Fachadas Modernas: casas increíbles y funcionales

Antonia T Antonia T
Google+
Loading admin actions …

La fachada o el frente de una casa es la piel del edificio, lo que la protege. Es el lienzo dónde se plasma el estilo de propiedad y un anticipo de lo que veremos en su interior. Además son grandes aislantes.

Las fachadas pueden diseñarse con distintos materiales como hormigón, piedra, madera o acero. Pueden ser abiertas, con numerosas aberturas, o herméticas. El diseño depende del estilo arquitectónico que tenga la propiedad. Existen fachadas modernas, rústicas, clásicas, minimalistas, brutalistas, eclécticas. 

En la actualidad, también hay fachadas eficientes, sobre todo en edificios de gran altura. En ellas su piel se compone de cristales inteligentes que no sólo son excelentes aisladores. Además sirven para generar electricidad, ya que integran materiales que captan los rayos del Sol y lo transforman en energía.

Materiales en fachadas modernas

Los diseños de fachadas modernas se caracterizan por el uso de distintos materiales como hormigón, cemento, ladrillo, acero o madera. El material elegido se debe adaptar al clima del lugar. Por ejemplo, en zonas muy cálidas y ventosas es preferible optar por alternativas resistentes como el hormigón, que no lleva demasiado mantenimiento. 

Fachadas con detalles en madera

La madera es un material muy noble y se adapta bien en las fachadas. Vistoso y flexible, no sólo puede formar parte de una puerta de entrada. También es un gran complemento en paredes, ventanas y como parte de celosías.

Algo a tener en cuenta: la madera lleva bastante mantenimiento y es susceptible al los rayos del sol, la humedad y la temperatura. Por eso, es muy importante saber elegir cuál es el mejor tipo de madera para exteriores.

Madera para exteriores ¿cuál es la mejor?

Exiten distintas variedades de madera para exterior, que son excelentes opciones para fachadas modernas. En ellas se puede colocar cualquier ejemplar que sea tropical, ya que son más resistentes a las inclemencias climáticas. 

Dos opciones muy utilizadas en frentes de casas son el Alerce o Ipé. También lo es el Pino, debe estar tratado y aporta un aspecto más rústico. Además se pueden conseguir materiales súper durables, que llevan menos mantenimiento como la madera termotratada o el bambú.

¿Cómo proteger a la madera de la humedad y de los rayos del sol?

Por otro lado, un dato muy importante es controlar, antes de su instalación, el grado de humedad que hay en la madera. Lo más aceptable aún humedades entre el 14% y 18%.

La humedad deteriora la madera y es necesario protegerla de los hongos. En el caso de los rayos solares se pueden aplicar tratamientos que no creen una película sobre el material y que sea de fácil mantenimiento.

Celosías para el frente de la casa

A la madera también la podemos ver en forma de celosía en los frentes de las casas. Muy común en las fachadas modernas, se conforman de listones verticales, aportan valor estético y protegen de los rayos del Sol y las miradas ajenas. 

Paneles de hormigón

Otro tipo de fachadas modernas, que son portadoras de gran identidad, son aquellas que se diseñan con paneles de hormigón prefabricado armados con acero.

Esta opción, es muy recomendada por arquitectos, ya que permite distintos tipos de acabados. Además son fáciles de instalar, multicapa, y homogéneas.

Ventajas del hormigón

Existen tres tipos de hormigón que se puede colocar en las fachadas. En ese sentido, nos referimos al hormigón arquitectónico, hormigón armado y las placas alveolares.

Las fachadas modernas de hormigón tienen grandes ventajas. Son prácticas, ya que permiten distintos tipos de acabados, fáciles de instalar, multicapa, y homogéneas. Se pueden combinar con otros materiales como madera, acero o aluminio.

Estilos de fachadas

Y si de estilos se trata… en el moderno, brutalista y minimalista el hormigón es fundamental. También lo es si lo que se quiere lograr es una fachada del tipo industrial.

Por otro lado, un material que también acompaña al diseño de la fachada es el cristal. 

Fachadas abiertas

Dentro de la arquitectura  moderna, el vidrio es un material fundamental. Lo vemos en las aberturas y en algunas propuestas forma parte de extensas y amplias paredes vidriadas. Muy habitual en las fachadas abiertas, que se abren por medio de varias ventanas y puertas al exterior, son grandes aislantes acústicos y térmicos.

Fachadas cerradas o sin aberturas

Otras propuestas de fachadas modernas son aquellas cerradas, casi o completamente, que no tienen ningún tipo de conexión con la calle, salvo por la puerta de entrada. En esos casos, ese elemento puede o no integral algunos detalles de cristal. 

Por lo general, los diseños cerrados, se abren, sin prejuicios, en su fachada posterior mediante grandes ventanas o paredes vidriadas.

Aberturas: ¿0, 1, cuántas?

Como mencionamos, una fachada puede ser abierta o cerrada y eso lo determina la cantidad y forma de aberturas que presenta.

Las ventanas y puertas, con sus formas, son innatas portadoras de estilo. Añaden dinamismo y movimiento al frente de una casa y son el contacto con el exterior. Las del tipo alargado y cerrado, ya sea en posición vertical u horizontal, son propias de las fachadas modernas.

Fachadas de casas modernas de una planta

Las fachadas de casas modernas de una planta pueden ser cerradas hacia el interior e incluir celosías de hormigón para dejar el paso de la luz. Por lo general, se desarrollan en un volumen horizontal que se extiende a la largo del terreno. Para cortar la uniformidad, en los extremos pueden incluirse volúmenes en vertical. Las fachadas modernas suelen presentar materiales en bruto vistos y marcar con los elementos estructurales, los elementos que conforman las mismas.

Fachadas modernas de casas de dos plantas

En las fachadas modernas de casas de dos plantas el juego de volúmenes es una constante. El tener dos plantas amplía las posibilidades del diseño y la combinación de volúmenes y materiales. Los contrastes que se generan con elementos acabados en pintura y los elementos acabados en materiales visto contrastan armónicamente.

Los balcones son elementos que aportan perspectiva y dinamismo. Los volúmenes en vertical o sólo dividen espacios, sino que apoyan el lenguaje del diseño.

Fachadas modernas de casas pequeñas

En las fachadas modernas de casas pequeñas se pueden jugar con distintos elementos que acompañan el diseño. Una puerta con ventana fija de cristal o aberturas alargadas pueden aportar personalidad. El color es importante; los neutros como blanco y negro nunca fallan y ayudan a ampliarla. Los elementos horizontales tienen un valor estético importante y al desarrollarse en un planta, enmarcan el proyecto.

Diseño de iluminación

El diseño de iluminación complementa el estilo de una fachada y además aporta seguridad a la propiedad. Cada fuente de iluminación debe jerarquizar los distintos elementos arquitectónicos de forma funcional e integral. Y algo muy importante: eficiente. Por lo tanto, se recomienda escoger productos Led, que sean ahorradores.

Integración con el entorno

Un jardín con diseño o bien cuidado también mejora y acompaña el frente de las casas. Puede anteponer la puerta de entrada, añadir un camino con arbustos y árboles. Integrarse al entorno significa utilizar los elementos que éste aporta de una manera natural. Ya sea a través de materiales o con formas y texturas, los proyectos que se integran al contexto suelen ser armónicos.

Recomendado: 19 casas pequeñas con fachadas espectaculares que tenías que ver

¿Qué fachadas de casas modernas te gustan más?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!