¡A remodelar! De depto viejo a depto fantástico

Antonia T Antonia T
Google+
Loading admin actions …

Hoy homify te lleva hasta Corea para ver la remodelación de un viejo depto. La antigüedad de la vivienda se notaba en las paredes y en casi todos los rincones. Accesorios y muebles eran anticuados y sin estilo. La transformación de este departamento en un lugar agradable, y moderno habría costado menos de 30, 000 euros. Lo que evidencia que la renovación interior no siempre requiere un trabajo extravagante y una inversión -dependiendo el país- altamente significativa. 

A continuación te mostramos los resultados a cargo del despacho Design Seven ¡Mirá!

Antes de…

En esta cocina los colores son aburridos y anticuados. Los revestimientos en flores verdes y amarillas es bastante tradicional, pero está fuera de sintonía con los tiempos modernos. El piso de madera parece haber sido bien mantenido. Es obscuro y acentúa el bajo estado de ánimo que emana este depto. 

La iluminación también decepciona, no hay elementos que se puedan jerarquizar con una luz tan desventajosa.

¡Así quedó!

El anterior revestimiento obsoleto desapareció para dar paso a una brillante pared de azulejos blancos. Suave y limpia,  el color no sólo ilumina el espacio, sino que también aumenta las dimensiones de la habitación. 

La cocina ha sido objeto de algunos cambios radicales: el suelo, las luces del techo y pequeños armarios han sido reemplazados por piezas nuevas. En primer lugar, el suelo de madera se percibe más lustroso. La iluminación moderna es impresionante y da vida a este espacio. 

Entrada y vestíbulo

Algunos pequeños rincones del depto también ha sido renovado y, ahora ,tienen consonancia con los tiempos que corren. Anteriormente, como vemos en imagen, la decoración se ve muy vieja y pone en duda la necesidad de este pequeño vestíbulo. A pesar de que la unidad de almacenamiento, es particularmente grande ,en comparación con la superficie total de este piso, no era atractiva. El vidrio translúcido y puertas corredizas tradicionales están fuera de sintonía con el estilo moderno que se aplicará al nuevo diseño.

¡ A nuevo!

La antigua entrada y ano existe. Ahora el espacio adquiere un toque de funcionalidad y un exquisito estilo contemporáneo. Una puerta abatible, en color gris, separa la entrada del resto de la vivienda. El diseño se compone principalmente de una placa grande de vidrio transparente. Esto permite una visión directa del interior y deja una extensión de la luz suave entre las dos partes. Una tabla de madera en el lado derecho del nuevo vestíbulo invita a la gente a quitarse los zapatos antes de entrar.

La entrada es ahora más flexible y contemporánea.

Sin carácter

El suelo, las paredes y los contornos de las puertas corredizas son de color obscuro y sin brillo. Las luces emiten una luz cegadora. La habitación no tiene carácter. El objetivo aquí es reestructurar y decorar este espacio vacío. ¡A ver el resultado!

Entre lo clásico y moderno

La pared de ladrillo aporta carácter a la habitación. Las puertas corredizas se destacan con su nuevo contorno negro brillante. Las viejas cortinas se han ido y se aprovecha al 100% la luz natura.  La iluminación artificial, como comprobamos, es un elemento esencial de esta exitosa renovación.

Este nuevo espectáculo se compone de una mezcla equilibrada de matices de colores y texturas que crea una interesante estética entre lo clásico y moderno.

Viejo baño

El estado de este baño es un tanto inquietante. Todo se percibe viejo, sucio y con falta de mantenimiento. ¿A ver los cambios?

¡Cambios!

Finalmente, en el nuevo baño, el piso ha cambiado. Ahora los azulejos son grandes y obscuros. La bañera era demasiado grande para un espacio tan pequeño por lo que ahora se ha sustituido por una ducha. 

Luego de los cambios el espacio parece más despejado, más ordenado y sobre todo más limpio.

¡Seguí viendo proyectos en homify!

¡Dejá tu comentario sobre este proyecto!
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!