Casas mínimas, disfrute máximo

María Alejandra Pucheta María Alejandra Pucheta
Loading admin actions …

¿Estamos lejos aún de considerar que podemos obtener más confort y beneficios de una vivienda mínima, que de una construcción con todo lo posible?¿Es que lo justo y necesario basta para cumplir el sueño de la casa de retiro?

En la localidad de Noordwijk aan Zee, Paises Bajos, el estudio holandés Hoeb architectuur &interieur diseñó esta pequeña casa de madera, con la premisa de crear un refugio tranquilo, lejos del bullicio de la ciudad, pero sin la ostentación de las casas de fin de semana. De hecho, no sería extraño deducir que las medidas mínimas de esta casa, se pensaron a conciencia en pos de un máximo aprovechamiento y conexión con el jardín que la rodea. Además, estamos en una era en la que muchos pensamos que “menos es más” – emblemática frase de Mies van Rohe -, y que muchas veces el verdadero confort viene de la mano del desapego y una forma de vida simplificada.

Con aroma a madera

La materialidad de este refugio lo hace parte del verde que lo rodea, y potencia así su efecto de contacto con el verde y el descanso total. La idea de revestir totalmente sus superficies exteriores en madera, techo, piso y paredes, y su compacidad es lo que brinda la imagen de “caja”, una mezcla de cabaña el bosque con casa minimalista nórdica.

La madera se eligió como elemento destacado del proyecto, porque respira y mantiene para siempre el encantador aroma de recién cortada dentro y fuera de la pequeña casa.

​Menos metros, más amigos

De arquitectura depurada, simple y atractiva, esta pequeña caja de madera tiene todo lo necesario para albergar un sinfín de momentos de placer, sea agasajando a los amigos o simplemente desconectando de todo en un ambiente sumamente sencillo y reconfortante. Hasta da la impresión de que la casa se ha despojado de todo equipamiento, artilugios y complejidades, para poder llenarse con amigos, familiares y todo aquel que quiera pasarse, para disfrutar de reuniones amenas y relajadas al aire libre pero con un pie en el interior.

Combinación perfecta

Pero la compacidad no es total y la caja  adquiere movimiento y puntos de tensión gracias al toque de blanco que se destaca en elementos lineales, como la cenefa del techo, las dos “L” que forman las columnas en continuidad con la viga –que remarcan su función de sostener el gran techo en voladizo-, y los marcos de la gran carpintería en esquina que se abre de lleno a la terraza. 

En la imagen, podemos apreciar la textura que aportan los listones de madera en distintos espesores, y la gran L blanca, líneas puras y una combinación muy canchera, por cierto.

​Esquina integradora

Desde la primer imagen podemos apreciar que el punto fuerte de esta casa es ampliarse a si misma, incorporando la terraza y luego el jardín a la estancia, como una prolongación del interior, como si no hubiera limite entre ellos.

La clave está en el diseño de esta increíble abertura en esquina, que se abre completamente logrando desmaterializar la esquina de la casa, esto es, borrando la división entre interior y exterior para disfrutar de todas las superficies, living, terraza, jardín, como si fueran una sola.

Además genera una importante entrada de luz natural, tan importante para estas tierras, con el diseño de las ventanas y aleros, se logra captar la mayor cantidad de luz posible e iluminar todos los espacios de la casa.

​El jardín

Sí, esta casa es pequeña en metros cuadrados, pero no le falta nada, ya que esta totalmente pensaba para funcionar con el jardín y los espacios intermedios como articuladores. Es un hogar permeable, diseñada estratégicamente para disfrutar de la vida al aire libre y aprovechar las visitas, sin tener que hacer de ellos, espacios pretenciosos y difíciles de mantener.

De entre casa al fin

En la cocina nos encontramos con la sencillez que caracteriza la casa, pero con una sorpresa más que nos aleja de los preconceptos que a veces tenemos de las viviendas modernas nórdicas: esta moderna cocina es sobria y absolutamente práctica, sin embargo se ve bien descontracturada y habitada, aquí no vemos una de esas cocina que parece que nunca nadie ha pisado y da miedo dejar caer una miga. No es necesario, esta es una casa para usar de a muchos y ser vivida al máximo. Destacan las ventanas verticales en ambos planos que dejan pasar todo el verde y la luz al interior.

Modestia aparte

Igualmente modesto se presenta el cuarto de baño. Paredes blancas, baldosas grises en el piso, y todo lo necesario en dos simples estantes y una cajonera. Pero es, una vez más, la incorporación del jardín a través de la ventana, lo que hace que este pequeño interior se vea amplio y luminoso. Mobiliario sencillos, prácticos, modernos, y sobre todo económicos,  son perfectos para un ambiente pequeño, sobretodo si queremos lograr una atmosfera de descanso ¿No te encanta?

Si estás pensando en construir una casita mínima, de bajo impacto y bajo costo, te recomiendo leer el libro Materiales de construcción de bajo costo – ¿cuáles son? y seguir buscando inspiración en estas paginas.

¿Te gusto esta mini casita?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!