¿Cuál es el mejor lugar para ubicar mi televisor?

Jerónimo Moretti Jerónimo Moretti
Loading admin actions …

Con la cantidad de televisores que hay en el mercado hoy en día, todos nos preocupamos en qué aparato comprar… pero a veces no pensamos dónde ubicarlo. Y con los tamaños que tienen ahora, mejor que lo pensemos bien.

Lo primero que se nos ocurre en ponerlo en el living o en el dormitorio, aunque hay más opciones, incluso algunas alocadas. A pesar de ser muchas veces criticado, lo cierto es que el televisor es un punto de encuentro, una pantalla hacia el mundo que necesita un lugar específico en nuestro hogar.

Por eso, repasaremos algunos consejos y los puntos fuertes y flojos de cada ambiente que puede dar cobijo a la televisión. 

1. El living

Y sí, la primera opción es clara por ser la más común: metemos la tele en el living y chau, está cerca de todo, tenemos acceso inmediato y, en especial, ¡suficiente espacio! Además en el living hay muchos muebles especiales para el televisor, donde queda muy bien si hablamos de decoración y buen gusto.

El living es la primera opción y quizás la mejor, pero también es demasiado obvia. Sigamos adelante…

2. Sala multimedia

¿Qué mejor que tener una sala especial para nuestro televisor y, por ende, nuestro centro multimedia? 

Es el sueño de cualquiera, ¿o no? Pues bien, hay que decir que la opción salón es una opción impecable: disponemos de espacio, comodidad, aislamiento… es incluso mejor que el living porque podremos decorarlo de otra manera y no insertar el televisor a una decoración ya preestablecida.  La sala multimedia es, por lo tanto, una gran opción, quizás la mejor… Pero no nos adelantemos, sigamos adelante…

3. Dormitorio

Es tentador poner la tele en el dormitorio: estamos cómodos, relajados, tapaditos, ¿qué más se puede pedir? Además los dormitorios suelen ser silenciosos y oscuros, casi como una sala de cine ideal, ¿no?

Sí, claro, el dormitorio tiene muchos puntos a favor pero uno grande en contra: los dormitorios son para dormir, lo que implica varias cuestiones, entre ellas: -Los artefactos eléctricos no son aconsejables si queremos conciliar un buen sueño. -Si vivimos con alguien y ese alguien quiere dormir, adiós a la tele. -Siempre es mejor leer un libro antes de dormir: mirar demasiado una pantalla nos puede dejar insomnes.

4. Cocina

La cocina… suena a locura, ¿no? Y sí, un poco loco es, no vamos a mentir, pero también puede ser muy útil. ¿Para qué? Bueno, cocinar es divertido pero con una tele lo puede ser mucho más. Además, podemos chusmear unos buenos programas de cocina mientras cocinamos. Ni hablar de lo llevador que se hace lavar los platos con una tele. Eso sí: hay que limpiarla por toda la grasa y la suciedad que vuela en la cocina. 

5. Comedor

Esta opción es polémica: mucha gente rechaza comer frente al televisor, dicen que es una mala costumbre que impide el diálogo durante la comida. Y es cierto. Pero también tenemos la libertad de no prenderla y hacerlo sólo para ocasiones especiales, como un partido de fútbol. Es una opción, no la mejor, pero una al fin y al cabo. Además, ¿quién nos dice que mirar un programa mientras se come no puede ser también divertido? Es nuestra decisión.

Si te interesa seguir leyendo sobre comedores, te recomendamos este libro de ideas: Cómo lograr un comedor cómodo en una casa pequeña

6. El baño

Acá ya entramos en un territorio espinoso. Es raro ver una tele en el baño y quizás un poco desagradable, pero pensémoslo bien: ¿no llevamos libros o revistas al baño? ¿Nos llevamos también el celular o la tablet? ¿Y por qué no tener un televisor en el baño? Puede ser muy divertido y original. Imaginemos la cara de nuestros invitados cuando se encuentran con semejante excentricidad. ¡Los dejará boquiabiertos! 

Pero cuidado: tampoco abusemos, hay otra gente que seguramente necesita el baño. 

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!