¡Lavarropa en el baño!- 6 trucos mágicos

Marcela Villanueva Marcela Villanueva
Loading admin actions …

El éxito de una buena habitación depende en gran medida de la disposición de los muebles, la funcionalidad y hasta la paleta de colores elegida. En un cuarto pequeño, como el baño colocar un mueble adicional es un problema para pensar con astucia y precisión. ¡Sobre todo si se trata del lavarropas!

Antes de agarrarte la cabeza y gritar: -Y ahora, ¡que hacemos!, no desesperes. Se puede poner un lavarropas en un baño pequeño.

En los edificios modernos, si no cuentan con lavadero, el espacio del lavarropas ya está planteado de antemano con sus conexiones y espacio disponible. En ese caso lo único que tenés que hacer en comprar un lavarropas que entre en ese espacio. Podés dejarlo al descubierto o poner una puerta o pantallas para cubrirlo. O hasta podés construir un mueble que lo albergue. Más abajo te muestro ejemplos de esto.

Si no tenés el espacio asignado, tenés más creativo y preciso. Con unas buenas ideas y metro en mano podes hacer maravillas.

¿Vemos las ideas?

Apegate al minimalismo

Primero: a despejar el área lo más posible.

El lavarropas va a entrar, pero para eso tenés que dejar el espacio lo más despejado posible. No es posible tener el lavarropas, adornos, floreros, toallas de más y todo a la vista. Apegate al minimalisto y dejá en el baño lo menos posible. Por lo menos a la vista.

Usa las alturas para crear estantes y espacios de guardado, incluisive en lugares menos pensados como estantes para elementos de poco uso arriba de la puerta de entrada. Y organizate. Nada de cosas sueltas y bolsas de super. Usá cajas plásticas del mismo color y tamaño para guardar jabones, papel higiénico y otros elementos.

Una vez que hayas despejado y ordenado el área vas a ver con más claridad el lugar para el lavarropas.

Medí bien el espacio

Antes de salir a comprar y enamorarte del lavarropas más moderno y poderoso: medí bien el espacio.

Tené en cuenta, además de las medidas del aparato en sí, las conexiones, cables y mangueras necesarias que te pueden quitar un poco de lugar también.

Por empezar tratá de elegir un lavarropas lo más compacto posible. En general los de carga superior son más compactos.  Además, ya que vas a elegir pensá en tu cuenta de electricidad y elegí un lavarropas más eficiente que ahorre en energía y en agua.

También podés leer este libro de ideas: Todo lo que necesitas saber antes de comprar un lavarropas

Generá un nicho para disimularlo

Baños de estilo moderno por LITTLE NEST WORKS
LITTLE NEST WORKS

洗面脱衣室

LITTLE NEST WORKS

Baño y lavarropas, es la combinación eterna aunque si lo primero que ves al entrar al baño es el lavarropas puede ser una patada a tus sentidos.

Una vez que tengas el espacio para el lavarropas y esté instalado podés construir un nicho para ocultarlo. Fijate en la foto que te muestro de ejemplo. Se construyó una pared de ladrillos para dejar menos visible un mueble de guardado y el lavarropas se ubicó detrás de otro mueble, que al taparlo lo oculta un poco.

Construir una pared de ladrillo como esta no lleva mucho tiempo ni materiales y es una buena solución para generar un espacio similar a un nicho sin quitar la luz natural que entra por la ventana.

Convertilo en mueble

Otra gran idea para disimular tu lavarropas es crear un mueble a medida donde colocarlo.

Agrega estantes y todos los chiches necesarios para hacer en este mueble un pequeño lavadero: un canasto plegable, estantes para jabón y suavizante y hasta un pequeño tender extensible que una vez que cumpla con sus funciones se pueda volver a guardar.

El color del mueble puede ser el mismo que del lavarropas para disimular aún más el aparato.

Creá un espacio personalizado

A través de armarios podés mantener las cosas limpias y ordenadas. Cuando ponés un lavarropas en el baño estas poniendo en realidad todo el lavadero, entonces vas a necesitar espacios para esto: donde guardar la ropa sucia, donde tender la ropa mojada, donde guardar los elementos como jabones y suavizantes y de ser posible una superficie donde doblar la ropa ya seca.

La forma de lograr esto es a través de gabinetes diseñados para esta función.

Mirá la foto de este increíble lavadero creado por el estudio argentino Gutman +Lehrer Arquitectas para una casa en Belgrano. Si bien no es pequeño baño, podemos inspirarnos en su diseño y el uso inteligente de los muebles y los espacios: armarios hasta el arriba de todo, tender colgado del techo para bajar cuando haga falta, uniformidad en la paleta de colores para mantener una armonía visual y accesorios necesarios como canastitas y canastas para mantener el orden de los elementos como jabones y ropa para lavar.

Acordate, apégate al minimalismo, pero tené todo lo necesario para cumplir la función de lavado.

Volvete creativo

Hasta el momento te mostré como esconder o disimular tu lavarropas. Bueno, esto es todo lo contrario. ¡Si está que se note!

Elegí un lavarropas de color fuerte, que contraste y sobresalga. Convertilo en un elemento decorativo más. 

O bien elegí un lavarropas de colores neutros y destaca las paredes con un gran mural de colores llamativos. ¡Te aseguro que nadie se va a fijar en el lavarropas!

Mira este lavadero que tiene toda la onda y ¡todos los colores!

¿Te animás a hacer algo así en tu baño?

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!