BAÑO: Baños de estilo  por Estudio Nicolas Pierry

Una reforma con acento francés en pleno Capital Federal

Mariana Belisario Blaksley Mariana Belisario Blaksley

Solicitá cotización

Número incorrecto. Por favor, verifica el código de área, prefijo y número de teléfono.
Al hacer click en 'Enviar' confirmás que he leído los Política de protección de datos y aceptado que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Podrás cancelar tu consentimiento enviándonos un email a privacy@homify.com con efecto a futuro
Loading admin actions …

¿Alguna vez se preguntaron a qué se refiere la gente cuando describe un departamento llamándolo de época? Quiere decir que tiene seguramente de 30 años de antigüedad en adelante sin que le hayan hecho ni una renovación, reforma o reciclado. Si bien alguna que otra propiedad, si se trató con mucho cariño y fue construida con buenos materiales y en un período decorativo lleno de encanto, puede aún verse presentable, hay más de lo que alcanza la vista. Es mucho más que maquillaje lo que envejece en una casa o departamento a lo largo de los años, los sistema eléctricos y de caños resienten, y mucho, el paso de los años. 

En esta oportunidad, el Estudio Nicolás Pierry le devolvió la vida a un departamento antiguo que, todo hay que decirlo, había conocido épocas mejores y no había envejecido con gracia. Los mayores retos los constituyeron los ambientes más multifuncionales, como baño, toilette y cocina, ya que la reforma se hizo a profundidad, incluyendo los sistemas eléctricos, de agua y de gas. En el resto de los ambientes interiores se enfocaron en la pintura, el cielo raso y la iluminación.

Juzguen ustedes el resultado, nosotros quedamos muy impresionados por su atinada elección de colores y por ese estilo clásico contemporáneo con aires parisinos que funciona tan bien en Buenos Aires. 

Antes: el hall de entrada

ANTES HALL ENTRADA: Livings de estilo  por Estudio Nicolas Pierry
Estudio Nicolas Pierry

ANTES HALL ENTRADA

Estudio Nicolas Pierry

Se trata de un departamento de 100 metros cuadrados, con ambientes interiores bien proporcionados en cuanto a medidas. Las bases estaban, pero el paso del tiempo había causado estragos y el conjunto era oscuro y desolador. 

Después: blanco y ,adera

Se usó mucho blanco para otorgarle más luminosidad al ambiente y el tema de las áreas sociales se resolvió en blanco, madera y muebles de estilo clásico contemporáneo. La decoración nos recuerda que a Buenos Aires se la conoce como la París de América Latina, ya que esos toques de elegancia gala se manifiestan aquí y allá, brindándole mayor estilismo al conjunto. 

Antes: una cocina bastante triste

La cocina de buen tamaño tenía un aspecto bastante deprimente, sobretodo por los anticuados azulejos en pisos y paredes. 

Después: vuelta a la vida

La cocina sufrió una notable transformación que le devolvió la vitalidad. En blanco y negro, se repensó la distribución del espacio con muebles hechos a medida. Las cocinas clásicas con toques industriales y modernos por lo general generan un equilibrio encantador. 

Elegante y sofisticada

La decoración de la cocina mantuvo un tono atemporal con toques de diseño francés, que funciona con propiedades de distintas épocas y es uno de los mayores activos de este estudio de arquitectura, que logra reinterpretar lo clásicos y el look parisino sin caer en los clichés. 

El lavadero

Los lavaderos suelen ser espacios bastante destartalados y no hay de qué avergonzarse, sucede en las mejores familias, pero en este departamento, este pequeño ambiente se puso a valer equiparándose en aspecto y en diseño a cualquiera de los ambientes más estilizados.

Antes: el baño de época

Un baño completo, con ventilación natural y buenas piezas de baño que se sentía anacrónico más que nada por el color de los azulejos estaba por dar un vuelco. 

A puro chic

Cambiando por completo los colores con un vanitory de buen tamaño y detalles decorativos acordes a la estética del resto de la renovación, el baño se puso a valer luciéndose con una lujosa interpretación del estilo francés. 

Inmaculadamente blanco

El baño ganó muchísimo en luminosidad al cambiar los azulejos, convirtiendo este espacio en una sinfonía de diferentes tonalidades de blanco. El vanitory de madera, nos recuerda lo que ya habíamos visto en las áreas sociales, la combinación de este noble material y el color blanco, que nunca falla. 

Antes: el diminuto toilette

Como vemos con frecuencia en los toilettes o los baños de las dependencias de servicio, hay una ducha incorporada en estos espacios diminutos. Los azulejos sin bien no tan estridentes y en mejor estado que los del baño principal y la cocina distaban mucho de poder exhibir su pase a este milenio. 

Redistribución

Se cambió la ubicación del vanitory, se deshicieron de los azulejos y se pintaron las paredes de un encantados azul grisáceo, que por la frialdad de su tonalidad funciona de maravilla en espacios chicos. El mueble de madera hecho a medida y los adornos hacen toda la diferencia. 

No dejen de leer Un refresh muy necesario en un living comedor que se había quedado en el pasado.

¿Qué fue lo que más te gustó de eta reforma?
Casas de estilo  por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!