Los beneficios de compartir el espacio: construir en el mismo terreno

Mariana Belisario Blaksley Mariana Belisario Blaksley
Loading admin actions …

En el libro de ideas de hoy, queremos darles muy buenas razones para considerar la posibilidad de construir una casa pensada para vivir con nuestros padres e hijos, o edificar dos casas en un mismo lote.

Es posible que para algunos la idea suene absolutamente disparatada, pero podemos asegurarles que tiene muchísimas ventajas. Si todos los miembros de la familia son razonables y se respetan ciertos límites, la casa compartida puede facilitarnos infinitamente la vida.

Los cierto es que cada vez son menos las familias en las cuales uno de los padres puede estar en casa 100% del tiempo ocupándose de los hijos. Incluso si alguno de los dos tiene la fortuna de trabajar desde casa, no por ello le dedica menos esfuerzo ni menos horas. 

El rol de los abuelos en la crianza y el cuidado de los hijos en estos tiempos modernos se ha vuelto vital, ya que nunca será lo mismo dejar a los chicos con alguien a quien se le pague para cuidarlos, que tener la tranquilidad de saber que están en manos de familiares mientras nosotros nos dedicamos a cubrir las necesidades materiales. 

Como resultado, es posible para los abuelos establecer lazos con sus nietos que van mucho más allá del tradicional almuerzo dominguero y este intercambio de amor y compañía constantes los rejuvenece y les da excelentes razones para estar más activos, actualizados y cuidarse.

Los nietos por otro lado disfrutan la presencia de sus abuelos que les enseñan cosas que muchas veces sus padres no saben y que ya tienen encima la experiencia de haber criado exitosamente a sus propios hijos. 

Con el paso del tiempo se invierten los roles y los que van a necesitar de nuestra ayuda y cariño serán nuestros padres. Así habrá llegado la hora de equilibrar la balanza y de pasar a ser nosotros los que nos sacrificamos por nuestros padres y abuelos y no a la inversa. 

Como ven, compartir una casa o el mismo lote con nuestros padres puede ser una experiencia increíblemente enriquecedora que nos permitirá disfrutar más unos de otros, estar juntos cuando las cosas se ponen difíciles y disfrutar los buenos momentos en familia, a la par que creamos memorias compartidas inolvidables.  

Es por ello que decidimos crear este libro de ideas en el que les daremos 6 excelentes razones para tener una casa pensada para dos o tres generaciones. 

Construir en el mismo lote

Si existe la posibilidad de construir dos casas en el mismo lote, entonces no lo pensemos dos veces. Poder mantener una cierta independencia, pero al mismo tiempo saber que nuestros padres están cerca de nosotros si los necesitamos o ellos nos necesitan, es un alivio y una alegría grandes.

Sin contar con las ventajas materiales, que son muchas, simplemente por la parte emocional estaremos tomando una decisión que garantizará mucho bienestar a todos los miembros de la familia.

Y ya que hablamos de lotes y de construcción, acá les acercamos este libro de ideas para construir una casa paso a paso.

Ahorrar cantidades significativas de dinero

Los gastos se reducirían bastante, empezando por la compra del terreno y la construcción en sí, pasando por los gastos mensuales que se repartirían entre las dos familias. 

Es una excelente forma de jugar con el presupuesto y ayudar a la parte más necesitada. La compra de ciertos artículos de uso común se repartiría entre dos, así como cualquier lujo extra que decidamos incorporar en nuestra propiedad. 

Si les gusta tanto la casa de la foto como a nosotros, no dejen de visitar el perfil del Arquitecto Oscar Alvarez, para ver más imágenes. 

Los abuelos pueden cuidar de los nietos

Como habíamos mencionado, es difícil en la vida moderna que llevamos poder ser mamás o papás a tiempo completo. Es aquí donde los abuelos adquieren un rol protagónico ya que se han convertido en el pilar que mantiene a la familia unida. 

La relación entre nietos y abuelos es más cercana que nunca, ya que estos últimos participan del día a día de forma constante. Esto beneficia tanto a nuestros padres como a nuestros hijos, que pasan muchas horas con familiares que los adoran y los cuidan, en lugar de estar por su cuenta o en manos de alguien a quien tenemos que pagarle para que se ocupe. 

Los nietos pueden cuidar de los abuelos

Cuando la vejez se hace sentir y nuestros hijos están más grandes, llega el momento en el que pueden convertirse en una gran ayuda para hacerle compañía y tener un ojo vigilante en lo que se refiere a la salud y bienestar de los abuelos. 

La cercanía nos garantiza que siempre habrá alguien disponible si algún miembro de la familia se enferma o sucede algún contratiempo. 

La pareja tiene más oportunidades para fortalecerse

Contar con la ayuda de los abuelos puede resultar en el fortalecimiento de nuestra pareja. Al no tener que ocuparnos de las necesidades de nuestros hijos en todo momento, podemos aprovechar el tiempo libre para pasar más tiempo juntos, tener más privacidad y no olvidarnos de las cosas que nos gustaba hacer antes de tener las responsabilidades parentales. Podemos viajar, salir a hacer programas de a dos más seguido o simplemente pasar más tiempo solos con la tranquilidad de que nuestros hijos están en buenas manos. 

La vida familiar se enriquece

Lo mejor de todo es llegar a tener una vida familiar mucho más rica y plena, en la que cada miembro esté siempre rodeado de amor. Hacernos compañía mutuamente, enfrentar dificultades, divertirnos juntos y celebrar los buenos momentos es más importante que cualquier ventaja práctica o material que una casa para dos generaciones nos pueda traer. No tengan la menor duda de que decidirse a compartir un mismo espacio puede ser la mejor decisión que hayamos tomado. 

Y si quieren ver un poco más de esta luminosa casa en la que cabe la familia entera no dejen de hacer click. 

Sus comentarios siempre son bienvenidos en esta sección. 
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!