Con tanto subir y bajar – ¿cómo renovar escaleras de madera?

Jerónimo Moretti Jerónimo Moretti
Loading admin actions …

Es usual que en las casas grandes se utilicen escaleras de madera para conectar los pisos. La razón es simple: la madera es elegante, aportan un acabado sensacional y no resultan muy caras. La mala noticia es que se deterioran rápidamente con el paso del tiempo. Esto no significa que sean peores que, por ejemplo, las de piedra, pero sí necesitan que las cuidemos de vez en cuando. Además, es muy sencillo… tanto que podemos hacerlos nosotros mismos.

Necesitaremos un poco de paciencia, lijar un buen rato, y luego limpiar con un trapito humedecido. Y listo. ¿No es fácil?

Pues bien, en este libro de ideas repasaremos algunos consejos más para que esa escalera tan bella, que impacta en toda la casa, se vea impecable, como nueva.

Por qué las escaleras necesitan ser renovadas

Los bordes de los escalones es la parte que más se desgasta. ¿Por qué? Por su uso frecuente, por el paso del tiempo, por daños y roturas en general. Tengamos en cuenta que las escaleras soportan diferentes tipos de peso y son los bordes los que más resienten al tener que soportar el total del peso de las personas cuando suben o bajan.

Por eso es importante que la madera que utilizamos para revestir los peldaños sea de muy buena calidad y que el trabajo de fijado sea el correcto.

Desgaste pintura

Todos sabemos que las escaleras de madera son hermosas y añaden un aspecto natural y rústico a nuestro hogar. Pero claro, el mantenimiento es todo un trabajo y un desafío, y debemos estar siempre atentos. ¿Por qué? Simplemente porque la madera está expuesta a la humedad, se ensucia fácil y atrae manchas, todo lo cual puede producir daños que serán mucho más difíciles de solucionar. 

Entre los cuidados más importantes, está el de cubrir la madera con barniz sellado. Esto las protegerá del daño. Por lo tanto, cuando veamos que las escaleras empiezan a desgastarse y la madera ya no luce como antes, enseguida deberemos aplicar una nueva capa de barniz. Hacerlo es muy sencillo: lo principal es que la madera esté absolutamente limpia, sin rastros de polvo o pelusas.

Arañazos profundos y superficie rota

Gran parte de los arañazos y golpes que sufre la madera se solucionan con facilidad. Claro que si el problema es grave y abarca una superficie extensa, ya deberíamos considerar en hacer una reforma mayor. Pero con los cuidados adecuados esto no debería ocurrir nunca. 

¿Cómo reparar estos arañazos de una manera sencilla? Con una nuez. ¿Qué? Sí, con una nuez común y silvestre. Primero hay que abrirla y sacar el fruto. Luego lo pasamos muy suavemente por el arañazo. De a poco vamos a ver cómo el aceite de la nuez se funde con la madera para tapar el arañazo en cuestión. En cambio, si se producen golpes sobre la madera, habrá que pulir la superficie quitando lo superficial para luego rellenar con cera de color, o con pintura de madera, que se puede aplicar después la cera para pulir el mueble. Finalmente, lo más difícil: esperar. Si tenemos paciencia veremos que de a poco nuestra escalera, esa que nos lleva al dormitorio, va tomando su color habitual.

Bordes golpeados

Como ya dijimos, el borde de los peldaños suele ser uno de los puntos de mayor desgaste. Por lo tanto, para que nuestros escalones luzcan de maravillas , cuando comiencen a presentar golpes o rayaduras tomemos la famosa lija y procuremos hacerlo con cariño para llegar a unificar la superficie, pero sin reducir mucho el grosor. Intentemos que los bordes no queden redondeados para no resbalarnos y lamentar una temporada de dolor. Por último, volvemos a pintarlos para eliminar el rastro del daño.

Escalones rotos

Hay tantos tipos de escaleras de madera como gustos estéticos. Lo importante es saber que si tenemos peldaños flotantes y se rompen, lo mejor es reemplazar de una esos peldaños. En cambio, cuando son continuos (como los de la foto), lo mejor es repararlos. Para eso, hacen falta dos cosas: masilla especial y clavos. Los clavos son para unir la madera dañada y la masilla para sellar la unión. 

Si queremos ahorrar unos morlacos, la masilla se puede preparar. Necesitamos polvo de madera, barniz y agua. Mezclamos un poco, agregamos un poco más de agua, y ya está.

Escalones chirriantes

Escuchar cómo rechinan los escalones es una terrible experiencia. Vamos subiendo ¡y no sabemos de dónde sale tan espantoso sonido! Para solucionarlo sólo necesitamos clavos y una cuña. 

Pero primero lo más difícil: identificar qué pieza es la que está haciendo ruido. ¿Será esta o aquella? Mmmm… Una vez que identificamos a la rebelde, aplicamos la cuña por debajo para reforzarla. Luego martillamos y la adherimos bien con los clavos. ¡Así de fácil! De esa manera, la cuña funciona como un parche en la parte inferior para lograr que todas las piezas estén unidas.

¡Ahora a disfrutar!

Ya eliminamos rayones, golpes, ruidos y otro detalles, y la escalera está pipí cucú, hermosa, espléndida. ¡A disfrutarla! 

Pero antes, si nos preocupan los resbalones quizás lo mejor sea colocar una cinta anti deslizable. Es muy sencilla de aplicar y son recontra útiles.

¿Mantenés tus escaleras de madera? ¿De qué manera?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!