¡Vivir bajo tierra tiene lo suyo!

Jerónimo Moretti Jerónimo Moretti
Loading admin actions …

Hay vida bajo el agua, en el fondo de los océanos, y también bajo la tierra. Puede parecer poco atractivo, pero los humanos también podemos vivir de forma subterránea. Y esto, aunque suene increíble, tiene muchísimas ventajas. La única condición es que construir respetando la fisonomía del terreno y adaptarse a él.

Estas casas introducen un nuevo concepto orgánico y amigable con el ecosistema. El suelo, por ejemplo, brinda un aislamiento natural que hace que la vivienda mantenga una temperatura constante. 

Está comprobado que las viviendas bajo tierra se destacan por la eficiencia en el ahorro de la energía. De hecho, reducen los costos entre un 60 y 85 por ciento. Nada mal, ¿no? 

Hoy en día, el material que más se usa para construir este tipo de casas es el hormigón reforzado, al que se le  da distintas formas. Después se cubre la cara exterior con aislantes que impiden el paso de la humedad y de las plantas. Pero hasta acá llegamos con los datos… Si nos interesa construir una casa bajo tierra, en este libro de ideas haremos un repaso completo para saber los detalles de tan originales y hermosas construcciones. 

¿Cómo funcionan?

La fabricación de estas casas tiene sus buenos años. Uno de los primeros ejemplos datan del neolítico, hace más de 5000 años. Se encontraron en el norte de Escocia.

Pasaría mucho tiempo hasta que cobraran auge. Fue en los 70, con la crisis del petróleo haciendo estragos y muchos arquitectos que empezaron a mirar las propuestas ecológica con otros ojos. Pese a todo, sigue siendo una práctica poco común. Excepto en Islandia, donde se consideran parte de la tradición y muchas de sus casos son consideras Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

¿Cómo construirlas?

Como recién mencionamos, este tipo de construcciones comenzaron a fabricarse hace más o menos 5000 años. Desde entonces hasta ahora, como cualquier puede imaginarse, mucho ha cambiado. Como ya dijimos, el material más utilizado ahora es el hormigón reforzado, al que se le da forma de cúpula para luego echar tierra sobre él hasta formar un talud.

Luego se cubre la cara exterior del hormigón con aislantes del mismo tipo que los utilizados en jardinería. El objetivo de estas capas es evitar el paso de la humedad y que, con el tiempo, las plantas no echen raíces en el hormigón. Después se cubre todo el conjunto con tierra y se planta hierba.

En realidad, lo más importante a la hora de construir una de estas casas es la planificación. Se debe tener en cuenta el emplazamiento y el hemisferio para orientar la casa de forma que reciba la mayor cantidad de luz natural a lo largo del año. También hay que tener en cuenta el tipo de terreno y el clima locales.

¿Por qué conviene construirlas?

Si algo tiene de ventajoso vivir bajo tierra, es lo que ahorramos en energía. La temperatura se regula mejor, tanto en invierno como en verano, gracias a las propiedades aislantes de la tierra que reducen entre un 60 y 80% los costos de enfriamiento y calefacción. Por si fuera poco, nos protege ante las inclemencias naturales tales como tormentas fuertes, terremotos y tornados.

Además, son especialmente luminosas ya que se construyen sobre laderas que se abren hacia el exterior, por lo cual la luz entra directo por grandes ventanales.

¿Son seguras?

Es entendible que muchos tengan sospechas por su seguridad al ver una casa semienterrada. Pero lo cierto que este tipo de casas brindan una seguridad superior al resto de las construcciones. Nos protegen ante tornados, terremotos e incendios. La única desventaja es, claro, si la zona sufre inundaciones. 

Además, claro, son menos accesibles, por lo que estaremos protegidos de algún eventual malhechor.

¿Por qué son mejores para el medio ambiente?

Casa Marino: Casas de estilo moderno por ATV Arquitectos
ATV Arquitectos

Casa Marino

ATV Arquitectos

Algunas de las ventajas ecológicas a la hora de construir casas bajo tierra son:

-La recuperación de las áreas verdes que habían sido eliminadas por la construcción de viviendas.

-Un plazo de construcción breve que disminuye los accidentes laborales, la generación de escombros y residuos, la demanda de agua y de otros recursos como el transporte. 

-El bajo impacto al medio ambiente y la integración al paisaje. 

-El ahorro de energía y eficiencia energética. 

¿Existe alguna desventaja?

Casas de estilo rústico por Lidera domÉstica
Lidera domÉstica

Bajo cubierta Estado definitivo

Lidera domÉstica

Por supuesto, como todo en la vida, hay desventajas si construimos una casa baja tierra. Por ejemplo: se trata de un mercado nuevo y por eso no existen demasiadas empresas dedicadas a la construcción. Además, se depende de un solo proveedor a la hora de reparaciones futuras especializadas en estas casas.

Por otro lado, estas casas utilizan hormigón H500, que es menos ecológico que otros ya que conlleva un alto gasto de energía su fabricación. 

También hay todavía muchos vacíos legales aun con respecto a la fabricación de casas bajo tierra y algunos sitios pueden denegar su construcción por esta falta de legislación.

¿Qué pensás de estas casas? ¿Vivirías en ellas?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!