Metamorfosis arquitectònica: viejo espacio/nuevo uso: Cocinas de estilo moderno por LEBEL

Barra desayunadora en la cocina, todos queremos una

Mariana Belisario Blaksley Mariana Belisario Blaksley
Loading admin actions …

En la cocinas independientes de antaño, nunca faltaba una mesa donde sentarnos a desayunar. Los tiempos han cambiado, las cocinas también, pero es espacio que llamábamos desayunador o comedor de diario no ha perdido su encanto ni practicidad. Son muy pocos los afortunados que no están a las corridas todas las mañanas entre semana. Muy especialmente cuando hay chicos en casa y por un lado los padres tienen que llegar al trabajo y ellos al jardín o al colegio, el desayuno es un momento en el que prelan la rapidez y la eficiencia. Así que para mañanas más expeditas, una barra desayunadora en la cocina puede ser una solución más que efectiva.

Los diseñadores de cocinas recomiendan las barras desayunadoras más que mesas independientes, debido a lo fácil que es, aprovechando la estructura de una isla o mesada, crear esta superficie adicional. No solamente es más estética, sino también más recomendable en términos espaciales, pudiendo incluso decantarnos por opciones rebatibles o plegables.

En cocinas integradas, la barra desayunadora puede tener más que la función de convertirse en el comedor de diario. Durante las comidas organizadas en casa, puede ser un espacio que incluso funcione como bar, en el que nuestros familiares o invitados puedan sentarse cómodamente a tomar un trago o una copa de vino, mientras ultimamos los preparativos de la comida. En departamentos y casas chicos, la barra desayunadora puede hacer las veces de comedor, directamente, fundiendo ambos ambientes en uno.

Sea cual sea la circunstancia, la barra desayunadora es, como la isla, una fantástica adición a la cocina, que contribuirá con superficie de trabajo adicional cuando cocinamos y espacio para comer cuando sea necesario. Nos facilitará la vida sobretodo a las mañanas, evitándonos viajes de la cocina a la mesa de comedor y viceversa, ayudándonos a simplificar el desayuno y la limpieza. Además se presenta como un pequeño espacio más informal e íntimo, donde podamos disfrutar de ese café mañanero sin hacer demasiados aspavientos. La barra desayunadora es de esos elementos que una vez que tenemos en casa, se vuelven imprescindibles, así que vale la pena considerarla como nuestros próximo proyecto en la cocina, si es que aún no tenemos una. 

Cocinas con barra

Loft en Martinez: Comedores de estilo moderno por Fainzilber Arqts.
Fainzilber Arqts.

Loft en Martinez

Fainzilber Arqts.

Típicas de departamentos tipo loft, las cocinas con barra encarnan todo lo que hay de canchero, en este tipo de espacios de corte industrial o no. Las asociamos más que como un espacio donde engullir a toda velocidad unas tostadas y una taza de café, mientras corremos mirando el reloj, a un lugar en el que se organizan comidas sofisticadas, pero descontracturadas, con mucha onda. Todo el mundo sabe, que la cocina es un ambiente con un carisma especial a la hora de organizar reuniones en casa y la barra desayunadora no hace más que reconocer esta circunstancia, sacándole el mayor partido posible. 

Barra desayunadora

Todo lo que hemos dicho con anterioridad nos pinta una imagen mental ayudada por las fotografías, pero ¿qué es exactamente una barra desayunadora y por qué se llama así? Es una estructura coronada con una superficie plana, que funciona como mesa para poder comer en ella. La llamamos desayunadora porque el desayuna es la clásica comida que resulta más sencillo hacer en la cocina, en lugar del comedor. Las cocinas con barra desayunadora a menudo incorporan ésta a la isla o a alguna mesada. Generalmente la barra desayunadora tiene una altura superior a la de una mesa común y por ende las sillas que deberemos utilizar también deberán ser más altas. Pensemos en la barra de un bar y adaptémosla a nuestra cocina.

Medidas de la barra desayunadora

Las medidas de la barra desayunadora dependerán en gran medida del metraje que tengamos libre en la cocina, la distribución y si hay o no una isla en la cual podamos incorporar la barra.También dependerá del número de personas que vayan a estar sentadas al mismo tiempo. Una barra para dos personas, debe medir al menos 70 cm x 70 cm o de lo contrario no podrían comer al mismo tiempo. Si la barra se crea de una extensión del tope de la isla o mesada de la cocina, tendremos que dejar al menos 40 cm de espacio para las piernas. 

Altura de la barra desayunadora

Casa zona sur: Cocinas de estilo industrial por En bruto
En bruto

Casa zona sur

En bruto

La altura de la barra desayunadora puede variar. Puede ser la del alto de una mesa, es decir unos 75 cm, con lo cual podríamos usar sillas de entre 40 cm o 45 cm de altura. La otra opción es la altura de una barra de bar, o 106 cm, con lo cual la altura de las sillas pasaría a ser de unos 75 cm de alto. Sea cual sea la altura de la barra, es recomendable utilizar sillas de respaldos bajos o taburetes o bancos sin respaldo, ya que estos modelos nos dan la posibilidad de ubicarlos abajo de la barra y sacarlos por completo del paso, en un ambiente de mucha actividad como lo es la cocina. Esto favorece el tránsito y el orden, ya que las sillas desaparecen mientras no se están usando. 

Barra desayunadora para cocinas grandes

En las cocinas más grandes, podemos darnos el lujo de incorporar barras desayunadoras no sólo más largas y anchas, sino también con sillas de los dos lados, creando prácticamente un comedor para seis o más dentro de este ambiente. También nos da la posibilidad de derivar la barra de manera perpendicular de la mesada de la cocina o isla, creando una estructura en L. Estas opciones dependerán más que nada de la distribución de la cocina. 

Barra desayunadora para cocinas chicas

Piso en Palermo · Paula Herrero | Arquitectura: Cocinas de estilo moderno por Paula Herrero | Arquitectura
Paula Herrero | Arquitectura

Piso en Palermo · Paula Herrero | Arquitectura

Paula Herrero | Arquitectura

Si la cocina es chica, una barra pegada a la pared puede ser la opción más eficiente para aprovechar mejor cada centímetro. Nuevamente enfatizamos la necesidad de elegir sillas tipo bar que puedan desaparecer bajo la barra sin estorbar cuando no las esté usando nadie. En cocinas chicas, la barra desyunadora se convertirá además en un espacio en el que podemos ubicar objetos que no nos caben en otro lado y por supuesto, será utilizada como superficie de trabajo para tareas relacionadas con la cocina, como amasar, mezclar o cortar. 

Barra desayunadora de mármol

El mármol es un lindísimo material para una barra desayunadora, que le dará mucha sofisticación a la cocina y un encanto clásico y atemporal. Hay que tener en cuenta, eso sí, que se trata de un mineral poroso y que hay que sellarlo y pulirlo con regularidad o puede mancharse si se salpica con salsa u otros líquidos. En otras palabras, es una opción lujosísima, pero también muy delicada.

Barra desayunadora de cemento pulido

Casa El Faro 01.   Carmelo, Uruguay: Casas de estilo moderno por TC Estudio
TC Estudio

Casa El Faro 01. Carmelo, Uruguay

TC Estudio

El cemento pulido es un material más resistente, que aguanta altas temperaturas y golpes, pero puede agrietarse si no fue perfectamente tratado, por efecto de los cambios de temperatura y la humedad. Es muy lavable, lo cual lo convierte en una opción cómoda para la barra desayunadora de la cocina. 

Barra desayunadora de madera

La madera es un lindísimo material para todo lo que sea mesas, mesadas o barras. Sin demasiado tratamiento le dará a la cocina una impronta rústica y bien pulida aportará calidez y nobleza. Se trata de un material que hay que cuidar, así que sin ser exactamente de alto mantenimiento, tampoco es una superficie tan recia como el granito, por ejemplo. 

Barra desayunadora de silestone

El silestone es la respuesta de la tecnología a los topes de cocina. En las barras desayunadoras, el silestone resulta resistente a cambios de temperaturas, humedad e impactos. Es súper lavable, difícilmente se raye y viene en multitud de colores para elegir. No es la opción más barata que hay en el mercado, pero no se puede tener todo. 

Barra desayunadora de granito

El granito es una opción híper resistente que no se encuentra ni entre las más económicas, ni entre las más costosas. Es una piedra menos porosa que el granito, que requiere menos mantenimiento y es bastante más dura. De hecho, en la barra desayunadora, el problema del granito puede ser justamente el contrario, al menor impacto de la vajilla y la cristalería con esta superficie, seguramente nos encontraremos con un montón de vidrios rotos. Su aspecto granulado y la riqueza de sus vetas le aporta textura a la cocina. 

Barra desayunadora de hormigón

El hormigón es otra opción muy recomendable, especialmente en casas de arquitectura contemporánea que creen muebles que partan de las paredes, hechos en este material. Mucho más resistente que el cemento pulido, le dará a la barra desayunadora un aspecto más áspero e industrial, muy canchero, por cierto. 

No dejen de leer Barras e islas en la cocina: Un lujo práctico.

¿Ya decidiste qué tipo de barra desayunadora vas a querer para tu cocina?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!