El poder de la sal y cómo usarla en casa

Mariana Belisario Blaksley Mariana Belisario Blaksley
Loading admin actions …

En este libro de ideas hablaremos de una poderosísima aliada que tiene múltiples usos en casa: la sal. 

A la sal se le han atribuido desde tiempos inmemoriales propiedades mágicas de todo tipo. Mucho antes de que la sal adquiriera la mala fama de la que goza en la mesa, se la consideraba un mineral místico, que funcionaba para disipar las malas energías e incluso como protección contra la magia negra y el mal de ojo.

La versión refinada merece su mala reputación, ya que en el proceso de refinado la sal pierde todos sus minerales y nutrientes para convertirse prácticamente en un veneno que afecta negativamente nuestra salud de muchas maneras. En esta nota nos concentraremos en la sal gruesa o sal marina. Para la mesa, especialmente si la salud no es la mejor, recomendamos calurosamente la sal del Tíbet que se encuentra en tiendas naturistas. No es barata, pero vale cada centavo, ya que sus altos niveles de yodo y otros minerales que tienen cualidades sanadoras son muy beneficiosos para la salud.

Por lo pronto, queremos acercarles 6 maneras de incorporar el uso de sal en casa. Tengamos en cuenta que por su precio nos ayudará a ahorrar al sustituir con ella productos de limpieza mucho más costosos así que nos ayudará a mantenernos dentro de nuestro presupuesto.

Podemos usar la sal para limpiar, mitigar malos olores y despejar las malas energías. También sirve como insecticida natural, manteniendo a los insectos en el jardín y no dentro de casa. Como fluido hidráulico funciona maravillosamente bien y por más de una razón. Usarla cuando lavamos nuestra ropa nos garantiza que los colores se mantengan siempre vibrantes y nos ayuda a sacar manchas. Si lavamos nuestros vidrios con agua con sal, se mantendrán limpios por más tiempo y por último nos sirve para absorber la humedad logrando así deshacernos del desagradable olor a guardado. 

Usar sal para limpiar

CASA HARAS: Comedores de estilo moderno por ESTUDIO GEYA
ESTUDIO GEYA

CASA HARAS

ESTUDIO GEYA

El agua con sal sirve para limpiar casi cualquier superficie, esto es harto conocido. Pero en este punto quisiéramos hablarles de otro tipo de limpieza

Es un hecho que existen energías más agradables que otras. El feng shui nos enseña qué podemos hacer para tener un mejor flujo de energía en casa. Ahora, cuando se trata de malas energías que han quedado estancadas en ciertos sectores, no hay nada como esparcir sal gruesa en el piso, dejarla un rato para que absorba todas las energías negativas y luego barrerla o aspirarla, deshaciéndonos de ella inmediatamente.

Es muy recomendable hacer esto regularmente y en forma particular cuando nos mudamos a un departamento o casa nuevos, para deshacernos de las energías de los dueños anteriores.

Sal como insecticida

La sal resulta muy efectiva para mantener a raya hormigas, cucarachas y demás insectos que insisten en entrar a nuestras casas.

Hacer líneas de sal alrededor de las áreas que están en contacto directo con el patio o jardín como si nos estuviéramos preservando del mal de ojo o la magia negra evitará que estos pequeños visitantes se cuelen a nuestros espacios interiores. 

Encontrarán más fotos de esta lindísima casa en el perfil del Arquitecto Alejandro Sticotti. No dejen de visitarlo. 

Sal como fluido hidráulico

La sal es fantástica para destapar cañerías, ahorrándonos tener que usar líquidos sumamente tóxicos que además resultan corrosivos.

Pero la sal como fluido hidráulico tiene otra función y bastante ecológica además. Las raíces de las plantas que rodean las construcciones siempre están buscando fuentes de agua. Las pequeñas filtraciones en los caños atraen raíces que a medida que crecen y se hacen más fuertes pueden causar muchísimo daño. Tirar sal en los desagües salará el agua, haciendo que las raíces busquen otras fuentes, pero sin afectar negativamente a la planta. 

Usar sal cuando lavamos la ropa

Sacar manchas de la ropa puede terminar arruinando una prenda si usamos detergentes demasiado fuertes o la frotamos muy enérgicamente. 

Es por eso que un montón de sal humedecida sobre la mancha puede ser la mejor opción, ya que desmanchará la ropa sin ajarla. 

También podemos diluirla en agua caliente y verterla en el lavarropa, ya que ayudará a fijar los colores y la ropa parecerá nueva por más tiempo.

Sal como limpiador de vidrios

Departamento Jardín Japonés: Livings de estilo moderno por Remy Arquitectos
Remy Arquitectos

Departamento Jardín Japonés

Remy Arquitectos

Las superficies de vidrio o cristal siempre son muy atractivas. Ya sea en ventanales, espejos o muebles reflejan la luz y nos permiten disfrutar de las vistas cuando esto es posible.

Por otro lado, son muy engorrosas a la hora de limpiar ya que se ensucian sólo con tocarlas. La sal absorbe la humedad, así que cuando limpiamos los vidrios con agua con sal, las manchas húmedas desaparecen. Esta cualidad se mantiene logrando así que los vidrios se vean limpios por más tiempo. 

Aprovechamos para compartirles otro libro de ideas con 6 consejos infalibles para limpiar superficies de cristal y otra toma de este espacio increíble. 

La sal para absorber la humedad

Casa Tortugas: Vestidores y placares de estilo moderno por JUNOR ARQUITECTOS
JUNOR ARQUITECTOS

Casa Tortugas

JUNOR ARQUITECTOS

Un uso poco frecuente de la sal es como absorbente. Es ideal para utilizarla en walk-in closets o placares o en cualquier lugar con poca ventilación que por esta causa resulte muy húmedo.

El olor a humedad es muy desagradable, lo mismo que la sensación. Sólo pensemos en acostarnos en una cama en la que sintamos las sábanas húmedas. Incorporar montoncitos de sal gruesa, marina o parrillera y distribuirlos estratégicamente en los lugares más húmedos acabará tanto con la humedad como con el olor a guardado.

Recapitulemos los múltiples usos que tiene la sal en casa. Para limpiar las malas energías, para usarla como insecticida, para utilizarla como fluido hidráulico, para usarla como desmanchador y para preservar nuestra ropa, para limpiar vidrios o superficies de cristal y para absorber la humedad en espacios poco ventilados. 

Esperamos que este libro de ideas les haya resultado útil y que ahorren al sustituir productos costosos y nada ecológicos por una caja o bolsa de sal gruesa, parrillera o marina.

¿Conocen otro uso para la sal en casa? No dejen de compartirlo en la sección de comentarios. 
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!