Solicitá cotización

Número incorrecto. Por favor, verifica el código de área, prefijo y número de teléfono.
Al hacer click en 'Enviar' confirmás que he leído los Política de protección de datos y aceptado que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Podrás cancelar tu consentimiento enviándonos un email a privacy@homify.com con efecto a futuro

¿Ducha o bañadera cuál es mejor?

Mariana Belisario Blaksley Mariana Belisario Blaksley
Loading admin actions …

En el libro de ideas de hoy traemos a colación uno de los eternos dilemas del baño: ¿ducha o bañadera?

También les acercamos otro libro de ideas para refrescar un poco un baño que empieza a aburrirnos. 

Volviendo al punto: ¿ducha o bañadera? ¿bañadera o ducha? La elección es difícil y también hay que admitir que no siempre nos podemos dar el lujo de elegir, ya que el espacio o el diseño del baño no lo deja librado a nuestra preferencia.

Sea como sea, empecemos por aclarar que no hay una respuesta correcta o incorrecta a este dilema. Podemos hablar incluso de una tendencia basada en lo geográfico. En Europa la bañadera goza de una popularidad que no alcanzó jamás en Norteamérica y viceversa, sucede lo mismo a la inversa, jamás los americanos o candienses renunciarán a una ducha sin importar la belleza de la bañadera. En América Latina, como sucede con tantas otras cosas, ambas tendencias varían. Específicamente en la Argentina que se precia de tener una conexión con Europa aún muy reciente es posible que encontremos más bañaderas que otra cosa.

También y como siempre que hablamos de arquitectura y diseño, las cosas no son tan simples como parece. A continuación unas cuantas variables que resultará sensato tener en cuenta. 

En primer lugar hay que pensar en el espacio y más allá del espacio. ¿A qué nos referimos con esto? A que no porque las medidas nos parezcan correctas nos será posible elegir cualquier cosa. El desagüe, las cañerías y las instalaciones eléctricas juegan un papel. Tratándose del baño, antes de decidirnos por una cosa u otra tenemos que examinar el funcionamiento de todo lo relacionado con la plomería, empezando por la presión del agua. 

Si somos amantes de las bañaderas, hagámonos un favor y optemos por una pieza separada y no empotrada en azulejos ni paredes. Ampliaremos esto en detalle más adelante. 

Al momento de comprar azulejos o cerámicos seamos previsivos y compremos de más, lo agradeceremos si durante la instalación se rompen algunas piezas o si en el futuro tenemos que romper piso o paredes por culpa de una filtración. 

Si queremos un baño más simple, optemos por una ducha walk-in, son más fáciles de mantener y limpiar. También podemos dividir el baño en módulos y de acuerdo a la división del espacio decidir cómo diagramaremos las distintas áreas. 

Y como último punto ya que con seguridad a estas alturas se lo estarán preguntando, ¿tengo que elegir? ¿no puedo tener las dos cosas? Pues sí, la mejor opción de todas es la que nos permita optar por ambas: ducha y bañadera. 

Tener en cuenta el espacio y otros detalles

Baños de estilo  por Badeloft GmbH
Badeloft GmbH

Freistehende Badewanne BW-01-L aus Mineralguss

Badeloft GmbH

Como decíamos más arriba, el espacio es tan solo una de las variables que tendremos que tener en cuenta al momento de diseñar el baño. Claro que suele ser la mayor limitante, especialmente en las grandes ciudades donde los espacios tienden a achicarse cada vez más, pero no es la única.

Una vez que sopesamos los temas aburridos como cañerías, instalación eléctrica y ventilación, volvamos a las medidas. Lo cierto es que en los baños chicos a veces no tenemos más opción que la ducha. Por otro lado existen distintos tamaños de bañaderas, por lo cual recomendamos buscarlas en distintos bien y ver si alguna más chica podría funcionar. 

Sistema de agua

Departamento en Recoleta I: Baños de estilo  por GUTMAN+LEHRER ARQUITECTAS
GUTMAN+LEHRER ARQUITECTAS

Departamento en Recoleta I

GUTMAN+LEHRER ARQUITECTAS

Sin excepción pidamos el consejo de un experto. Y nos referimos a un plomero de confianza antes que a un arquitecto. Es muy importante determinar que el sistema de agua esté en buen estado y funcione a la perfección. Si encontramos que este no es el caso, convendrá encarar de inmediato cualquier renovación que haya que hacer o saldrá más caro en el futuro cuando tengamos que echar el baño abajo. 

Una vez solventados los problemas y tomado medidas preventivas contra cualquier riesgo, pasaremos a la instalación de la ducha o la bañadera, no antes. Acá pueden ver otra toma de este baño. 

Bañadera como pieza suelta

​CASA RINCON 2: Baños de estilo  por FEF Arquitectas
FEF Arquitectas

​CASA RINCON 2

FEF Arquitectas

En este punto queremos ampliar lo que ya les comentamos con respecto a elegir una bañadera que sea una pieza suelta y que no esté encajada en la pared. Primero son esteticamente mucho más atractivas, eso es innegable. En términos prácticos y si se presentara alguna filtración o rotura de un caño, siempre nos será más fácil el arreglo si la bañadera no forma parte de ninguna otra estructura. También hace más difícil que suframos de humedades y moho y aún si alguna de las dos circunstancias ocurriera, el mantenimiento y la limpieza resultan mucho más fáciles en una pieza suelta. 

La bañadera de la foto pertenece a un diseño de FEF Arquitectas.

Comprar azulejos de sobra

Baños de estilo  por homify
homify

Hexatile Brillo

homify

Al comprar azulejos para el baño es muy importante llevarnos más de los que necesitamos. Si no se rompen durante la instalación, siempre estamos librados a tener que hacer alguna reparación en el baño y si el modelo llegara a discontinuarse, nos volveríamos locos buscándolos o tendríamos que revestir todo el baño nuevamente. Es preferible prevenir. 

La ducha walk-in

Una ducha walk-in tiene considerables ventajas en términos prácticos. Es más fácil de limpiar, presenta menos problemas de mantenimiento y ocupa mucho menos espacio. Si son de los que pueden sacrificar esos largos baños de inmersión entonces esta puede ser la opción más inteligente para ustedes. 

Hacer módulos

Diagramar el espacio del baño y manejarnos en módulos puede resultar no solamente ingenioso, sino también estéticamente convincente, como en el caso de la imagen. Si el espacio nos permite incorporar tanto bañadera como ducha, especialmente en el caso de baños de parejas, podremos ahorrarnos el tener que esperar mientras que el otro se baña. 

¿ Y por qué ambas?

Al final la mejor opción es no tener que elegir una u otra. Ducha y bañadera juntas van de la mano ya que después de relajarnos largo rato en la bañadera llena de agua caliente, un duchazo frío nos pondrá la sangre de nuevo a circular. Siempre que sea posible, incorporemos ambas. 

¿Ducha, bañadera o ambas? ¿Ya decidieron?
Casas de estilo  por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!