supuesto que no debemos privarnos de los colores más llamativos, podemos elegirlos para sumarle vida en detalles de textiles o los muebles, pero lo principal es que en el cuarto reinen colores como beiges, tierra, blanco, azules, celestes o verdes. Si elegimos colores fríos como el negro, además de sumar pura elegancia, podemos darle un toque de calidez eligiendo muebles de madera, de ésta manera nos sentiremos más a gusto.

Dos personas, dos mesas de luz

Dormitorios de estilo  por Kabaz

Así como en la decoración pensamos en los gustos de ambos, también en el mobiliario, lo ideal (y clásico) es que de cada lado de la cama haya una mesita de luz, por supuesto que con un velador en ellas, éste es un punto importante porque si bien la cama es compartida, no sucede lo mismo con las horas de sueño o incluso las costumbres. Hay personas que les gusta leer antes de irse a dormir y, si la lectura es interesante, puede extenderse hasta largas horas, por eso la iluminación de cada lado de la cama es importante, podemos optar por las luces a las que le podemos regular la intensidad, así cuando nos levantamos y la otra persona sigue durmiendo no la molestamos con una luz fuerte, o aquellas lámparas más puntuales en caso que nos guste leer. La idea es que cada uno tenga su iluminación y, en caso de ser encendida mientras el otro duerme, no se disperse o sea muy fuerte.

Si te gusta el estilo vintage no dejes de ver las mesitas de Capitulo Dos, te vas a enamorar.

Placard o vestidor

Si tenemos la suerte de diseñar el dormitorio desde cero, lo ideal es elegir un espacio para el placard o vestidor, un espacio que esté apartado de la cama y tenga su propia iluminación. Muchas veces tardamos en elegir el atuendo y podemos realmente molestar a quien sigue durmiendo, pero más allá de esto, la idea de un vestidor apartado nos permite mantener el orden más fácilmente en el lugar de descanso. Tener un pequeño ambiente exclusivo para la ropa y accesorios nos permite probarnos y cambiarnos tranquilamente sin perturbar el orden del lugar donde se descansa. Lo mejor, por supuesto, será dividir el vestidor y que cada persona tenga su espacio para la ropa, calzados y accesorios, de ésta manera cada uno se entiende en su (des)orden y evitará discusiones triviales.

¡Con baño también!

Baños de estilo  por DER RAUM
DER RAUM

Waschtisch mit verglaster Dusche und WC

DER RAUM

Si nuestro cuarto tiene baño en suite una de los mejores diseños para un dormitorio matrimonial es aquel que posee dos bachas, esto nos permite que cada uno tenga su espacio para su ritual personal antes de irse a dormir o cuando se levanta, además permite utilizar el baño sin necesidad de esperar que el otro salga. Lo mejor será que, al igual que el vestidor, cada uno tenga su sector de manera que los productos personales estén dispuestos de la manera en que cada uno prefiera, convengamos que existen ciertas costumbres sobre cómo acomodar los productos que utilizamos diariamente que todos preferimos mantener.

Si disponemos de un gran baño, una manera de optimizar su uso es también elegir ducha con cabina o una separación para el sector del inodoro, de manera que, en caso de apuros, el baño pueda ser usado por los dos a la vez respetando en cierta forma la intimidad del otro. Los vidrios esmerilados no sólo le brindan un toque de modernidad a nuestro baño, sino que, en este caso son ideales para crear más intimidad.

Como en un hotel

Dormitório Turquesa: Dormitorios de estilo  por AnnitaBunita.com
AnnitaBunita.com

Dormitório Turquesa

AnnitaBunita.com

Una tendencia que se impuso en los últimos años es el pequeño living en la habitación, es una comodidad que sin dudas es de mucha utilidad en un dormitorio matrimonial y no tenemos por qué disfrutarlo sólo cuando estamos de viaje y nos hospedamos en hoteles. Un par de cómodos sillones sin dudas los disfrutaremos mucho en el cuarto, porque es un lugar donde frecuentemente se discuten temas de parejas, proyectos o largas y distendidas charlas, no todo tiene que suceder en la cama. Un par de sillones pueden ser el lugar ideal para relajar.

Por supuesto que si tenemos un baño o unos sillones como parte de nuestro dormitorio una manera segura de disfrutarlo sin incomodidad en los pies es disponer de una gran alfombra.

Darle un respiro a la habitación

Si podemos diseñar el dormitorio, y éste no tiene balcón, una opción que sin dudas te trasladará a otra dimensión es un pequeño patio interno. No necesariamente tiene que ser super grande, con sol o mucha iluminación, recordemos que existen especies de plantas que se adaptan perfectamente al interior, lo ideal será elegir la que más nos conviene y crear un pequeño patio, tal vez sólo con plantas o, si el espacio lo permite, poder instalar un par de sillas para disfrutar allí.

Tener una conexión con lo natural, sea patio, balcón o un ventanal con una hermosa vista, cambiará nuestro descanso, la relajación que nos brindará ese paisaje será clave para desconectarnos en el dormitorio, lo ideal es crear una pared vidriada que nos permita disfrutar de la vista, iluminar las plantas con una iluminación suave pero que se luzca de noche es ideal, por supuesto que del lado de adentro podemos instalar cortinas o blackout para preservar la oscuridad, una vez que amanezca, y lograr un buen descanso.

¿Qué estilo le darías a tu dormitorio matrimonial?
Casas de estilo  por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!