Una casa para disfrutar con todos los sentidos

Nadia Daruiz Nadia Daruiz
Google+
Loading admin actions …

En esta difícil pero apasionante tarea de actualizar, reformar y amueblar una vivienda es necesario tomar decisiones importantes: por dónde empezar, qué mantener, cómo fusionar lo viejo y lo nuevo, qué estilo buscamos.  El proyecto de hoy es un claro ejemplo de ello y lo descubriremos juntos. 

En este caso los propietarios han contado con la ayuda del equipo de Designscape Architects con los que han podido discutir sobre todos estos temas. Además la vivienda se adaptó constructivamente para que cumpliera con todos los requisitos de sostenibilidad, consiguiendo un menor consumo energético.

Si querés conocerlos interiores de esta fabulosa casa, ¡vení con nosotros!  Juntos realizaremos un recorrido virtual a través de este libro de ideas y sus imágenes. 

La fachada

Esta es la cara pública, la fachada principal que han querido mantener la estética de los años 50. Una pared limpia, blanca y sencilla que a la vez se fusiona con elementos actuales como pueden ser las ventanas y el acceso. El blanco de la pared contrasta con el tejado de pizarra negra así como con las carpinterías metálicas. 

El murete de piedra es, sin duda, el elemento diferenciador que se ha mantenido intacto para continuar la línea de las viviendas vecinas.

La entrada principal

El acceso se realiza a través de una puerta de madera enmarcada en dos láminas de cristales glaseados. El diseño de esta pieza ha sabido mantener de alguna manera el estilo de la entrada original, pero reinterpretándola en un estilo más contemporáneo. La madera contrasta con el blanco de la fachada llamando profundamente la atención. ¿ Entramos?

La fabulosa cocina

La cocina es una de las protagonistas de la casa. Un espacio amplio que irradia luz y vitalidad. Las superficies han sido diseñadas en colores neutros y suaves, tales como el gris del granito de la mesada o el de los tiradores de acero inoxidable; y el blanco del mobiliario. 

Las lámparas de techo siguen esta línea con un acabado de aluminio cepillado que nos recuerdan, nuevamente, la estética de los 50 y aportan un toque de sofisticación. 

Las ventanas iluminan aquellas zonas de trabajo que más lo requieren, además al ser de forma cuadrada y con vistas al jardín.

El comedor

El comedor se presenta como un espacio generoso de doble altura al que se asoma la galería de primera planta. La luz proviene tanto de los grandes ventanales de fachada como de varios lucernarios abiertos en la cubierta y que permiten llevar todavía más luz natural a este lugar. 

Para aportar un toque diferenciador del resto de los ambientes se cuelga del techo una increíble lámpara de diseño que se convierte en la protagonista del espacio.

El living

El color es la estrategia que usaron los arquitectos para diseñar el living de esta casa.

La vibrante variedad y cantidad de colores, destacan frente a las paredes blancas. Al fondo de la habitación vemos la antigua estufa que se mantiene a modo de recordatorio de la historia de la casa y cuyo color negro contrasta con el resto de los elementos del espacio. Un agradable rincón diseñado para pasar las frías noches del invierno.

Si querés leer más sobre chimeneas, te dejo un libro súper interesante:

- Chimeneas para dividir ambientes

El jardín, un espacio sin igual

¿Increíble verdad? Esta fachada es el secreto oculto de la vivienda. Mientras que la cara pública de la casa seguía un estilo sobrio y mantenía parte de la forma original, la posterior es la parte más innovadora. Junto al blanco de la planta baja se usa un revestimiento de lamas de madera de cedro en planta primera aportando un toque de calidez y de originalidad, que conecta con la naturaleza circundante.

¿Qué te pareció este proyecto?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!