¡Todo lo que necesitás saber sobre pisos de piedra!

Jerónimo Moretti Jerónimo Moretti
Loading admin actions …

Los pisos de piedra son rígidos, estéticos, misteriosos y cálidos a la vez. La piedra es un material benévolo, fino, el más duradero y el que mejor resiste el desgaste, las agresiones y el uso constante. Es un material versátil que podemos usar en casi cualquier lugar de nuestra casa para crear diseños funcionales y muy agradables a la vista. ¡Es sólo cuestión de animarse!

A nivel técnico, los pisos de piedra se categorizan como pavimentos, aunque se trate de una colocación casi embaldosada. Son decorativos, cálidos al tacto y muy resistentes a los elementos y al tránsito, lo que los hace los grandes elegidos para zonas de mayor exposición, como jardines, terrazas y patios; pero también se los puede usar en el interior, por lo que es importante utilizarlo con mucho cuidado, sin abusar, ya que se puede lograr un efecto no deseado: el de darle frialdad al ambiente. Si queremos usar las piedras en alguna parte de nuestra casa tenemos que tener en cuenta que se ven mucho mejor en los espacios que tienen un acabado más natural.

Las ventajas de la piedra

Por su tratamiento sellador, las piedras soportan muy bien las manchas y las exposiciones. Si bien ninguna piedra necesita ser curada, sí deben estar bien selladas, por lo que lo correcto es aplicar un producto con siliconas que no modifique ni el color ni la textura de la piedra y que, a la vez, la proteja de las manchas. Otra opción para sumar como tratamiento es el llamado de Termovitrificación que le da un acabado mate o brillante similar al que se le suele realizar a la madera. 

Además, tienen una gran variedad de colores y superficies que sorprende y abarca todos los gustos: tonos negros, azules, púrpura, verde, rojo; texturas lisas, afiladas y arrugadas. También hay opciones para los acabados ya que pueden ser estriados, salpicados, veteados o cristalinos. Cada tipo de piedra posee diferentes características en cuanto a porosidad, resistencia al desgaste y textura, por lo que es muy importante conocer bien el lugar en el que se pondrá y las características de las piedras elegidas. 

A los pisos les da un un aspecto más natural y es tan benévolo que cualquier superficie es apta para este material. ¿Su valor agregado? Siempre aporta un toque elevado en el espacio donde se encuentra (sea un diseño rústico, contemporáneo o moderno).

Los distintos tipos de piedra

La elección del acabado, el estilo, y el aspecto de los pisos en el hogar es una cuestión fundamental. Debemos elegir un piso que se adecue al uso de la habitación o estancia, en términos de la facilidad de su limpieza y mantenimiento, de sus cualidades térmicas, y finalmente de su costo y estética. Por eso, hay una gran variedad de opciones en pisos de piedra: granito, mármol, piedra caliza, travertino, laja y pizarra.

El granito, 100% impermeable

El granito es un tipo de piedra impermeable y altamente resistente. Está conformado por una capa de polvos de mármoles y granos pétreos de distintos colores y tamaños que le dan a la superficie una apariencia muy típica y conocida. Para grandes superficies, o si se desea evitar la mayor cantidad posible de juntas, el granito se puede hacer preparar en el lugar, eso queda a elección.

El mármol, la resistencia ¡a todo!

El mármol es una piedra resistente, impermeable y de fácil limpieza. Por su particular diseño de vetas y su costo elevado, se lo relaciona con la elegancia y la sofisticación. Suele utilizarse en baños, aunque hay que tener cuidado ya que su superficie es resbaladiza.

Conviene hacer un pulido por abrasión que el mármol alcance un alto nivel de brillo natural. Los pulidos pueden ser brillantes, semibrillantes y mates. Las variedades de mármol más usadas son: carrara (con base blanca), botticino (con base verde) y verona (con base roja).

La piedra caliza

Baños de estilo moderno por DE DIEGO ZUAZO ARQUITECTOS
DE DIEGO ZUAZO ARQUITECTOS

Baño realizado con materiales naturales- madera y piedra caliza

DE DIEGO ZUAZO ARQUITECTOS

La piedra caliza es una roca sedimentaria formada generalmente en aguas marinas cálidas y poco profundas. Es de forma rectangular, gruesa y algunas veces tiene fragmentos de fósiles o bandas de color. Su aspecto natural y terroso hace que sea una opción ideal para ser utilizado en los hogares. La instalación de este tipo de suelo requiere un especial compromiso hacia el cuidado y mantenimiento, sin embargo su atractivo estético hace que valga la pena.

Travertino, más rústico y poroso

El travertino es una variedad de mármol de tonalidad beige pero más rústico y poroso, aunque se pueden conseguir algunos con un tratamiento especial de pulido empastinado (se protegen los poros con una pastina especial y luego se lo pule para obtener un acabado mate similar al original).

La piedra más económica, la laja

La laja es la opción más económica entre las piedras. Se consigue en varios colores y en distintos cortes, con superficie regular o irregular. Se debe prestar especial atención a las lajas que son de constitución arenosa, ya que suelen desprender arena debido al natural proceso de abrasión. Para una mejor terminación es mejor curar la laja con un tratamiento antimanchas. En las lajas de color oscuro es necesario mantenerlas con cera o algún líquido especial para realzar su color y que no se vuelva blancuzca.

La pizarra: de la montaña a tu hogar

Es una piedra de zona montañosa que cambia de color según el lugar del que fue extraída. Las hay doradas, rojizas, cremas, rosadas y anaranjadas. Se puede conseguir en lajas irregulares, baldosas, plaquetas, etc.

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!