Solicitá cotización

Número incorrecto. Por favor, verifica el código de área, prefijo y número de teléfono.
Al hacer click en 'Enviar' confirmás que he leído los Política de protección de datos y aceptado que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Podrás cancelar tu consentimiento enviándonos un email a privacy@homify.com con efecto a futuro

Pensada para disfrutar

Mariela Giaquini Mariela Giaquini
Loading admin actions …

En el libro de hoy nos toca hablar sobre una vivienda unifamiliar de fin de semana ubicada en Mercedes, Buenos Aires. De la mano de la arquitecta Jorgelina Alvarez vamos a recorrer los diferentes espacios de esta casa maravillosa que con gran modestia cumplió con los requerimientos que el comitente exigía. La premisa fue conseguir un diseño lo suficientemente flexible como para recibir visitas de amigos y familiares cómodamente disfrutando de ambientes amplios y luminosos. Es por ello que las habitaciones de uso público y social son despojadas, sin divisiones y se vuelcan hacia el exterior a través de los grandes aventanamientos que integran los espacios interiores con los exteriores.

Una fachada moderna y austera

Tal como lo muestra la imagen, morfológicamente se buscó trabajar con volúmenes puros y simples tratados cada uno individualmente pero, que a su vez, respondieran al diseño integral. Se trata de una fachada austera pero muy expresiva gracias al fabuloso manejo del color, la luz y la piedra. Ésta última, ocupa un lugar fundamental en el proyecto, no solo en exteriores sino también en el interior. 

El ingreso

Una especie de pórtico enmarca la puerta de entrada definido por un gran volumen que se diferencia en altura de los demás. La puerta de madera cobra protagonismo gracias al diseño de la iluminación que acompaña el recorrido hasta llegar a destino. 

Los grandes paños vidriados sin columnas intermedias logran continuidad visual desde el interior. Para ello, se realizaron vigas de hormigón invertidas, combinando mampostería de ladrillo hueco portante con estructura de hormigón.

La piedra

Como dijimos anteriormente, el uso de la piedra en esta casa cobra verdadera importancia al descubrir que forma parte del lenguaje mismo del espacio. Aquí la piedra tiene un efecto escenográfico en el hall de ingreso, es la primera impresión que nos llevamos al entrar y la última al salir. Sin la necesidad de muebles ni cuadros, este muro tan elegante es suficiente para probocar un gran interés al comenzar el recorrido.

El interior

Una vez que ingresamos, seguimos un poco más y ya nos encontramos en el corazón de la casa. Como vemos es una vivienda de planta única de 140 m2 construidos, que cuenta con cocina, comedor, estar, baño y dormitorio. A pesar de tratarse de un gran espacio despojado, casi minimalista; para las terminaciones se utilizaron materiales nobles, contrastando madera de cedro y piedra de cantera natural.

El sistema de calefacción es mediante piso radiante, lo cual brinda un gran confort en el interior del ambiente.

La cocina

Aquí podemos ver en mayor detalle, el diseño de la cocina. Los muebles blancos en las alacenas y bajomesadas generan gran amplitud visual. La isla central organiza el espacio brindando un espacio más donde disfrutar de un rico desayuno.

Grandes detalles

Esta casa muy prolija por fuera, esconde algunos secretos que no queremos dejar de mencionar. La cubierta es de chapa acanalada, tiene pendiente a un agua y las bajadas pluviales se conectan a rejillas de piso a través de cañerías de PVC enterradas. Las bajadas se disimularon en los plenos, parecen volúmenes desfasados del filo de mampostería exterior y revestidos en piedra natural. Por otro lado, la refrigeración es a través de equipos de aire acondicionado, cuyos desagües y equipos exteriores también han sido especialmente escondidos.

Si te gustó este proyecto, te recomiendo el libro Una obra de arte en madera…

¿Te gustó este libro?
Casas de estilo  por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!