La casa del sol naciente

Pablo Briguez Pablo Briguez
Loading admin actions …

Nos valemos del nombre de la vieja canción americana (the house of the rising sun, 1934) interpretada por The Animals, para titular esta obra donde el sol juega un papel más que singular. La presencia es tan notoria sobre toda la casa, tanto en sus exteriores y en sus interiores y el lógico uso del color blanco en sus superficies juega bajo dos efectos: repeler la radiación sobre la superficie de la casa y trasladar su luz a todos los rincones interiores de la misma, siendo estos dos efectos no una invención del studio arte, sino logros propios de la historia de la construcción del lugar. Solo somos luces y sombras, parece decir esta casa Minha, tan solo un juego de luces y sombras.

Luz del alba

Tres volúmenes se disponen alrededor de un patio, o tal vez podríamos decir dos (uno en forma de L y un volumen más suelto) o podríamos hablar de un conjunto de una unidad que gira alrededor de un patio y se expone de frente a la solemnidad del cielo, a la luz que el sol proyecta sobre cada uno, a las sombras que generan según pasa el día. En el centro de este conjunto, aparece una pileta, un espejo de agua que parece completar el cuadro.

Escapar del sol

Es la luz solar entonces, ¿un efecto deseado?. Es en sí, un hecho concreto, algo que pertenece a este lugar, que forma parte de las características de este sitio. Es por eso que según la situación será conveniente la luz o será convenciendo la sombra. En la imagen aparecen estas situaciones, luces y sombras coexisten y son en algunos casos estas últimas buscadas, producidas, un hecho meramente artificial, por sobre el hecho natural.

Vivir en las sombras

Estos espacios artificiales, buscados son una reinterpretación de maneras de construir, de maneras de protegerse de las inclemencias del clima. Por eso la imagen nos remite con esos toldos a antiguas tiendas para cubrirse del sol del desierto. Bajo esas construcciones hay vida, hay usos, que en otras latitudes serían impensados. Es una arquitectura ligera, apenas un elemento para crear un lugar, un espacio, y ese lugar ese espacio es apenas un lugar de sombra.

Hay vida afuera

El clima da permisos, prohíbe, delimita. Algunos climas son mas benevolentes, otros más agresivos.

Parece este caso una combinación de ambos, benevolencia por permitir el uso del espacio como si no fuera adentro o afuera, como si no hubiera limites o diferencias entre ellos, y agresivo porque lo único necesario es protegerse de la fuerte radiación, para transformar esa componente agresiva en una potencialidad.

La luz se mueve en el espacio

No se trata de entender la física de la luz moviéndose en el espacio, sino de entender que es un efecto buscado moverse, trasladarse al interior para darle vida a los espacios. La luz, no ya la radiación solar se vuelve algo deseado, generando espacios inundados de ella y otros con su ausencia

Al atardecer

Lo construido se torna homogéneo, parece ser todo igual, pierde la calificación que el sol le daba, todas las superficies parecen fundirse en una sola pieza. La luz se vuelve artificial, el adentro cobra vida por sobre el afuera, aparece la luz interna. Pero tanto de día como de noche el recurso parece ser el mismo: la luz, y el efecto buscado también, darle vida a la arquitectura a través de su presencia o no.

Si te gusto esta obra, te recomendamos leer el siguiente artículo: una casa para soñar despierto

contanos que te pareció esta obra...
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!