Tipos de cercos: ¿cómo elegir el cerramiento adecuado?

Antonia T Antonia T
Google+
Loading admin actions …

El cerramiento que elijamos para nuestra casa no sólo sirve para acotar los límites de la propiedad, dotarla en algunos casos de seguridad, privacidad, o añadir una cuota de estilo al exterior de la vivienda, también son una opción para enmarcar un jardín o resaltar algún espacio exterior.

Se puede elegir entre diferentes tipos de cercos de acuerdo a cada necesidad o estilo que se desee lograr. Los hay de madera, acero, aluminio entre muchas otras posibilidades. Los cercos para casas también se pueden combinar con piedra o cemento y llevar por qué no un cuidadoso trabajo de herrería.

Una idea natural y muy atractiva son los cierres perimetrales que se hacen con plantas. Existe una gran variedad de arbustos para cercos que se ven muy bien y reemplazan a las propuestas más convencionales hechas con madera. Por ejemplo, los cercos vivos, diseñados con bambú, son una tendencia ecológica que se está generalizando y es muy vistosa.

También se pueden escoger propuestas más clásicas, diseñadas con listones de madera, metal o una combinación de ambos. Este tipo de cerramientos para casas es fácil de lograr. Añade una nota tradicional a la fachada de una casa y se ve genial si se busca ideas de cercas para jardín.

Cercos para casas modernas

Entre los tipos de cercos perimetrales modernos se encuentran las cercas de madera o metálicas. Según el diseño, si son de madera, pueden ser minimalistas y emplear colores más obscuros y elegantes, como el negro, o conservar el tono cálido del cedro, lo que agrega una cuota más rústica y calidad al frente de una casa.

Otras opciones de tipos de cercos pueden incluir paredes de hormigón sólido o un mix de ladrillo con metal, esta es una buena alternativa si lo que se quiere es ganar privacidad y darle un aire más industrial a la fachada. También se puede emplear paneles de vidrio esmerilado, pero su costo es mucho más elevado y deben tener un frecuente mantenimiento para que se vean limpios, además de que el vidrio puede romperse por lo que es recomendable que sea templado o que cuente con una película protectora.

Una forma de cerramiento para casa que es muy original es usar gaviones. Los gaviones son muy utilizados en la ingeniería de caminos para contener laderas o crear cercos de seguridad. Consisten en unas cajas de malla de acero galvanizado rellenas de piedras. Se pueden elegir rocas de todo tipo, pero las de piedras de río son frecuentes. Eligiendo piedras de colores llamativos se puede obtener un resultado genial.

Cercos de madera

Vista exterior: Casas de estilo clásico por moarqs
moarqs

Vista exterior

moarqs

Las cercas de madera son frecuentes para limitar un jardín y el frente de una casa.  Las cercas enanas, con postes de madera en vertical y puntas redondeadas, se emplean en la mayoría de las viviendas que disponen de un terreno libre delantero. Esta solución es muy flexible; combina con casi todos los estilos arquitectónicos y se puede pintar de diferentes colores o tener un barniz para proteger la madera y dejarla vista.

Una clave para mantener estos tipos de cercos y que luzcan como nuevos es elegir una madera que sea resistente en exteriores como es el pino, incienso o eucalipto. Además, deben llevar un mantenimiento regular. Para saber si la madera necesita mantenimiento se debe derramar un par de gotas en alguna de las piezas. Si el agua desaparece después de 15 minutos es tiempo de aplicar un protector que puede ser transparente o cubriente, como son los esmaltes, ya sea brillantes o mate. Una alternativa a la madera es utilizar deck sintético. Tiene la enorme ventaja de ser un material para intemperie pero que da la apariencia de madera. Hay en diferentes tonalidades y texturas. Son fáciles de instalar y no requieren de mantenimiento.

El clásico: las rejas o cercos metálicos

Las rejas o cercos metálicos son otra opción muy vistosa para delimitar una propiedad. Ya sea en su versión más tradicional, como son las rejas, a aquellas propuestas más modernas que incluyen paneles de acero. Ambos se pueden combinar fácilmente con otros materiales como la madera o el cristal.

Cabe destacar que las dimensiones de un cerco de madera, de metal o cualquier otro material depende de las necesidades de los usuarios. Por ejemplo, si tiene un fin estético pueden ser bajas y medir entre 50 o 70 centímetros. Si se prefiere ganar privacidad, pueden convertirse en verdaderas murallas de hasta 2 metros de altura. Hay que tener en cuenta, además, que entre más alto sea el cerco se requerirá de una mayor estructuración par mantenerlo en pie.

Hay que poner atención al mantenimiento de este tipo de cerramientos pues al estar al aire libre tienden a oxidarse. Lo ideal es darles una mano de pintura una vez por año o si se quiere dejar el tono natural del hierro, colocar un sellador.

Si se necesita dar mayor solidez al límite del solar se pueden utilizar piedras, ladrillos o paneles de hormigón prefabricado. Los cercos pétreos son una opción también muy accesible y tienen la ventaja de brindar una mayor seguridad.

Para un estilo rústico las piedras son lo más utilizado, mientras que lo clásico sería usar ladrillo o block. La ventaja del block es que puede dejarse aparente o darle cualquier tipo de acabado una vez repellado. Los prefabricados tienen la ventaja de ser de fácil y rápida colocación y no precisan de mantenimiento.

Marcar los límites con cercos vivos

Anteproyecto Jardín Ferrarons:  de estilo  por Dhena CONSTRUCCION DE JARDINES
Dhena CONSTRUCCION DE JARDINES

Anteproyecto Jardín Ferrarons

Dhena CONSTRUCCION DE JARDINES

Los cercos vivos son opciones naturales que sirven para cerrar un terreno de manera muy práctica. Son una barrera tanto visual como sonora y ofrecen varias ventajas bioclimáticas y estéticas. Se pueden diseñar integrando diferentes especies y sus dimensiones pueden variar, generando diferentes capas.

Los arbustos para cercos deben tener un follaje compacto como puede ser el cupressus o la ligustrina. También se pueden incluir variedades aromáticas como el romero o la lavanda.

Si se quiere cerrar un terreno y no se dispone de demasiado tiempo, una buena opción es el bambú, que es una de las plantas para cercos perimetrales de rápido crecimiento más utilizadas. Con él se pueden crear verdaderas vallas impenetrables.

Independientemente de la variedad que se elija, se deben tener en cuenta algunas consideraciones como el tipo de suelo, exposición al sol, frecuencia de riego y factores climáticos. Además, hay que considerar si las plantas que se eligen son de temporada pues pueden perder follaje en invierno.

En los cercos vivos el mantenimiento es muy importante y, según la especie, deben recibir podas de sanidad para eliminar todo aquello que no deje crecer al arbusto,  dar forma y así poder conservar la barrera natural de forma saludable. Es recomendable que se les de mantenimiento con una frecuencia de tres a cuatro veces al año.

Es aconsejable consultar a un paisajista para que recomiende no sólo la mejor especie para crear el cerramiento, sino para diseñar el cerco con base en el contexto en el cuál se piensa generar.

Ideas para cierres perimetrales económicos

Casa TSI 1: Casas de estilo moderno por ELVARQUITECTOS
ELVARQUITECTOS

Casa TSI 1

ELVARQUITECTOS

Por otro lado, si se dispone de poco presupuesto se puede optar por postes y polines de madera y dar un aire rústico, tipo cabaña. En cambio, si no hay mucho dinero para invertir, se puede hacer un cierre perimetral económico utilizando palets de madera. Otra posibilidad de tipos de cercos es utilizar una malla de acero galvanizado y cubrir con una planta trepadora.

Recomendado:16 Cercos para tu jardin que tus vecinos van a querer copiar ya

¿Qué otro tipo de cerco se te ocurre para tu hogar?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!