Las maneras más efectivas de limpiar tu pileta

Jerónimo Moretti Jerónimo Moretti
Loading admin actions …

En épocas de calor, nada mejor que una pileta en casa para zambullirse o simplemente sentarse junto a ella, en una reposera y con una bebida en la mano. La pileta es además punto de encuentro, lugar de diversión, centro de casi todas las actividades veraniegas. 

Pero hay que limpiarla. Y mantenerla limpia. Primero por una cuestión de higiene. Segundo por una cuestión estética. 

La podemos limpiar con un limpiafondos manual o uno automático, también hay que retirar tanto el polvo  como las hojas secas, y los insectos y básicamente todo lo que haya podido caer al agua.

La limpieza se realiza cuando vemos que la piscina está sucia, aunque de forma general se recomienda realizar una limpieza al menos una vez a la semana. De esa forma, además de que nuestra piscina muestre un aspecto limpio, evitaremos la formación de microorganismos que puedan contaminar o infectar el agua.

¿Por qué hay que limpiar el agua?

Como señalamos recién, el agua limpia de una piscina es un requerimiento básico para que podamos meternos en ella. Es cierto que es agua y que la gente se mete al mar aunque está sucio, y que… Cierto, cierto, pero ahora estamos hablando de agua de pileta, que está estancada y que por eso acumula gérmenes como si fuera un balde sin lavar. 

Por eso, el agua de la piscina debe tratarse regularmente para mantener un aspecto cristalino y saludable. Es un fundamental desinfectar la piscina semanalmente o cada dos semanas, y mantener el filtro de la piscina, la zona circundante a la piscina y las propiedades químicas del agua.

Limpiar con cloro

El cloro es de suma importancia ya que elimina los microorganismos que producen enfermedades y permite mantener clara el agua de la pileta durante mucho tiempo.

La cantidad recomendable de cloro es una dosis inicial 200 gramos cada 10.000 litros de agua. Pero atención: si la pileta es pintada es necesario usar cloro instantáneo o en pastillas para que no decolore la pintura. En cambio, si la pileta es revestida se puede usar cualquier tipo de cloro.

Tengamos en cuenta que el cloro por sí solo no limpiará la pileta pero si la mantendrá salubre. 

Si por las vacaciones o lo que fuera dejamos sola la pileta por varios días,  se deja una boya con pastillas de disolución lenta que duran una semana. En el invierno esas mismas pastillas pueden durar cerca de un mes.

Un último consejo con respecto al cloro: controlemos el PH, simplemente porque con valores entre 7,2 y 7,6 el cloro trabaja con mayor eficacia.

Oxígeno activo

Una solución alternativa al método tradicional de cloración es utilizar oxígeno activo. 

Inoloro, incoloro e inocuo,  el oxígeno activo además no irrita los ojos ni la piel ni nos deja amarillo el pelo. Y al ser menos agresivo no desgasta los materiales. Una maravilla.

Como si fuera poco, el oxígeno activo no tiene los riesgos que implica la utilización incorrecta del cloro, que puede afectar la salud y el medio ambiente. 

Bromo

PILETA ZONA SUR: Piletas de estilo moderno por E-PROYECT
E-PROYECT

PILETA ZONA SUR

E-PROYECT

Al igual que el cloro, el bromo es perfecto para desinfectar el agua de las piletas. Se trata de un oxidante que actúa sobre bacterias, virus, hongos, y en general cualquier bicho o suciedad orgánica.

Este maravilloso material se obtiene del agua del mar o de otras fuentes con alto contenido en sales. De hecho, el agua de mar contiene aproximadamente 65 gramos de bromo en forma de bromuros por cada metro cúbico de agua.

El bromo se recomienda especialmente para piletas cubiertas, spas e hidromasajes. ¿Por qué? Porque allí el agua aumenta su PH de manera exponencial por las condiciones ambientales y el uso intensivo. Hoy en día, cada vez más usuarios de piletas utilizan este método.

Ozono

¿De qué hablamos cuando hablamos de ozono? Muy sencillo: es un agente desinfectante efectivo que puede ser usado en piscinas, y que reemplaza al cloro y el bromo, los cuales, por muy buenos que sean, son productos químicos. 

Además, el ozono previene la formación de los bioproductos que contienen el cloro o el bromo. Es decir que elimina los productos no deseados que son formados por el cloro, y esto reduce los problemas respiratorios y los de irritación de los ojos. 

Este increíble producto le dará claridad y brillantez al agua, que sólo deberá ser reemplazada de vez en cuando y en menor cantidad. O sea que bien podría decirse que el ozono es amigable al medio ambiente.

Filtros

Dejamos uno de los puntos para más importantes para el final. El filtro de agua es una pieza clave para la limpieza de una pileta y la purificación del agua, y desempeña una tarea crucial para mantener el agua cristalina y apta para el baño. 

El filtro es nada más y nada menos que el responsable de eliminar las impurezas que sólo notamos cuando nuestra pileta perdió toda su belleza y su aspecto cristalino.

El funcionamiento del filtro permite que el agua sea succionada por la bomba y pase a un tanque o depósito que contiene un material especial de filtrado. Luego regresa a la piscina y completa su ciclo.

Eso sí: también deberemos limpiar el filtro. ¿Cuándo? Cuando el agua presente un aspecto no tan limpio.

En el caso de los filtros de arena, un buen indicador de que el filtro necesita pasar por el proceso de limpiado es el aumento de su presión. Para limpiarlo deberemos seguir las instrucciones del producto, que varías según la marca. En cuanto a los filtros de cartucho, la limpieza es sencilla: basta con extraer los cartuchos y utilizar chorros de agua para eliminar la suciedad acumulado.

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!