Muebles de cuero: ¿cómo protegerlos?

Gabriela  García Gabriela García
Google+
Loading admin actions …

Los sillones de cuero son elegantes y decorativos y le dan un toque especial al ambiente donde se encuentran. Como los vinos, el cuero es un material que mejora con el paso del tiempo y con el uso va adquiriendo brillo. Para proteger y alargar la vida útil de tus sillones hay que tener en cuenta algunos cuidados básicos.

El cuero segrega naturalmente una fina capa aceitosa que recubre su superficie. Esto evita que se deteriore ya que sin esta protección se pondría reseco y cuarteado. Pero esta lubricación se va perdiendo con el tiempo, por eso es necesario reponerla desde el exterior. ¿Qué otros cuidados hay que considerar?

1. Pasales la aspiradora

Una vez por semana limpialos usando la aspiradora con un cepillo para eliminar restos de polvo y otros residuos. Es la forma más práctica de sacar escamas de piel, partículas de polvo y otros residuos que se acumulan sobre el cuero. 

Asegurate de insistir en las costuras y hendiduras del mueble, ya que ahí es donde se acumula más suciedad. En los sillones con capitoné como el de FEF Arquitectas, hay que tener especial cuidado e insistir en la zona de los botones. 

2. Limpialos con un trapo apenas húmedo

LIVING HOME UP 3: Livings de estilo moderno por HOME UP
HOME UP

LIVING HOME UP 3

HOME UP

Una vez por semana pasales un trapo suave seco o apenas humedecido con agua tibia. Si esto se convierte en una rutina básica para cuidar el cuero vas atener sillones para rato.

El agua y el jabón son enemigos del cuero ya que le quitan flexibilidad. Por eso es importante que utilices solo productos específicos para cuero, y si contás con algún sustituto, que sea conveniente para este material. 

3. Aplicá acondicionador para cuero

El acondicionador para cuero es esencial para mantener y cuidar este material. Al igual que con todos los productos de uso doméstico, leé la etiqueta del artículo de limpieza, y probalo primero en una zona poco visible para comprobar que no destiña. Este trabajo conviene hacerlo en un ambiente ventilado y protegiéndote las manos; una vez tomada todas las precauciones, aplicá generosamente el producto en toda la superficie del mueble. 

Si no tenés acondicionador para el cuero de tus muebles podés pasarles alguna crema de manos bien fluida que tenga lanolina o aceite de jojoba. En definitiva ¡el cuero no es otra cosa que piel! A los pocos minutos vas a ver cómo se absorbe y lo deja muy suave.

4. Sacá las manchas

Colección Clásico-Moderno: Livings de estilo moderno por BROWN ST
BROWN ST

Colección Clásico-Moderno

BROWN ST

En el caso de que el mueble de cuero se salpique o se manche con bebidas, tinta o algún otro líquido  tratá de secarlo lo antes posible con un trapo húmedo, pero sin frotar la superficie. Frotar el cuero  puede hacerle perder el color o dejarlo manchado para siempre. Si lo que se volcó dejó el sillón hecho un desastre, tendrás que recurrir a un limpiador para cueros siguiendo bien las instrucciones del envase. Después aplicá un sellador para cueros sobre la superficie tratada. 

5. Mantenelos lejos del calor

Muebles de Disegnos: Livings de estilo moderno por Disegno´s
Disegno´s

Muebles de Disegnos

Disegno´s

Al igual que la piel humana, el calor excesivo le quita humedad al cuero, y se puede resecar e incluso cuartear. Por eso conviene mantener los muebles de cuero a más de 60 centímetros de distancia de una fuente de calor. Lo mismo cuenta para la luz del sol, que además de resecarlo puede comer el color.

6. Disimulá los rayones

Muebles de Disegnos: Livings de estilo moderno por Disegno´s
Disegno´s

Muebles de Disegnos

Disegno´s

A veces el cuero sufre ataques que le provocan pequeños rayones. Tratalos pasándoles primero un paño seco y suave y después un poco de cera natural o un marcador de tinta indeleble. Si no es en la zona del asiento o el respaldo, también podés aplicar cera del color del cuero, que puede ser incluso pomada de zapatos. En este caso dejá secar bien y después eliminá el excedente con un cepillo o paño suave. 

7. Cuero con pelo, otros cuidados

Los muebles de cuero de pelo como el de estos BKF de cuero vacuno se deben limpiar con cepillo o aspiradora. Si tiene manchas se remueven con un paño apenas húmedo, y si hay pegotes, con un cuchillo sin filo. No es necesario aplicarles crema protectora. 

Ahora ya sabés cómo cuidar tus muebles y tenerlos divinos durante años. Es un material tan noble que fue elegido en muchos diseños de muebles famosos. Descubrilos en esta nota

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!