Shabby chic: mitos y realidades

Mariana Belisario Blaksley Mariana Belisario Blaksley
Loading admin actions …

En este libro de ideas queremos enfocarnos en el estilo shabby chic, que trae consigo varias ideas preconcebidas que poco o nada tienen que ver con la realidad. 

También les compartimos otro libro de ideas para desenmascarar los mitos del estilo minimalista, que no siempre es entendido en toda su amplitud y potencial. 

 El estilo que conocemos como shabby chic, reúne varios elementos para lograr una estética atemporal y muy, pero muy femenina. Obtiene su nombre de la incorporación de muebles, tapizados y géneros que dan la sensación de estar gastados o desvaídos con el fin de que parezcan antigüedades. 

Este estilo engloba varias subcategorías llamadas cottage chic, beach cottage chic, French country y Gustavian (nórdico). 

El shabby chic tiene un aire decididamente campestre, la paleta utiliza muchos tonos de blanco a beige y pasteles. Las piezas del mobiliario y los adornos suelen comprarse en tiendas de antigüedades, aunque es cierto que a medida que la popularidad de este estilo crecía, algunas tiendas empezaron a fabricar muebles tipo antiguos y a usar técnicas para que parecieran viejos y gastados. 

Las rosas, querubines, guirnaldas, candelabros, vajillas y manteles, estampados franceses proliferan, ya que como dijimos antes, el shabby chic es un estilo esencialmente femenino. 

El término le pertenece a la revista americana The World Interiors, que lo acuñó en los años 80. Durante la siguiente década, el shabby chic causó furor y se popularizó hasta convertirse en el referente que es aún en nuestros días. 

La finalidad de este libro de ideas es más que nada determinar cuáles son los mitos y realidades de este estilo tan caprichoso como encantador. 

¿Mito o realidad? El estilo shabby chic consiste más que nada en incorporar madera.

¿Mito o realidad? Los colores claros componen la paleta del shabby chic.

¿Mito o realidad? Las piezas shabby chic son fáciles de conseguir.

¿Mito o realidad? El estilo shabby chic no es para todo el mundo.

¿Mito o realidad? Se pueden usar muebles viejos para decorar un ambiente shabby chic.

¿Mito o realidad? El estilo shabby chic va de salida.

Shabby chic y la madera

Una parte importante pero no única del estilo shabby chic es el uso de muebles de madera pintados y con una apariencia ajada que transmita la sensación del paso de los años.

El aire campestre que transmite este estilo se ve muy favorecido por el uso de la madera, pero otro elemento esencial del diseño shabby chic son los géneros, adornos y colores pasteles. 

En otras palabras, los que creen basta con incorporar madera para lograr un ambiente shabby chic se equivocan. 

Shabby chic y los colores claros

La paleta comúnmente usada en este estilo se basa más que nada en el uso del blanco, distintas tonalidades de crema, beige, grises y en el uso de colores pasteles. 

Teniendo una estética esencialmente femenina, los rosas, celestes, lilas o amarillos muy pálidos son comúnmente usados siempre buscando un efecto brumoso que invita a la calma.

Por lo tanto podemos afirmar que el estilo shabby chic se mantiene dentro de tonalidades claras y diáfanas. 

Las piezas shabby chic son fáciles de conseguir

Este punto es más complicado. Las piezas shabby chic originales, suelen ser antigüedades cuyo aire ajado viene dado por el paso del tiempo más que nada, así que tendríamos que decir que no, las piezas shabby chic originales no son fáciles de conseguir.

Por otro lado, como ya habíamos comentado, muchas tiendas atentas a la gran aceptación que esté estilo alcanzó en los 90, se dedicaron a copiar las líneas antiguas y más románticas de otras épocas, aplicando tratamientos que envejecían artificialmente estos muebles nuevos, lo cual convierte estas piezas en trofeos relativamente accesibles y fáciles de conseguir. 

El estilo shabby chic no es para todo el mundo

Ambientaciones: Livings de estilo moderno por Ornatto
Ornatto

Ambientaciones

Ornatto

Sin ánimos de ofender tenemos que coincidir con este punto y declararlo una realidad. El estilo shabby chic no es para todos.

La esencia del shabby chic es la femineidad, los admiradores del minimalismo, el diseño industrial y otros estilos más varoniles se encontrarán completamente perdidos en espacios llenos de adornos, piezas antiguas, colores suaves y géneros recargados. 

El espacio de la foto es obra de los talentosos diseñadores de Ornatto

El estilo shabby chic incorpora muebles viejos

No sólo es esto real, sino que gran parte de la estética shabby chic es ese aire anacrónico que en gran medida viene del uso de muebles viejos. Alfombras, sillones, lámparas, cualquier pieza que nos transporte a Europa y que tenga líneas amables y redondeadas, en las que además podamos notar el paso del tiempo y sus efectos, contribuyen a que un espacio tenga un aire decididamente shabby chic. 

El shabby chic va de salida

Nada más falso que el mito de que el estilo shabby chic se acabó. Junto con otros estilos del siglo pasado como el escandinavo, el industrial y el minimalista, el shabby chic llegó para quedarse.

Como siempre sucede después de que pasa el momento de más auge, sólo los verdaderos fanáticos de este estilo continuarán tratando de aplicar sus premisas, pero está lejos de haber pasado de moda. Pueden ver otra toma de esta cocina haciendo click en el link y entenderán a qué nos referimos. 

Recapitulemos: 

El estilo shabby chic consiste más que nada en incorporar madera: mito, es mucho más que eso.

La paleta shabby chic consiste en colores claros: realidad, se mantiene dentro de los blancos, beiges, grises claros y pasteles.                                                           

Las piezas shabby chic son fáciles de conseguir: mito y realidad, las antigüedades no son fáciles de conseguir, pero las piezas nuevas que imitan este estilo sí que lo son.                                                                                                                                 

El estilo shabby chic no es para todo el mundo: realidad, sólo personas que aprecien una estética netamente femenina estarán cómodas viviendo en espacios con este estilo. 

Se pueden usar muebles viejos para decorar un ambiente shabby chic: realidad, son un componente importante para lograr el aire atemporal al que nos hemos referido.

El estilo shabby chic va de salida: falso, sigue y seguramente seguirá vigente por varias décadas más. 

¿Se les ocurre algún otro mito asociado con el estilo shabby chic?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!