La deco de tu casa según tu libro preferido

Gabriela  García Gabriela García
Google+
Loading admin actions …

La decoración de una casa dice mucho sobre la personalidad. Y los escritores lo aprovechan para reflejar aspectos reveladores de sus personajes a través de lo que atesoran en sus cuartos. Ponete a pensar un minuto: ¿podrías describir el cuarto de Minnie, el de Cruella De Vil o el del mismísimo Harry Potter? Seguramente.

Pero demos un paso más: si tuvieras que ambientar un cuarto u otro espacio para que se adecue al título de un libro, ¿qué detalles serían infaltables? Es un buen reto a la imaginación y te damos algunos ejemplos, para que hagas el ejercicio con tus autores o libros favoritos.

1. Desayuno en Tiffany’s, de Truman Capote

Dormitorios de estilo clásico por Ciacci
Ciacci

LETTO GLAMOUR

Ciacci

Si adoraste la versión cinematográfica interpretada por Audrey Hepburn, podés usarla como fuente de inspiración. Una idea es decorar tu cuarto con los accesorios preferidos de la protagonista, Holly Golightly, colgando en las paredes collares y gargantillas con  “perlas”, delicadas boquillas largas, guantes negros al codo, grandes lentes negros. 

También una capelina negra como la que usaba Holly descansando en una chaise longue, o el logo de la joyería en una puerta, que se puede bajar de Internet. Y por sobre todo mucho glamour y elegancia femenina en cada rincón. 

2. El señor de los anillos, de J. R. R. Tolkien

Tolkien cuenta con miles de fanáticos que hasta participan en juegos de rol creyéndose auténticos elfos, hobbits y orcos. El dormitorio de un seguidor de esta saga puede decorar sus paredes con un mapa de la Tierra Media que se puede bajar de Internet, y transferirlo al cubrecama o los almohadones. Otra posibilidad es poner en las paredes fotos enmarcadas de los personajes de la novela y estampar en almohadones los famosos anillos que son el leit motiv de esta monumental obra literaria.  

3. La isla del tesoro, de Louis Stevenson

Dormitorios infantiles  de estilo  por Cuckooland
Cuckooland

Pirate Corner Boys Bunk Bed

Cuckooland

Para los que tienen un hijo fan de los piratas, ¿se animan a decorar su cuarto como el camarote de Francis Drake o del mismísimo Jack Sparrow del Perla Negra? Hay que conseguir objetos náuticos, incluso viejos o en desuso, una bandera pirata con su temible calavera negra, ilustraciones de barcos piratas que se pueden bajar de internet, y al pie de la cama, un cofre del tesoro que podés armar a partir de un baúl. Otra idea es re fácil es decorar con vinilos tal y como lo han hecho los profesionales en esta imagen.

4. La vuelta al mundo en 80 días, de Julio Verne

Si te gusta la imaginación vertiginosa de Verne, es la ocasión de aprovecharla para ambientar tu casa con la silueta de un globo aerostático, que podes pintar sobre la pared o imprimir desde Internet. Y combinarla con siluetas de los monumentos más iconográficos del mundo, como la torre Eiffel, el Big Ben, el Coliseo, la muralla china y el Partenon. También podes incluir valijas con etiquetas con nombre de distintas capitales. O elegir una ambientación muy exótica, que te transporte a algún sitio muy  lejano del globo. 

5. Harry Potter, de J. K. Rowling

Muchos chicos o adolescentes estarían encantados de tener su cuarto ambientado con los mismos objetos que tiene el mago de Hogwarts en el suyo. Por ejemplo el escudo de la casa con la que más simpatices, ya sea Gryffindor, Hufflepuff, Ravenclaw y Slytherin, que podes bajar de Internet.E incluso una bufanda con los colores típicos colores descansando en un perchero o en el marco de un espejo. Y en un rincón, una infaltable jaula de mimbre o metal como la de Hedwig, la lechuza mensajera de Harry. ¡No es necesario que te compres una lechuza! Podés dejarla vacía o usarla para guardar algún objeto especial. 

6. El libro de la selva, de Rudyard Kipling

Los amantes de las películas de Tarzán, las aventuras de la selva y los animales salvajes, pueden llevar este gusto a la decoración de su casa. Lo ideal sería incluir grandes plantas de interior, pero no en un dormitorio ya que durante la noche consumen el oxígeno y liberan anhídrido carbónico. Pero se pueden reemplazar por las variedades de tela, que están tan bien hechas que hacer falta tocarlas para comprobar si son reales. No puede faltar un cubrecama temático, con almohadones con estampas vegetales. 

7. Sherlock Holmes, de Arthur Conan Doyle

¿Sos fan de este excéntrico personaje creado por Doyle? Podés ambientar tu cuarto colgando en las paredes sus clásicas gorras escocesa, intercaladas con pipas y lupas de distintos modelos y tamaños. Sherlock también es un virtuoso violinista, tiene debilidad por las galletas y le gusta el boxeo tanto como la química. Por eso podés imprimir imágenes en blanco y negro de alguno de estos elementos, mejor si son en formato de sténcil, y usarlos para decorar la puerta del cuarto y el placard. Otra opción es transferirlos a los almohadones de la cama. Y acompañar toda esta ambientación con un clásico sillón de cuero como el que elegía el detective para fumar su pipa y pensar.

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!