Construir con paja: ¡Una opción exótica y económica!

Jerónimo Moretti Jerónimo Moretti
Loading admin actions …

Los fardos de paja pueden resultarnos un material de construcción extraño. Lo asociamos más con el alimento para caballos que con la arquitectura. Sin embargo, hoy en día la bioconstrucción está en boga y se aprovechan todos los recursos naturales para la construir las llamadas casas ecológicas.

Los fardos para hogares son diseñados de forma que puedan encajarse entre ellos como si fueran una pieza Lego. De esa manera se forman las paredes. Además, los fardos de paja tienen huecos que sirven para estabilizar las conexiones y pasar cables y tubería. ¡Increíble!

Otra característica muy importante es que los fardos son resistentes al fuego y poseen una gran capacidad de aislamiento térmico. Aunque no se pueda creer…  

Además cada bloque puede capturar unos 25 kilos de Carbono del ambiente y se disminuye el CO2 que se utiliza en las construcciones convencionales.

Este tipo de construcción comenzó en California, Estados Unidos, alrededor de 1880. En ese momento era simplemente un sistema constructivo económico, pero desde hace un par de décadas pasó a estar en la mira de quienes buscan, además, una construcción ecológica y confortable.

Tal vez sea el turno de que nuestra próxima casa esté hecha con fardos de paja, ¿no?

Una nueva moda ecológica que mira al pasado

Jardines de estilo topical por Junco africano
Junco africano

Pérgola de junco africano

Junco africano

En el cuento de Los Tres Chanchitos, el cerdito más vago y dicharachero construyó su casa de paja, la primera que voltea el lobo de un soplido. 

En la realidad, el cerdito vago hubiese sido el que mejor la hubiese pasado por elegir una casa hecha con fardo de paja. ¿Quién lo diría?

Es que el sentido común indica que la paja es un material para casas pobres y mal construidas, algo que es totalmente falso. De hecho, no es ninguna novedad construir muros apilando fardos. 

Parece que los sumerios y egipcios ya practicaban esta técnica con éxito, y hay sospechas de lo mismo en restos de civilizaciones homínidas de hace más de 10.000 años. En Alemania, se construyen casas de paja hace 400 años. En la América precolombina, las casas indígenas eran aisladas en el invierno con paja suelta entre el revestimiento interior y cubierta exterior. En Estados Unidos, el primer uso documentado de pacas de heno en la construcción de una escuela de Nebraska fue entre los años 1896 y 1897.

Como vemos, el uso de fardos de paja más que una novedad es un resurgimiento.

Los beneficios para la salud

Una casa construida con fardos de paja renueva el aire a través de sus muros. Este proceso se realiza de forma muy lenta pero constante a lo largo del día como si se tratara de una piel gruesa que respira. De ese modo, se equilibra el exceso de sequedad o humedad interior.

Por eso, se obtienen ambientes secos y sanos, factor indispensable para evitar contaminantes biológicos como bacterias, hongos, mohos y algas, que proliferan en ambientes húmedos así como otros elementos alergénicos.

Costos

Por lo económico del material y la sencillez de la construcción en comparación con los edificios convencionales, la casa hecha con paja resulta ser más económica que una convencional.

Además, la relativa sencillez de las estructuras permite en buena medida un alto grado de autoconstrucción.

Ventajas técnicas

Mucha gente piensa que, dado lo aparentemente endeble de la paja, una casa fabricada con este material tendrá una durabilidad reducida. 

Nada más lejano: varias de las casas construidas hace muchísimos años, cuando se empezó a aplicar esta técnica, siguen aún en pie y ya superaron los 100 años de vida útil y en buen estado.

Mantenimiento

He aquí una de las desventajas de construir con fardos de paja: el mantenimiento. A diferencia de los hogares modernos, las estructuras de paja requieren un mantenimiento regular. 

¿Por qué? Porque este tipo de casas necesitan una capa de yeso en el exterior para mantener el agua fuera. Esta capa debe ser mantenida para que el agua no penetre en nuestro hogar. Por otro lado, ek cemento es más conveniente y conlleva bajo mantenimiento, pero puede causar problemas de humedad una vez que se rompe.

Otros materiales naturales para construir casas

Además de los fardos de paja, existen otros materiales para construir una casa ecológica. 

Por ejemplo, el bambú es una planta muy fuerte que se utiliza desde hace mucho tiempo para la construcción de viviendas, muebles, herramientas y edificios grandes,

Y no nos olvidemos de la tierra, que existe en cualquier lugar del mundo y por lo mismo se aprovecha de diversas maneras para la construcción.

La madera, por su parte, es un material renovable y sostenible, aunque ver construcciones de madera nos haga pensar en la deforestación. Pero lo cierto es que con una buena gestión de bosques vírgenes, se podría aprovechar este material natural y no tóxico.

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!