6 maneras ingeniosas de guardar y cuidar nuestra ropa

Mariana Belisario Blaksley Mariana Belisario Blaksley
Loading admin actions …

En el libro de ideas de hoy queremos darles algunos consejos para hacer un mejor uso del espacio destinado a nuestra ropa. 

Para algunos de nosotros es una obsesión, para otros simplemente una necesidad práctica, pero sin importar en qué lugar de ese espectro nos encontremos, existe un hecho irrefutable: tenemos que salir de casa vestidos.

Ahora, y es acá donde todo se complica, no podemos usar siempre lo mismo, cada ocasión requiere de un atavío distinto, la temperatura depende en gran medida de lo que vayamos a elegir para cada día y por supuesto nuestro gusto personal se impone. Existen un montón de variables más, pero se entiende la idea.

En países de cuatro estaciones como el nuestro, tenemos el problema de encontrar el espacio para más o menos la mitad de nuestro guardarropa que no volveremos a usar hasta dentro de unos 6 meses. Es más, aunque dispongamos del espacio, la ropa no puede guardarse de cualquier manera o la encontraremos arruinada cuando empiece nuevamente el frío o al calor según el caso.

Ni siquiera empezamos a hablar de la inversión que hacemos en la compra de ropa anualmente. Independientemente de que adquirir nuevas prendas sea un placer para algunos y una tortura para otros, lo cierto es que se nos va una cantidad de dinero considerable en vestirnos y conservar estas nuevas piezas es importante hasta desde un punto de vista financiero.

Así que ya vamos entiendiendo que la materia que nos ocupa el día de hoy no es tan frívola como podía parecer en un principio y sin tratarse de un tema excesivamente complicado o difícil, unos cuantos consejos para guardar y conservar nuestra ropa nunca están de más. 

Es posible que este libro de ideas, con 6 tips para un placard más prolijo, también nos sea útil. 

En esta nota nos concentraremos en lo siguiente: primero que nada deshacernos de lo que no hemos usado durante el último año. Es una excelente práctica que nos ayuda a que nuestro guardarropa no se desborde. Una canasta en el baño para la ropa sucia que nos recordará todos los días que se acerca el momento del lavado también resulta muy práctica. Ya que hablamos del lavado, encontrar el mejor espacio para ubicar el lavarropas hará que esa tarea sea un poco más grata. Un placard dentro de nuestro cuarto es una de las formas más comunes de guardar nuestra ropa así como percheros de todo tipo y si somos lo suficientemente afortunados para tener un walk-in closet, pues aún mejor, aprovechémoslo. 

Deshacernos de lo que no usamos

Vestidores y placares de estilo escandinavo por Art-i-Chok
Art-i-Chok

WHITE TREE wardrobe

Art-i-Chok

Este tip funciona hasta como regla de vida, si queremos darle paso a algo nuevo, primero tenemos que destinarle un espacio o difícilmente llegará. Pasa lo mismo con la ropa. Una regla de oro es cada año, con el cambio de estación, separar aquellas prendas que no usamos durante esos 6 meses. Por supuesto que no hablamos de prendas muy específicas como vestidos largos que se usan sólo si nos invitan a un evento black-tie o ropa para deportes específicos que podemos no practicar durante largo tiempo, como el ski.

Todo lo demás debería irse y el hecho de regalar esas prendas que en su momento nos encantaron pero que ya cumplieron su tiempo con nosotros produce una sensación muy agradable. Hay quienes prefieren vender su ropa usada en ferias americanas o tiendas de segunda mano y también es válido. Claro que nos perdemos de ayudar a otros que quizás necesiten ropa desesperadamente. 

Canasta para la ropa sucia en el baño

El baño es el lugar indicado para la canasta de la ropa sucia ya que allí solemos desvestirnos antes de bañarnos. Recomendamos elegirla bien para que en lugar de convertirse en ese rincón del baño que no nos gusta mirar, sea parte de la decoración. Existen algunas muy simples, como la de la foto o versiones más elaboradas e incluso divertidas. 

No dejemos de comentar los percheros de la foto ya que son una excelente idea para colgar toallas, batas de baño o prendas que no queremos que se arruguen en la canasta. 

¿Cuál es el mejor lugar para el lavarropa?

El mejor lugar para el lavarropa es… el que nos quede más cómodo. Así de fácil. Por supuesto que si contamos con el espacio para tener un laundry como el de la imagen, se simplifica mucho el lavado, de eso no hay duda. Pero de no ser así, cada vez vemos más lavarropas en la cocina e incluso en el baño, aunque esta última opción puede robarse demasiado espacio en baños chicos. 

Cuidado cuando hablamos de casas con varios pisos, a lo mejor nos parece una idea genial tener el laundry en el sótano, pero luego tendremos que subir hasta los dormitorios cargandos con sábanas, toallas y ropa. 

Guardar la ropa en el dormitorio

Ya sea en un placard cerrado o en uno abierto como el de la imagen, siempre resulta cómodo tener ropa en nuestro cuarto y no tener que ir a buscarla en otro lugar. Si no tenemos más remedio que repartirla entre el dormitorio y un walk-in closet, por ejemplo, podemos tener pijamas, batas, ropa interior y medias en el dormitorio y lo demás en el vestidor. 

Acá les mostramos este lindísimo ambiente desde otro ángulo.

Incorporar percheros

Los percheros no solamente resultan súper útiles, sino que también pueden ser muy lindos y darle un toque al rincón donde los ubiquemos muy atractivo. Claro que si bien son altamente recomendables, fácilmente podemos caer en la trampa de sobrepasar su capacidad al ir colgándoles más y más prendas. Mantengamos el equilibrio o convertiremos los percheros en un foco de desorden. 

El espectacular dormitorio de la imagen es de la arquitecta Paula de Elía y pueden encontrar más fotos en su perfil. No dejen de visitarlo. 

Walk-in closet o vestidor

Tener un vestidor es un lujo que los fanáticos de la ropa adoramos. Nos da la posibilidad de tener más espacio y en consecuencia un mejor orden. Eso sí, no por ello debemos justificar la mala costumbre de acumular o terminaremos convirtiendo este ambiente en un lugar ominoso y desprolijo. 

Para finalizar unos tips rápidos para que la ropa no sufra el paso del tiempo. Nunca jamás debemos guardar prendas manchadas o sucias. La ropa de estación que no usaremos por muchos meses debemos guardarlas con naftalina o las polillas se harán una fiesta. La ropa más delicada debe guardarse en bolsas y estuches especiales y el uso de sprays que combatan el olor a guardado es también muy recomendable. 

Sus comentarios son siempre bienvenidos.
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!