Las maneras más efectivas de dejar tus alfombras como nuevas

Jerónimo Moretti Jerónimo Moretti
Loading admin actions …

Las alfombras son hermosas. Mejoran la decoración de cualquier ambiente, dan un toque de elegancia y calidez, al tiempo que nos calientan los pies en esos días de frío, café caliente y pies descalzos.

Pero… hay que decirlo: las alfombras son sucias. Se llenan de migas, de pelusas, de manchas, y lo peor: dejan olores. Para que esto no suceda, primero seamos limpios… y ser limpios se divide básicamente en dos categorías: no ensuciar y limpiar. 

¡Cuidado con las alfombras! Porque se ensucian muchísimo y limpiarlas puede parecer difícil, y lo es si no sabemos cómo hacerlo. Por eso, en este libro de ideas repasaremos algunos consejos para que limpiar tu alfombra y dejarla reluciente no sea ningún problema.

Luchar contra los malos olores

Todo tipo de malos olores pueden provenir de nuestra alfombra. Olor a humo, moho, manchas de comida, y tantas asquerosidades más. El hedor por lo general se acumula con el tiempo hasta hacerse insoportable. Por lo tanto intentemos ensuciar la alfombra lo menos posible. Y sigamos estos brillantes consejos para vencer los olores desagradables.

Bicarbonato de sodio

Alfombras indoor y outdoor: Hogar de estilo  por Carolina biercamp
Carolina biercamp

Alfombras indoor y outdoor

Carolina biercamp

Una maravilla. Eso es el bicarbonato de sodio, en especial si nos referimos a los malos olores en la alfombra. Sólo debemos espolvorear el bicarbonato de sodio en la zona olorosa y dejar reposar por unos quince minutos. Luego pasar la aspiradora. 

También podemos rociar con unas gotas de aceites esenciales mezclados con el bicarbonato. Mezclamos bien y hacemos lo mismo que indicamos arriba: quince minutos, aspiradora. ¡El olor nos dejará pasmados!

El bicarbonato es especial para eliminar olores a humo.

El vinagre es lo más

El vinagre es una gran sustancia a la hora de desodorizar la alfombra de manera natural. Usemos nuestro poder nasal para saber de dónde viene el mal olor de la alfombra. Después, limpiemos el área infectada con agua y jabón, más un detergente antibacteriano. Una vez hecho esto, llenemos un balde o cualquier recipiente con media taza de agua y media taza de vinagre. Con eso frotamos sobre el área a higienizar. 

El vinagre tiene propiedades increíbles que, entre otras cosas, combaten manchas y desodorizan la alfombra en un santiamén. El vinagre blanco es lo mejor para estos casos. 

La sal puede ser muy efectiva

La sal funciona muy bien si hay que absorben orín, un problema frecuente si en nuestra casa tenemos niños pequeños o mascotas que rondan por el living. Ante semejante accidente hay que actuar de manera urgente. Enseguida vertemos sal sobre la orina y vemos cómo la va absorbiendo. Repetimos el paso hasta que no absorba más y dejamos actuar unos 15 minutos. 

De ese modo, toda la humedad de la alfombra se aspira y el mal olor se va de inmediato. ¿No es una maravilla?

Los beneficios del jabón

Livings de estilo moderno por Sukhi.es
Sukhi.es

Alfombra Patchwork Kilim Tuana

Sukhi.es

El jabón es una sustancia que se usa muy habitualmente para eliminar la suciedad y los olores de las alfombras. Simplemente mezclamos una taza de agua caliente con la mitad de una cucharadita de detergente o jabón líquido suave. Lo aplicamos en la alfombra y dejamos secar con una toalla encima. Repetimos este proceso hasta que se eliminan las manchas. Por último, enjuagamos el área con una solución de vinagre y agua. Este truco es especial para quitar manchas de vino y sangre.

Los clásicos desodorantes

Aplicar el desodorante correcto puede alcanza y sobrar para que nuestra alfombras tenga olor a fresco y limpio. Hay desodorantes que se fabrican especialmente para hacer frente a los malos olores que se forman por el moho o el humo. 

También podemos hacer nuestro propio desodorante de manera muy simple. Mezclamos media taza de bicarbonato de sodio, bórax y una cucharadita de especias molidas, como la canela. Luego guardamos en un lugar seco y ventilado. Espolvoreamos la mezcla y la dejamos en la alfombra durante media hora. Este desodorante es muy útil para eliminar olores relacionados con las mascotas .

Al limpiar manchas de la alfombra, cuidado con frotar demasiado fuerte ya que las fibras de la alfombra tienden a ser destruidas en el proceso. Para limpiar las manchas más difíciles, como el café o el té, utilicemos una taza de agua mezclada con amoniaco. 

En caso de que las manchas no respondan a ninguno de los tratamientos mencionados anteriormente busquemos ayuda en los limpiadores profesionales de alfombras.

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!