Cómo sacar el olor a pintura de la casa

Jerónimo Moretti Jerónimo Moretti
Loading admin actions …

Queremos darle una lavada de cara a nuestra casa y nos decidimos a pintarla. Elegimos el o los colores, compramos la pintura y nos embarcamos en el proyecto. Estamos emocionados pero hay algo que nos preocupa: el olor. 

Sabemos que tenemos que dejar las ventanas abiertas durante varios días para airear el ambiente, pero ¿qué pasa si es invierno y no queremos tener las ventanas abiertas? ¿Qué pasa si deseamos sacar el olor cuanto antes? 

Pues a no desesperar: en Homify hicimos un listado con los mejores trucos caseros para eliminar el olor a pintura.

El carbón vegetal

Es una alternativa perfecta porque no sólo es un producto natural, sino porque integra de manera sorprendente lo natural de su composición con lo seguro de su utilización; por estas cualidades, es una excelente opción para utilizar en habitaciones en las que debemos dormir después de haber pintado.

¿Cómo se usa? Es muy simple: hay que colocar en la habitación uno o varios recipientes con un poco de carbón vegetal. La clave es reemplazar el material de vez en cuando para, de esta manera, mantener el efecto deseado. Una de sus mayores desventajas es que necesita un poco de aireación en el cuarto en el que se lo utilice, por lo que se recomienda dejar las ventanas un poco abiertas.

El café

INTERIORES EL PAPAGAYO RESTAURANT: Gastronomía de estilo  por CAPÓ estudio
CAPÓ estudio

INTERIORES EL PAPAGAYO RESTAURANT

CAPÓ estudio

El café tiene ese olor a mañanas de sol y diario, a descanso y reparación mental, y es ideal para sacar el aroma de la pintura. El truco es simple: hay que dejar en cada habitación un vaso con un poco de café molido o restos de la borra usada y se neutralizará todo lo que no queramos oler. ¡Más natural, imposible!

Los inciensos

Reposera de madera: Piletas de estilo clásico por EL MAITEN
EL MAITEN

Reposera de madera

EL MAITEN

Esta opción es ideal para los que quieren tener un rico aroma, como el pino, el eucaliptus o la menta. Los inciensos ayudan a neutralizar el olor de la pintura y, a la vez, nos dejan el ambiente con un grandioso olor natural.

Es una opción tan maleable que hasta se puede combinar con otras opciones, ya que funciona muy bien como complemento de, por ejemplo, el café.

La leche tibia

La leche es un ingrediente tan maravilloso que no sólo es muy rico y nutritivo, sino que, además, es muy bondadoso para este tipo de necesidades. Con poner tazas con leche tibia en algunos puntos de la habitación podremos eliminar rápidamente el espantoso olor de la pintura.

Como el carbón vegetal, tiene la capacidad de absorber los olores que hay en cualquier sala. Una gran ventaja: no daña el ambiente y, a la vez, no deja ningún otro olor.

La cebolla

Es uno de los productos naturales que mejor absorbe los olores. Para utilizarlo con su máxima potencia de limpieza odorífera, debemos tomar un recipiente y poner allí una cebolla cortada en rodajas con un poco de agua (ojo con el llanto). Luego debemos dejar ésto en la habitación durante un tiempo. Parece magia, pero no lo es: de a poco, el olor cede. Pero no todo es tan glorioso con esta alternativa, ya que después tenemos que buscar otra manera de sacar el olor a la cebolla.

El vinagre blanco

Cajon botellero / especiero: Cocinas de estilo moderno por X Design Muebles
X Design Muebles

Cajon botellero / especiero

X Design Muebles

El vinagre es un gran producto natural para limpiar la casa sin acudir a odiosos químicos caros y en este caso, ¡también sirve! Hay que poner varios recipientes con vinagre blanco en la habitación recién pintada y dejar las ventanas un poco entreabiertas, para que ambos olores se integren y se disipen en el viento. Si vamos a utilizar esta opción durante varios días, debemos cambiar el contenido para mantener la fuerza de su absorción.

El vinagre es una gran alternativa cuando aún queda un poco de olor luego de haber utilizado las demás opciones.

Las velas

Cuando pensamos en una noche romántica, pensamos en velas, pero no sólo sirven para preparar un ambiente relajado, también son muy buenas para quitar el olor a pintura de nuestra casa. Para ello, debemos dejarlas encendidas durante un par de horas para que, de esta manera, queme todas las sustancias inflamables de los disolventes. Pero es una opción riesgosa, ya que corremos el riesgo de un incendio repentino. Para evitarlo, podemos poner la vela en un recipiente lleno de agua y, en especial, mantenerlo alejado de las manos de los niños.

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!