Solicitá cotización

Número incorrecto. Por favor, verifica el código de área, prefijo y número de teléfono.
Al hacer click en 'Enviar' confirmás que he leído los Política de protección de datos y aceptado que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Podrás cancelar tu consentimiento enviándonos un email a privacy@homify.com con efecto a futuro

Los SI y los NO para que funcionen los DIY

Jerónimo Moretti Jerónimo Moretti
Loading admin actions …

Cualquier que visite esta página web, estará familiarizado con el término DIY, que en inglés significa Do It Yourself y que traducido sería algo así como Hazlo tu mismo. En los últimos años esta modalidad se convirtió en todo un fenómeno social, y cada vez más gente se anima a elaborar desde originales piezas de ropa hasta utensilios para la cocina, siempre mediante el ingenio, la habilidad y mucha imaginación.

Si lo pensamos bien, la idea es por demás atractiva y por eso muchas personas disfrutan de estas prácticas que ya algo más que un simple pasatiempo. Hacer nuestra propias cosas nos entretiene y nos sirve para ahorrar dinero. Eso sí: no es magia y para hacer las cosas bien hay que tener en cuenta varias cuestiones.

En este libro de ideas repasaremos algunos de los pro y de las contras del método DIY

NO confudir el mito DIY con la realidad

Jardines de estilo  por Tabary Le Lay
Tabary Le Lay

Un CUBE dans mon jardin

Tabary Le Lay

Muchos de los que se abocan al DIY lo hacen los fines de semana y miran programa de televisión sobre maquillaje, o leen blogs hechos por bloggers especialistas en DIY, y allí todo se ve hermoso y fácil de realizar. Pero no es tan así. Es normal que olvidemos que mirar es totalmente diferente a hacer, y que el proceso de aprendizaje no es igual para todos.

Por lo tanto, no caigamos en la trampa de pensar que todo es fácil y sencillo. Como pasa con la vida en general, es cuestión de aprendizaje, de insistir y no tirarnos abajo ante el menor tropiezo.

SÍ debemos tener en cuenta nuestra propias capacidades

Concesionarios de estilo  por asdf12
asdf12

DIY – Papierornamente

asdf12

Empecemos siempre con proyectos pequeños, y vayamos de a poquito a proyectos más grandes y complejos. Hagamos decoración para el baño antes de hacer el baño completo, por ejemplo. Las habilidades y la confianza se construyen con el tiempo, y veremos que a medida que hagamos más DIY incrementaremos la rapidez y la alegría al realizar los trabajos.

NO sobreestimemos la cantidad de dinero y tiempo

Es fundamental que nos hagamos a la idea de que el DIY involucra tiempo y dinero, especialmente en los trabajos grandes de renovación. Muchas veces, a la mitad de un trabajo nos damos cuenta que se nos acabó el dinero o que el trabajo en cuestión no era tan sencillo y rápido como nos dijeron. Entonces abandonamos todo y caemos en la decepción. 

Por eso, siempre tengamos en cuenta dos factores: la paciencia y el productos. Hagamos trabajos pequeños que nos lleven poco tiempo o proyectos grandes de a poco. Y para no quedarnos cortos en el presupuesto, hay que ingeniárselas para buscar productos baratos o reciclar los que tenemos.

SÍ debemos planear nuestro proyecto

Dividamos los proyectos grandes en pequeños pasos, pongamos horarios, y creemos una lista de todo lo que necesitamos. También es importante que antes de empezar a trabajar nos informemos todo lo que podamos. Leamos artículos, miremos videos, preguntemos a conocidos… De esa manera podremos anticipar los problemas y tener todo a mano cuando lo necesitemos.

La elaboración de un plan de trabajo es garantía de éxito a la hora de abocarnos al DIY. Muchos piensan que por ser nuestros propios jefes y tratarse de un trabajo en solitario, la improvisación es parte del asunto. Nada más lejano. Es nuestra responsabilidad y por lo tanto debemos estar atentos a cualquier imprevisto. La improvisación es nuestra enemiga… al menos al principio. 

NO seamos duros con nosotros mismos

Jardines de estilo  por ECOdECO Mobiliario
ECOdECO Mobiliario

ALMANZOR sofá palets. 120x80cm

ECOdECO Mobiliario

Reconozcamos que hay una curva de aprendizaje para cada nueva habilidad… y fundamentalmente tengamos en mente que nadie pero nadie es perfecto. Tirarnos abajo no es productivo y nos aleja del gran panorama. 

Uno de los enemigos a vencer en el camino del DIY es sin dudas la frustración. Algunos trabajos llevan tiempo y no son tan sencillos como parecen. Por lo tanto, repetimos: a armarse de paciencia y tener la autoestima alta. La parte positiva es que, de verdad, hay pocas cosas más placenteras y gratificantes que terminar un trabajo propio, hecho con nuestras propias manos y poniendo todo el esfuerzo. 

SÍ a buscar ayuda

Mucha gente ya intentó hacer lo que estamos haciendo ahora. Y también tuvo dificultades. Por eso, la gente con experiencia creó recursos digitales a los cuales podemos acceder, como por ejemplo videos de YouTube, tutoriales, y foros. Y todos son nuestros potenciales amigos en el camino del DIY. 

No dudemos si tenemos que buscar ayuda en Internet, incluso en esta página. A veces basta con el apoyo moral. Invitemos también a nuestros amigos o conocidos a que nos den consejos y nos presten herramientas. 

En momentos de dificultad, tomemos un respiro, miremos alrededor y siempre pero siempre busquemos ayuda.

Casas de estilo  por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!