Solicitá cotización

Número incorrecto. Por favor, verifica el código de área, prefijo y número de teléfono.
Al hacer click en 'Enviar' confirmás que he leído los Política de protección de datos y aceptado que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Podrás cancelar tu consentimiento enviándonos un email a privacy@homify.com con efecto a futuro

Cálidos o fríos: ¿qué colores son los ideales?

Jerónimo Moretti Jerónimo Moretti
Loading admin actions …

Ya hemos hablado cientos de veces sobre el poder de los colores en nuestra vida. Pueden estimularnos, calmarnos, rejuvenecernos o simplemente invitarnos a hacer algo. La pintura, la iluminación, la combinación de muebles y los pequeños detalles son aquellos que no sólo visten una habitación sino que nos acompañan en nuestras decisiones cotidianas.

Para comenzar, debemos tener bien en claro cuáles son colores primarios (rojo, amarillo y azul), cuáles son los secundarios, los que se obtienen con la mezcla de dos colores primarios (naranja, verde y violeta) y los terciarios (azul-verde, rojo-naranja, amarillo-naranja, amarillo-verde, rojo-violeta y azul-violeta).

Cada color, ya sea primario, secundario o terciario, tiene una saturación o brillo, la ausencia o presencia de negro, blanco o gris: si le agregamos blanco, tendremos colores más claros, si le agregamos negro, tendremos tonos más oscuros, matices.

Los colores fríos son aquellos que tienen tonos y matices del verde, el azul y el violeta, mientras que los cálidos incluyen al rojo, naranja y amarillo.

Con el objetivo de tener la mejor gama de colores en nuestra casa, en homify realizamos la mejor guía.

Los sí y los no para la cocina

La cocina es un gran lugar para que los colores cálidos se luzcan. Los rojos, naranjas, amarillos y algunos tonos y matices de violeta poseen todas las características vibrantes y estimulantes de los colores que remiten al fuego. Dan emociones como felicidad y dinamismo y, a su vez, despiertan el hambre.

Los colores cálidos son ideales para los cuartos más sociales de la casa, los espacios en los que tomar y comer son fundamentales. Tenemos que tener en consideración una sola cosa: no debemos pasar mucho tiempo en una habitación con estos colores porque podemos llegar a sentir ansiedad.

El mix del living

Los colores complementarios son los que se encuentran enfrentados en el círculo cromático del color y el par complementario está compuesto por uno cálido y uno frío. Para el living, este esquema de color complementario es ideal ya que es un espacio de socialización y de relajación al mismo tiempo.

Una buena manera de acordarnos cómo distribuir los colores es pensar en la regla 80%-20%: el 80% de la habitaciones debe tener tintes y matices fríos o neutros, mientras que el 20% deben ser cálidos como amarillos, naranjas y rojos.

Un pequeño truco es utilizar detalles de colores brillantes ya que no sólo generan un hermoso acabado sino que “despiertan” los colores fríos y neutrales que los rodean.

La habitación principal

 de estilo  por STUDIO LUIZ VENEZIANO
STUDIO LUIZ VENEZIANO

LIVING COM VISTA DO LAZER

STUDIO LUIZ VENEZIANO

Los tonos azules con sus tintes y matices, combinados con grises, café y blanco, tienen todas las cualidades de frescura verdaderamente calmantes, relajantes y se centran en nuestro intelecto. Una habitación con este estilo invita a agudizar la concentración, aclaran nuestros pensamientos y permiten que nuestra mente descanse mejor.

Los colores fríos hacen que las habitaciones principales las ayudan a que sean más privadas y promueven no sólo la concentración, sino la tranquilidad. Pero si queremos que el romance se apodere del cuarto, podemos usar el rojo y hasta el negro.

Niños y adolescentes: los secretos para sus cuartos

Habitaciones para niños de estilo  por Sofás Camas Cruces
Sofás Camas Cruces

Litera loft con mesa de escritorio integrada

Sofás Camas Cruces

Para los niños pequeños es ideal el esquema de colores primarios brillantes o de tintes de azul o rosa. Pero como los tiempos son otros y ya es demodé utilizar estas gamas, queremos usar otros colores, algo que le dé personalidad a la habitación y, a la vez, pueda acompañar a nuestros hijos en su adolescencia.

Si nuestros hijos tienen una personalidad calmada y centrada, debemos usar colores azules y grises fríos. Pero si queremos aprovechar un estilo dramático, debemos acercarnos al verde brillante.

Debemos recordar que si bien todos los colores de la gama del rojo combinan entre sí, no son recomendables para las habitaciones en las que pasamos mucho tiempo. Todos los azules también combinan entre sí y tienen un efecto calmante, así que debemos evitar usarlo al 100% porque nos podríamos pasar y causar depresión. Los verdes, por su parte, también combinan entre sí y tienen un efecto refrescante. Los naranjas, por su parte, dan sensación de calidez

La oficina

Para poder trabajar mejor, nada mejor que tener un espacio con luz natural a lo largo del día. Esto nos ayudará a destacar los colores cálidos que debemos elegir para fomentar un aura de creatividad, inteligencia y diversión. Si trabajamos en una profesión que requiere de un uso analítico del cerebro, debemos utilizar los tonos más fríos, porque se los asocia con negocios, concentración y firmeza.

Los pasillos

A pesar de que los pasillos son un lugar de tránsito, debemos prestarles atención. Para resaltar estos espacios nos conviene tener un esquema neutral y frío ya que le da estilo y elegancia a un espacio de recepción

Si los colores fríos no van con nuestra casa, podemos incluir madera y metales cobrizos para dar una sensación de calidez a los espacios. Debemos recordar que los colores verdes turquesa o menta pueden ser cálidos o fríos dependiendo de los otros colores, los materiales, la iluminación o las texturas con las que convivan.

Casas de estilo  por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!