Estilo Escandinavo: belleza en tu hogar

Antonia T Antonia T
Google+
Loading admin actions …

Simple, bello, funcional, así es el estilo escandinavo, cuyo origen se sitúa en los países nórdicos y que comienza a visibilizarse a partir de los años 40 y 50. Tranquilizante y sereno, sumerge en atmósferas acogedoras donde las piezas de diseño, los colores y textiles juegan un rol principal. Y no es para menos ya que se base en las bellezas de las formas, las cuales se traducen en atractivas piezas cuya simpleza es verdaderamente hermosa. 

Diseñadores como Albar Aalto o Arne Jacobsen, son algunos de sus exponentes, los cuales han sido fuente de inspiración para cientos de fabricantes que han copiado o reeditado sus líneas rectas y puras.

Elegante y práctico, actualmente, el estilo escandinavo se ha hecho un culto y es una de las corrientes de la decoración más prudentes que se puedan encontrar. Sus colores y muebles se asocian con el bienestar y la relajación y son el soporte necesario para crear espacios cálidos y funcionales.

Características del estilo escandinavo

Paredes de estilo  por homify
homify

Piso Vinilo Flotante 100% resistente al agua

homify

Una de las claves del estilo escandinavo es la luz, debido a que en los países nórdicos, justamente, es uno de los recursos naturales de los que menos horas se dispone: el sol se esconde muy temprano. Por lo tanto, a la iluminación natural se le tiene que sacar el máximo provecho y la artificial, sin duda, debe multiplicarse. Es así como vemos colores claros en los que rebota la luz del sol y docenas de luminarias en toda la casa. 

En cuanto a materiales el estilo escandinavo se inspira en la naturaleza. En ese sentido, la madera es el material más utilizado. Sirve para acentuar el aspecto total white y la vemos sobre todo como protagonista en suelos, paredes, muebles y objetos. Para crear un contraste sutil se mezcla con materiales nobles como el metal, el cuero o mármol, sobre todo en objetos decorativos y accesorios.

El estilo escandinavo en la arquitectura

Inspiración para Living : Livings de estilo escandinavo por Vero Capotosto
Vero Capotosto

Inspiración para Living

Vero Capotosto

El estilo escandinavo en la arquitectura se inspira en el entorno nórdico. Los países del norte son famosos por su oscuridad, bajas temperaturas y abundante nieve. La geografía es montañosas y muy boscosas. Por lo tanto, no es sorprendente que muchos diseños escandinavos se hayan inspirado en formas orgánicas, materiales o patrones naturales. 

Para sobrevivir en tales condiciones inhóspitas, los escandinavos han desarrollado una fuerte inclinación práctica que aprovecha al máximo los recursos limitados y ofrece una solución viable y funcional. Hacia el interior los espacios deben ser cómodos y acogedores.

Materiales nobles

En la arquitectura nórdica lo orgánico es prioritario. Su musa es la naturaleza y el entorno la clave. También lo es la practicidad y el aprovechamiento al máximo de los espacios, que deben ser amplios o, al menos, transmitir esa sensación.

Las grandes aberturas y conexión de los espacios son muy importantes. Asimismo, materiales nobles como la madera combinan con notas más industriales propias del acero o el cristal.

Muebles de estilo escandinavo

Interiorismo: Oficinas y Tiendas de estilo  por SV Arq
SV Arq

Interiorismo

SV Arq

Los muebles de estilo escandinavo apelan a la funcionalidad y aún hoy mantienen su huella artesanal, pese a la industrialización. Practicidad e ingenio forman parte de un universo cálido y austero, que recuerda por momentos a la estética Bauhaus, la cual puede convivir en el mismo espacio con formas orgánicas y detalles futuristas. 

El diseño escandinavo es arte y sus piezas de mobiliario son uno de sus mejores exponentes. Son muebles buscan mejorar la vida de sus usuarios y son asequibles, ya que al igual que sucede con su sociedad lo que se busca es ser más incluyente.

Funcionalidad y estética

Las formas rectas, el encanto de la madera y de las superficies suaves y claras son regla básica. Las mesas apilables, para ahorrar espacio, la funcionalidad de los muebles Ikea y las piezas célebres de Albar Aalto, como sus sillas Egg y Drop, o la Swan, de Arne Jacobson son obras de arte, que han sido fuente de inspiración para cientos de generaciones de diseñadores.

Color blanco: imprescindible

Interiorismo: Oficinas y Tiendas de estilo  por SV Arq
SV Arq

Interiorismo

SV Arq

Los colores que se usan en el estilo escandinavo deber ser tonos claros, naturales, neutros y pasteles. El blanco es indispensable, en todas sus tonalidades. La intención es crear espacios con tonos fríos y cálidos. Es así como se ven tonalidades grises, con pinceladas de marrón, beige o negro azulado.

 El color pastel también es favorito. En combinación con negro, marrón obscuro o azul marino se obtienen resultados geniales.

Si querés leer más sobre este estilo, te recomendamos: Guía al estilo escandinavo

¿Cómo lograr un living de estilo escandinavo?

Y si hablamos de espacios, un buen lugar para ver reflejado el estilo escandinavo es en el living. En él crea un espacio brillante, atemporal, que no deja de lado la calidez. El objetivo es lograr la simplicidad y la relajación, la cual se alcanza por medio de combinaciones sencillas.

En ocasiones la madera aparece sola, en otras se asocia con el vidrio y el metal que añaden una nota moderna y elegante. El cobre y el latón no se quedan atrás y se emplean mucho en lámparas y demás objetos destinados a iluminar. También en pequeños accesorios decorativos como pueden ser llaves, bandejas o candelabros. 

En un living, colores como beige, rosa, marrón oscuro y claro, gris brillante y blanco perla no pueden faltar. Para darle más carácter el gris es indispensable y se puede ver en paredes, muebles o accesorios.

Suavidad y pulcritud

Ambientaciones de sus espacios : Hogar de estilo  por Cinza Design  Studio
Cinza Design  Studio

Ambientaciones de sus espacios

Cinza Design Studio

En el sillón, por ejemplo,  se puede colocar una piel, que también puede cubrir una silla del tipo Eames, en caso de que se trate de un living comedor. 

La delicadeza también se replica en pequeños objetos de madera, alfombras, almohadones con patrones gráficos y en muebles de líneas rectas.

Deco escandinava en el dormitorio

Inspiración para dormitorio: Dormitorios de estilo moderno por Vero Capotosto
Vero Capotosto

Inspiración para dormitorio

Vero Capotosto

El sentido de limpieza, que transmite el estilo escandinavo, es perfecto también para un dormitorio. Sobrio y refinado se traduce en piezas de mobiliario de líneas simples y rectas. Los detalles en tonos sutilmente más obscuros, contrastan en espacios diáfanos y confortables. 

También se puede adicionar algunos muebles como una banqueta de madera o una cómoda pero no hay que abusar. La habitación  se debe ver y sentir más amplia de lo que es en realidad. Por eso, un espejo tampoco puede faltar.

La importancia de los textiles

Lana de Oveja: Hogar de estilo  por CM Wool
CM Wool

Lana de Oveja

CM Wool

La cama debe ser cómoda y, preferentemente, amplia. En las paredes, la luminosidad se debe ver reflejada, por lo que los colores claros son básicos. Una lámpara también debe estar presente, lo mismo que un almohadón y un textil importante, si es de lana mucho mejor.

Delicadeza y belleza

Otros tips para una deco escandinava son aprovechar al máximo la luz natural y utilizar colores que sirvan para ampliarla, preferentemente claros. La madera es bienvenida en tonos naturales que aporten calidez. 

Los espacios, aunque sean pequeños, deben transmitir un efecto visual de amplitud. Por lo tanto, una máxima que no se debe olvidar: menos es más, al igual que el minimalismo, en el cual el diseño escandinavo también se inspira, no se debe dejar de lado la funcionalidad ni sacrificar lo estético. Lograr el equilibrio entre ambos es la regla a seguir.

Detalles originales propios del estilo escandinavo

La suavidad es regla y se apropia de textiles y ropa de cama. No es necesario demasiados objetos o piezas que quiten espacio, sólo las necesarias y algún que otro pequeño detalle.

La nota natural, no puede faltar

Finalmente, además de textiles o marcos en tonos claros, algo que tampoco puede estar ausente es la naturaleza. Si bien se traduce en muebles, colores y objetos también debe incluirse por medio de plantas y flores. Una pequeña maceta, por ejemplo, con un cactus es esencial. También lo es un florero lleno de flores ya sea para jerarquizar una mesa o para resaltar algún rincón en especial.

¿Te gusta el estilo escandinavo para tu hogar? 
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!