Diseñar y construir un entrepiso – ¡Paso a paso!

María Alejandra Pucheta María Alejandra Pucheta
Loading admin actions …

No se puede negar que la situación que generan las dobles alturas y, más aún los entrepisos, es de las más interesantes y atractivas en materia de espacialidad y tipologías que nos ofrece la arquitectura.

Si contamos con un espacio generoso en altura y profundidad, contamos con la no muy común posibilidad de crear un entrepiso, y con él, un montón de espacios y sensaciones más. Este nuevo piso que se proyecta en forma de balcón en el espacio interior, rompe con la verticalidad de un ambiente, reduciendo parte de él a una escala más cálida y agradable, y permitiendo además crear sectores con diferentes características espaciales; donde antes había un ambiente, ahora hay 3 o más. Construir un entrepiso no solo le confiere un toque de original y atractivo a un ambiente, sino que permite articular e integrar de modo más que interesante al espacio inicial y potenciar su funcionalidad, ya que contamos con metros cuadrados extra. Un entrepiso es una solución muy interesante cuando se trata de ganar espacio en un ambiente o, directamente, agregar un ambiente a la casa.

Evaluar condiciones

El hormigón como protagonista.: Estudios y oficinas de estilo minimalista por jose m zamora ARQ
jose m zamora ARQ

El hormigón como protagonista.

jose m zamora ARQ

Claramente, no cualquier espacio es apto para un entrepiso, debemos tener en cuenta que el lugar donde se planea construirlo debe contar con algunas condiciones ineludibles. Para empezar una determinada e importante altura, que permita estar derechos y cómodos en ambos pisos; luego espacio suficiente y proporciones adecuadas para disponer los muebles, la escalera de acceso y poder circular cómodamente tanto arriba como abajo. Es fundamental contar también con una buena iluminación y ventilación natural, que alcance todos los rincones, así proyectaremos una estancia y no una cueva.
¡Ojo! Si estas condiciones solo se cumpliesen en forma parcial, todavía hay más opciones. Si no es viable proyectar un entrepiso como espacio habitable (estar, dormitorio, escritorio), tal vez sí lo sea como lugares de paso o guardado. Es posible diseñar entrepisos que sirvan simplemente para almacenar infinidad de cosas en cajas, armarios y estantes, almacenar mercadería o materiales de trabajo, o incluso construir una biblioteca en altura o una galería de arte, como la de esta modernísima casa proyectada por el estudio José Zamora ARQ

Verificar alturas mínimas

Aquí es donde debemos poner toda la atención, si las alturas mínimas requeridas no se cumplen, o no se calculan correctamente, todos los esfuerzos serán en vano porque resignaremos un espacio inicial útil para tener dos espacios de los que no se puede disponer y disfrutar como corresponde.
Para empezar, hay que saber cuál es la altura libre de nuestro ambiente, contando desde el nivel de piso terminado más alto, hasta el elemento de techo más bajo, como ser una viga. Si es un techo a 2 aguas, podemos tomar el alto a 80 centímetros del punto más bajo.  La altura mínima libre para los espacios bajo y sobre el entrepiso, la está entre los 2,20 metros y 2,40 metros, dependiendo el uso; pudiendo ser de 2,10 metros para un baño, pasillo o guardarropas. A estas alturas debemos sumarle el espesor del entrepiso propiamente dicho, que dependerá del sistema y elementos que se utilicen, así como las terminaciones, piso, cielorraso. Difícilmente sean menos de 12 centímetros. Por lo tanto, la altura mínima depende de varios factores, pero no puede ser nunca menos de 4,50 metros.

Estructura

En todos los casos, los cálculos de estructura deben ser realizados por especialistas, particularmente cuando se trate de agregar un entrepiso en una estructura existente y con algunos años.

Los entrepisos pueden tener estructura de hormigón, madera, o metal. Estas últimas son las más livianas y con estructuras de madera o metal, el piso podrá ser de madera o premoldeados de hormigón. 

Las vigas que soportan e entrepiso pueden sostenerse de dos modos: a través de las paredes con vigas laterales, o de columnas de apoyo. Si el largo de la viga es mucho y/o soporta mucho peso, hay que considerar agregar una columna de apoyo o tensores del techo. Hay que considerar todos los puntos de apoyo posibles.

Las estructuras de metal con placas de madera proporcionan dos ventajas: por un lado son fuertes, pero a la vez livianas, es construcción seca. Por el otro, los perfiles suelen ser delgados, por lo que no resultan antiestéticos para algunos, pero siempre se pueden cubrir.

Siempre debe preverse que éstos permitan perforaciones o tengan ya incluido el espacio para cañerías de iluminación.

Materialidad y diseño

Puede que la etapa más divertida sea definir la estética de nuestro entrepiso y darle identidad al conjunto, hay que tener en cuenta todos los puntos de vista, ya que desde la doble altura se ve todo.

Los soportes, o los elementos que quedan a la vista, no deben ser ostentosos, para evitar una imagen empastada y sobrecargada, en este sentido los perfiles y vigas de hierro, permiten soportar cargas importantes, con dimensiones reducidas. La chapa es otro material que nos permite jugar con la imaginación, ya que se las puede cortar con laser logrando diseños y colores fantásticos, las podemos ver barandas, escaleras, y como cielorrasos.

Ya que el espacio por debajo del entrepiso será un espacio de uso cotidiano, se puede incluir, si es necesario, un revestimiento en la parte inferior, de algún material que no añada demasiado peso, como durlock o chapa acanalada pintada. Pero, en general, los entrepisos si son de madera tienen de por sí una buena terminación, al igual que los premoldeados de hormigón, que hacen innecesario un revestimiento.

Funcionalidad

Por lo general, un entrepiso suele surgir como respuesta a una necesidad funcional antes que nada, se convierte en esos metros cuadrados que nos faltan para completar nuestra vivienda u oficina, divide y crea a la vez nuevos espacios y soluciones, y es una manera eficiente y económica de resolver una remodelación o reforma.

En un entrepiso se puede resolver prácticamente cualquier cosa dependiendo de sus dimensiones y estructura, desde programas complejos e independientes como un bajo o cocina, dormitorios completos, lugar de juegos, estudio, hasta programas complementarios al existente, como dividir un dormitorio infantil en dos, agregar una biblioteca a un estar o living, un vestidor a un dormitorio, trazar una pasarela a modo de galería de arte y muchas combinaciones más.

Costo, beneficio y alternativas

La construcción de un entrepiso es una manera económica de ganar espacio, reducir la altura de una construcción, y darle mayor funcionalidad al espacio. En el reciclado de casas, la construcción de entrepisos es un recurso muy empleado, porque baja significativamente los costos de construcción. 

Las posibilidades son muchas y está en cada uno evaluar bien la inversión a realizar, tanto en costos, tiempos, energía y dinero, así como también el beneficio que con él obtenemos. El consejo de un profesional será clave, así como las alternativas que nos traiga.

Te proponemos seguir con el siguiente libro de ideas para continuar con la inspiración por modificar tu espacio, no te lo pierdas.

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!