¿Cómo elegir las cañerías adecuadas para tu casa?

Jerónimo Moretti Jerónimo Moretti
Loading admin actions …

El campo es ese lugar paradisíaco, alejado del humo, del smog y del bullicio de la ciudad; es nuestro lugar de escape. Allí descansamos, disfrutamos de la naturaleza, escuchamos música, leemos y saboreamos las pequeñas delicias de una vida más natural. Pero si los suministros de agua de nuestro paraíso están mal, podríamos perder el estado de éxtasis. No es lo que queremos. 

Si estamos construyendo nuestra casa o queremos refaccionarla, debemos pensar en las tuberías de agua y aprender cuáles son los sistemas de plomería perfectos para los baños, la cocina y el lavadero. Debemos asegurarnos que el flujo de agua sea el adecuado y que nuestra casa sea todo lo tranquila que pueda ser.

Si bien hay una amplia gama de opciones, en términos de materiales, tamaños, tipos y precios, debemos considerar también la durabilidad, la fiabilidad, la facilidad de instalación y mantenimiento y la relación costo-efectividad a la hora de saber qué poner. Para muchos de nosotros puede ser una decisión complicada o confusa, por eso en Homify tomamos la posta e investigamos todas las opciones para que podamos elegir lo mejor para nuestro lugarcito en el mundo.

El criterio de selección

A la hora de decidir cuáles son los mejores tubos y canillas para nuestra casa, necesitamos mandatoriamente la opinión de un plomero profesional ya que hay detalles que no se nos pueden escapar, como qué tipo de material nos ayudará a mantener la calidad del agua limpia y cuáles nos ayudarán a mantener la presión.

Además, cada material presenta su propia complejidad ya que cada uno tiene sus ventajas y desventajas; la longitud, el grosor y el diámetro son factores que hay que considerar y calcular para decidir con precisión. Además, hay un factor que nunca debemos perder en cuenta: el presupuesto. De nada nos sirve tener el mejor material que se adecúa a nuestras necesidades y deseos ¡si no disponemos del dinero para pagarlo!

Tubos de acero: ¿sí o no?

Sí, sí y más sí. Pero ojo: ya no son como la época de nuestros abuelos, ahora debemos utilizar los de acero inoxidable que contienen molibdeno y no aquellos de acero al carbón o de hierro fundido. Este material es famoso y utilizado por propiedades como la resistencia a la corrosión, la higiene, la ductilidad y la idoneidad para transportar el agua potable, dado que son menos propensos a la formación de depósitos o la formación de colonias de bacterias. Además, luchan mejor contra la erosión, son fáciles de fabricar e instalar, requieren poco mantenimiento, son resistentes al fuego, reciclables y, como si todos estos beneficios fueran pocos, ¡tienen una gran relación precio-calidad!

A pesar de que el cobre y el plástico reforzado están ganando importancia en la actualidad, los constructores y arquitectos continúan utilizando el acero inoxidable por su combinación única de funcionalidad y estética.

¿Y el cobre?

Las tuberías de cobre son la encarnación del lujo, de la clase, de lo bello. Pero no es sólo por su belleza que el cobre es tan querido en el universo de las tuberías, porque tiene muchas otras ventajas. Es un material ligero, duradero y que se puede utilizar con agua caliente y con agua fría; además se adapta con facilidad a lugares estrechos.

El cobre es impermeable y sumamente resistente a la contaminación; es fácil para trabajar y muy sencillos de instalar. Evitan la corrosión, soportan la presión del agua, son reciclables y ¡definitivamente mejoran el valor de una casa! Pero hay un detalle no menor: este tipo de tuberías necesitan contar con conexión a tierra ya que es un material que conduce con facilidad a la electricidad.

Este material cuenta, además, con otra gran desventaja: si el agua de nuestra casa tiene un PH menor a 6,5, los tubos de cobre pueden empezar a corroerse, por lo que el agua que sale del grifo puede estar mezclada con este material y, a su vez, se pueden causar fugas que provoquen el ingreso de contaminantes. A largo plazo, la presencia de cobre en las tuberías puede traer problemas de salud, por lo que debemos pensar seriamente en los pros y los contras si deseamos instalarlo.

Los problemas de las tuberías de metal

Comedores de estilo rural por maduett
maduett

upcycling Lamp – Sieblampe

maduett

En las casas viejas encontramos los tubos de metal recubiertos con zinc que evitan la corrosión. Pero este modelo está perdiendo lugar en su lucha con las tuberías de plásticos, acero y cobre por varios motivos: en primer lugar, el revestimiento de zinc comienza a desgastarse después de algún tiempo por lo que las tuberías se corroen. Esto, lamentablemente, lleva a que se produzcan fugas o roturas. Además, las uniones enroscadas que conectan los tubos son inestables y generalmente propensos a la oxidación.

Como pasa con el cobre, la corrosión de los tubos hace que el metal se mezcle con el suministro de agua y la contamine; a su vez, el recubrimiento de zinc también puede reaccionar con los minerales del agua y formar una placa bacteriana que recubre el interior de la tubería.

La popularidad de las tuberías de plástico

Aplique de Pared con Pantalla galponera: Livings de estilo industrial por Flo´s Market
Flo´s Market

Aplique de Pared con Pantalla galponera

Flo´s Market

Las tuberías de plástico son uno de los últimos gritos de la moda entre los plomeros. Las de calidad superior, como PVC, CPVC o PEX son las elegidas por muchas razones: son robustas, ligeras y resisten los productos químicos y el óxido. El costo de manipulación, el transporte y la instalación es muy bajo y sencillo. Además, vienen con juntas mínimas, por lo que el riesgo de fuga es muy bajo. Se adaptan fácilmente a los movimientos de la tierra y tienen superficies internas lisas, por lo que ahorran energía en el transporte de agua. Son altamente eficaces en el aislamiento de climas fríos ya que evitan que se congelen. 

Pero tienen algunas desventajas: no se pueden descomponer, no son adecuados para la utilización en altas temperaturas ya que pueden perder fuerza o provocar grietas.

Entonces, ¿qué tubería es mejor?

Tras haber comentado los pros y los contras de los distintos materiales, podemos saber mejor qué esperar de cada uno. Si deseamos que la tubería de nuestra casa se mantenga lo más alejada posible de los contratiempos futuros, no debemos usar tubos metálicos. Según lo mencionado, lo que prima es la calidad del acero inoxidable, el cobre y el plástico, aunque entre ellos hay diferencias que vale la pena volver a mencionar: el acero y el plástico podrían ser más adecuados que el cobre en cuanto al abastecimiento del agua, sobre todo por la tendencia a reaccionar del último con PH inferiores a 6,5. El plástico, por su parte, no es nada ecológico ni respetuoso con el medio ambiente, pero es extremadamente versátil y seguro.

Elegir al mejor fabricante

A la hora de elegir los tubos para nuestra casa de campo, debemos entrar en contacto con aquellos fabricantes de calidad, con sus credenciales y papeles en regla, que nos ofrezcan el mejor asesoramiento para nuestra situación. Es importante que ofrezca una amplia y variada gama de materiales, tamaños y grosores y que nos pueda recomendar de acuerdo a nuestras necesidades.

Debemos realizar un buen relevamiento de campo, dado que es importante que nos evitemos los riesgos con las tuberías, sobre todo porque las reparaciones o reemplazos son muy caros y, en definitiva, son las responsables de llevar y traer el agua con la que cocinaremos y se bañará nuestra familia.

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!